La caída de las ventas empeoró un panorama que ya era complejo en la ciudad.
La caída de las ventas empeoró un panorama que ya era complejo en la ciudad.
ESCENARIO CRÍTICO

Preocupación de las pymes por dificultades para afrontar el pago del aguinaldo

Un informe asegura que un 50% de las industrias no podrán abonarlo. Referentes locales aseguran que el escenario local es igualmente complicado y esperan asistencia.

La situación de las pymes y comercios de la ciudad no se diferencia del que afrontan otras cientos de miles a nivel nacional en este contexto de pandemia.
Muchas solicitaron la ayuda del Gobierno a través del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que abona parte del salario de empleados de empresas privadas y reduce las contribuciones patronales y esperan poder obtenerlo nuevamente.
Una de las preocupaciones, además de la estrepitosa caída de las ventas y las dificultades en el pago del salario a empleados, se presenta ante la imposibilidad para afrontar el aguinaldo de los trabajadores en tiempo y forma, y para ello piden asistencia.
Democracia dialogó con Raúl Parejas, presidente de Comercio e Industria, Guillermo Vega, presidente de Capynoba y Ricardo de la Fuente, empresario de nuestra ciudad.



Escenario complicado
Una encuesta de Industriales Pymes Argentinos (IPA), que se conoció recientemente, asegura que el 50% de las pequeñas industrias manifestó que no va a poder pagar el sueldo anual complementario (SAC) a sus empleados.
“La situación es muy complicada. Hay empresas que no estuvieron trabajando y otras lo hicieron con muchas dificultades. En nuestro caso, Indelplas está haciendo un esfuerzo muy grande”, destacó el empresario De la Fuente.
“En abril conseguimos permiso para fabricar máscaras faciales y eso ayudó a nuestra caja pero tenemos, por ejemplo, un cliente muy grande que hoy se está fundiendo y nos debe dinero”, indicó.
Destacó la tramitación de la ayuda del Gobierno que se materializó en muchas empresas: “Recibimos los ATP para sueldos de abril. Gestionamos una ayuda, sin especulación ni culpa. Es pedir ayuda para bancar a nuestra gente y hemos pagado suficientes aportes como para pedir una mano”.
Actualmente aseguró: “Estamos trabajando en el 75% de la capacidad productiva. Somos privilegiados. Veo gente que la está pasando realmente mal y hay mucho trabajo informal y es el que no está protegido”, explicó.
De la Fuente consideró que “a la mayoría de las empresas le va a costar horrores afrontar el aguinaldo. Creo que se debería proponer una Emergencia Ocupacional y planificar la salida de la cuarentena con el menor daño posible. Hay que buscar las estrategias”.
“Realmente estamos preocupados y hay mucha incertidumbre en lo que se ve con la suba de la emisión monetaria, que marca que vamos a una creciente inflación. La decisión política de no resolver la deuda, que nos lleva a una situación económica compleja y el deterioro de las instituciones, la manipulación de la justicia, entre otros”.
Por su parte, Guillermo Vega, presidente de Capynoba, coincidió en la difícil situación del sector acentuada “con los cierres a raíz de la pandemia, de los rubros a los que no se les permite la apertura o bien los últimos en abrir. No venden lo mismo ya que hoy la gente da más prioridad a los alimentos”.
Aseguró que “en indumentaria o industrias pesadas como metalúrgicas, la baja es muy importante, venden casi un 30% en comparación con las ventas que tenían”.
Si bien destacó que “algunas empresas recibieron ayuda, hay algunas como metalúrgicas en situación complicada para cubrir salarios, así como cargos fijos”.
Sobre el aguinaldo, consideró que “con la baja de las ventas, algunos van a poder pero para muchos otros va a ser muy complejo”.

Asistencia para el aguinaldo
Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), indicaron que están en contacto con el Gobierno no solo por los problemas para el pago de sueldos, sino también planificando el medio aguinaldo que se abona en julio.
Buscan que el Gobierno cubra el 100% tanto del aguinaldo como de los salarios regulares de junio para las empresas de menos de 40 empleados y no solo hasta el 50%, como está definido actualmente.
“El panorama viene complicado”, aseguró Raúl Parejas y destacó: “No sé qué pasará este mes, si recibiremos ayuda del gobierno, hasta hoy no hubo respuesta. Pero creo que si quieren que las pymes puedan cumplir con el aguinaldo, tendrían que volver a recibir una ayuda”.
Si bien consideró que “algunos rubros pudieron acomodarse, como el de la obra en construcción, las casas de electricidad, o las casas de comidas que más o menos se la rebuscan, hay muchos otros que están lejos de eso”.
Parejas aseguró que desconoce “cómo se va a poder afrontar el aguinaldo, incluso una pyme con diez empleados. No te puedo decir hoy qué va a pasar pero va a poner en problemas a varias pymes”, sugirió y destacó que muchos seguramente “buscarán realizar el pago en cuotas. El empleado ve cómo están las cosas y no se sorprende si se tiene que acordar una forma de pago”.
Asimismo destacó la ayuda para salarios: “El ATP sirvió mucho y fue la ayuda más completa a las pymes, muy bienvenida. No así los bancos, que no colaboran”.

Los rubros
Según la encuesta de IPA, a la aseveración de que el 50% de las pymes industriales no podrá pagar aguinaldos, se continúa con que un 22% de las empresas dijo que va a poder pagar el aguinaldo en cuotas y solamente un 16% expresó que lo va a pagar sin inconvenientes.
En tanto, el resto de la muestra sostuvo que va a considerar si puede pagarlo en cuotas, si es que consiguen el financiamiento para ello.
Según el titular del IPA, Daniel Rosato, el rubro metalúrgico es el más complicado entre el porcentaje de firmas que no va a poder pagar el sueldo anual complementario, según las respuestas del sondeo.
En este sector entran los fabricantes de bienes de capital, autopartistas y firmas vinculadas a la industria del petróleo y del gas que están más paralizadas.
“El textil es uno de los rubros que había arrancado bien este año y luego se cayó por la pandemia, con los comercios totalmente cerrados. Así como también los fabricantes de muebles, porque aún con mueblerías que abrieron en las últimas semanas, las ventas fueron prácticamente nulas”, explicó.
Desde la Cámara Argentina de Comercio (CAC) salieron a advertir que no están en condiciones de pagar los aguinaldos sin asistencia del Estado. “Entendemos que van a surgir medidas similares a las que se tomaron hasta el momento, porque el escenario no ha cambiado”, dijo el secretario general de la entidad, Mario Grinman.

COMENTARIOS