None
Pablo Torres, director de Empresa Grupo Junín.
GASTOS EN EL HOGAR

Nueve de cada diez familias asumieron más deudas durante la cuarentena

Un informe asegura que un 87,7% acumuló compromisos de pago en el inicio del aislamiento. Desde Gas Junín dijeron que la recaudación cayó entre un 30 y un 35% en este período y el cobro de tasas municipales durante abril registró una baja del 40%.

Las consecuencias económicas de la pandemia no solo impactan a nivel global sino también en el pequeño mundo de las familias que cada día deben hacer frente a los costos que insume seguir en pie en la difícil situación del país.
De hecho, según un informe elaborado por el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), el stock de endeudamiento de las familias creció 9,5% durante este mes de mayo, empujado por las deudas "no bancarias", que aumentaron un 25,9%, es decir que casi nueve de cada diez familias (87,7%) acumuló compromisos de pago durante la cuarentena.
Muchos de esos compromisos de cada hogar, como los servicios de luz, gas o tasas municipales, impuestos, cuentan con extensiones de vencimientos o bien con la certeza de que no se pueden cortar por demoras en el pago ante la situación excepcional, pero con la misma obligación de abonarlos.
Democracia consultó a las empresas Grupo Servicios Junín y Eden sobre los pagos de gas y electricidad, servicios esenciales y a la secretaría de Economía del municipio de Junín, respecto del pago de tasas.  

Baja en los pagos
“La gente en su mayoría, a pesar de los problemas y la situación actual, ha venido a pagar, pero se nota una baja mayor como se ha visto en otros servicios o tasas”, aseguró Pablo Torres, director de Gas Junín.
De hecho, afirmó que “la recaudación cayó en un 30% o un 35% en promedio. A partir de marzo se notó que muchos clientes no abonaron”.
Torres aclaró que más allá de la situación actual “no se puede cortar el servicio hasta 180 días de no abonar la factura o luego de tres facturas adeudadas, continuas o alternadas”.
Por su parte, la contadora Lorena Linguido, secretaria de Economía del Gobierno de Junín, indicó que “el municipio de Junín, en el mes de abril sufrió una baja en la recaudación a raíz de la pandemia que golpea fuertemente al mundo entero, de manera tal que la coparticipación provincial cayó un 60% y la recaudación municipal un 40%”. 
En ese sentido, Linguido destacó que se tomaron medidas de asistencia para los vecinos, lanzando el Programa de Ayuda, Asistencia y Sostenimiento Tributario a Contribuyentes en el marco del covid-19.
Por su parte desde Eden, si bien no precisaron si existe una baja en la recaudación, destacaron que hay un antes y un después para los usuarios.
“Naturalmente que la pandemia y la cuarentena han significado un antes y un después para todos los ciudadanos y la relación de Eden con sus usuarios no ha sido la excepción”, indicó Alejandro Biancosino, gerente comercial de la empresa.
“En estos dos meses, hemos detectado una aceleración fenomenal en la adopción de herramientas que ya habíamos presentado, como la App EDEN Móvil, la Sucursal Virtual y la factura digital. Nuestros usuarios han sabido aprovechar la seguridad y la comodidad de pagar desde el hogar, sin trasladarse con dinero en efectivo a bocas de pago”. 
A su vez destacó “el uso de estas herramientas y el compromiso y la voluntad de pago de nuestros usuarios, que se ha explicitado de este nuevo modo a través de nuevas interfases".

Más deudas
Según el informe, durante este mes de mayo, las deudas "bancarias" -créditos y pagos de tarjetas- sumaron $1.187.110 millones, mientras las "no bancarias" -préstamos de familiares y/o prestamistas, impuestos y expensas, entre otros- llegaron a $634 mil millones.
Esta deuda comprendió 12,1 millones de hogares por un monto total de $1.821.704 millones.
"La mitad de los hogares que quedaron endeudados durante la pandemia eran hogares sin historia de deuda. Es deuda que se toma en momentos de crisis", dijo Victoria Giarrizzo, directora del CERX.
En este sentido, el informe indica que el 49,5% de los hogares se endeudó consecuencia de la cuarentena y la pandemia, mientras que el 23% arrastraba compromisos asumidos con anterioridad.
El mayor porcentaje de nuevas deudas fueron las "no bancarias", que aumentaron un 25,9% producto de la mora en el pago de impuestos, servicios y deudas con familiares o amigos de modo que, frente a abril, cerca de 955 mil hogares se sumaron a los hogares endeudados.
Si bien durante este último mes la deuda bancaria subió solo un 2,4% y las ayudas del Estado y la flexibilización de la cuarentena hicieron que solo el 4,1% de los hogares argentinos tenga ingresos nulos, el 87,7% de las familias "quedó debiendo algo", sostuvo el informe.
"El crédito en Argentina siempre fue caro, por eso las familias son reticentes a tomarlo. Sin embargo, con la recesión en 2018 empezaron a aumentar los créditos personales que, si bien ahora ya dejaron de subir, no se están pudiendo pagar, por lo que empiezan a crecer los intereses y las moras que los tornan impagables", analizó Giarrizzo.
En promedio, cada familia adeudaba en mayo $ 150.686, monto que no incluye los costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento con los días en cuarentena y podrían incrementar en más de 50% ese stock. 
 


Tarjetas
Los problemas de pago también abarcan a las tarjetas de crédito. De hecho, muchos clientes se han visto  obligados a pagar el mínimo y refinanciar los saldos a tasas que van del 75% a 150%. 
Según los últimos datos del Banco Central (BCRA), la mora en el sistema financiero llegó a 4% en marzo pasado y representa el doble del ratio de 12 meses atrás. 
La calificadora de riesgo Moody's, en tanto, fue más allá y marcó un 4,5% de irregularidad del crédito en su última medición.
El Gobierno lanzó un plan que permitió, durante el mes de abril, a los usuarios de tarjetas de crédito que no pudieron abonar su saldo la opción de refinanciar el monto en nueve cuotas y con un período de tres meses de gracia.

COMENTARIOS