None
Parejas: "Debemos estar contentos porque, en esta época, algunos rubros trabajaron bien"
ECONOMÍA EN CUARENTENA

Las ventas del Día del Padre cayeron 44,2% pero “trajeron algo de alivio” para el sector

Así lo informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).Por su parte, el presidente de Comercio e Industria Junín, Raúl Parejas, sostuvo: “Con lo que venimos viviendo se vendió bien. Se notó la gente en la calle y debemos estar contentos”.

Las ventas del Día del Padre cayeron 44,2% respecto de la misma fecha del año pasado y reflejaron la retracción general del consumo por el descenso en los ingresos de los hogares y la falta de circulación de gente por la cuarentena, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
“Con lo que venimos viviendo se vendió bien. Se notó la gente en la calle. No todos los rubros trabajaron de la misma forma, pero eso pasa siempre y debemos estar contentos porque, en esta época, algunos trabajaron bien”, afirmó a Democracia, el presidente de Comercio Industria Junín, Raúl Parejas.
“El que trabajó los feriados del lunes 15 y sábado 20 de junio va a pagar como corresponde el 100%. Además, la ley habla de días compensatorios que se irán dando dependiendo de la cantidad de empleados. Nosotros venimos diciendo que tiene que haber una colaboración entre empleador y empleado en tiempos de difíciles”, agregó.
Hoy “van abrir todos, porque el comercio necesita trabajar y estamos luchando para salir adelante en un tiempo muy duro”, afirmó.
Por su parte, el secretario del Sindicato de Empleados de Comercio, Federico Melo, sostuvo: “Si los locales abrieron el sábado feriado tienen que pagar doble ese día como dice la ley de contrato de trabajo. Además, si se trabajó más de 36 horas, se debe compensar el franco”.
“Generalmente, la compensación se debe hacer de corrido y existe la posibilidad de que se llegue a un acuerdo con el empleador para acordar un día de la semana. El lunes anterior fue feriado y se tiene que pagar el doble también si el empleado prestó labores”, subrayó.

“Con la situación que venimos viviendo por la cuarentena se vendió bien. Se notó gente".

“Trajeron algo de alivio”
"La caída es muy importante, la mayor que hemos tenido desde que tenemos estadística en CAME", dijo el vocero de la entidad, Pedro Cascales.
Según el relevamiento realizado por la CAME, "el consumo fue muy flojo por el descenso en los ingresos de los hogares y la falta de circulación de gente en la cuarentena; sólo 4,9% de los comercios pymes relevados finalizó la fecha con aumento, el 88,7% en baja".
"Igual, las pocas ventas registradas trajeron algo de alivio a los negocios vinculados a la celebración. Es posible que por la falta de encuentro de hijos con padres, los regalos se continúen comprando en los próximos días", señaló la CAME.
El ticket promedio de venta este año se ubicó en $1.400, un 40% por encima del 2019.
Cascales señaló que "la caída que registramos en CAME por las ventas del día del Padre fue bastante dispar, en el interior del país hubo ciertos lugares que no fue tan importante la caída, y hay que considerar que hubo dos provincias, Jujuy y Chaco, que decidieron postergar la celebración hasta el 12 de julio debido a que se establecieron medidas estrictas para limitar la circulación de personas y el cierre de comercios por el aumento de contagios, lo cual afectó también al indicador".
"Evidentemente la caída de las ventas de AMBA impactó fuerte en que el número sea bajo, 44,2%. Si se toman las caídas que veníamos teniendo en mayo que superaban el 50% o bajas en marroquinería, calzado e indumentaria cercanas a 70%, estos números son mejores de lo que veníamos experimentando pero obviamente lejos de la situación de normalidad que permita a un comercio mantenerse a flote", consideró.
Subrayó que "solamente 5% de los comercios tuvieron ventas superiores al año pasado y la mayoría de los comercios pymes de todo el país con este nivel no cubren sus costos fijos".
Los datos surgen del relevamiento realizado por la CAME entre el viernes por la tarde y el sábado por la noche en 750 comercios del país y reflejan además que "subió la venta online pero bajó en locales físicos".
La mala fecha se notó en que apenas el 4,9% de los comercios relevados tuvieron aumento en sus ventas; en cambio, el 87,8% finalizó con bajas y otro 7,3% se mantuvo sin variación.

"Las pocas ventas registradas trajeron algo de alivio a los negocios vinculados a la celebración".

Un común denominador en todos los rubros fue la baja variedad de productos por algunos problemas de abastecimiento, sobre todo se notó en celulares y artículos.
Los 9 grandes rubros relevados este año finalizaron la fecha con bajas anuales muy profundas: la mayor caída anual ocurrió en Calzado y Marroquinería donde las cantidades vendidas cayeron 56,4% y se expendieron modelos discontinuos, y productos de bajo valor como pantuflas.
El rubro con menor declive fue Herramientas y Artículos de ferretería, que tuvo una baja del 30,8% anual.
En ese caso, salieron mayormente herramientas eléctricas y algunos comercios realizaron sorteos para atraer compradores, pero en general los negocios del ramo señalan que el Día del Padre no viene bien ya desde hace algunos años.
En Indumentaria, las cantidades vendidas descendieron 48,7%, con mucha salida sobre la hora y algunos problemas de abastecimiento, sobre todo de mercadería de invierno; mientras que estuvo más activo el e-commerce de ese rubro, que comenzó ya desde una semana antes.
En Accesorios de computación, celulares y productos electrónicos las ventas cayeron un 45,7% anual.

COMENTARIOS