El campo, satisfecho con los rindes y con buenas expectativas para la siembra de trigo.
El campo, satisfecho con los rindes y con buenas expectativas para la siembra de trigo.
CAMPAÑA AGRÍCOLA

En Junín la cosecha de soja finaliza con buenos rindes pero lejos de lo esperado

"No son rendimientos superlativos, pero son lógicos. Había una creencia de que iban a rendir más, pero en algunos lugares afectó la sequía", afirmó a Democracia Gustavo Frederking, presidente de la Sociedad Rural de Junín. Hay expectativas positivas para la siembra de trigo.

En Junín la cosecha de soja finaliza con “buenos rindes”, pero lejos de las expectativas de los productores. Es que la sequía y las elevadas temperaturas de marzo último afectaron al cultivo, coincidieron desde el sector rural de nuestra ciudad, en una rueda de consultas de Democracia.
En este sentido, Gustavo Frederking, presidente de la Sociedad Rural de Junín (SRJ), afirmó a este diario: “El balance de la cosecha de soja es bueno, la de primera rindió bien, con un promedio estimado -de las charlas con muchos productores- de entre 4 mil y 4100 kilos por hectárea”.
El ruralista amplió: “El maíz anduvo bien, con 10 mil kilos. La soja de segunda, en promedio, 2800-2900 kilos, son buenos rindes. No son superlativos, pero son lógicos. Había una creencia de que iban a rendir más, en algunos lugares afectó la sequía. Queda algo por levantar de cosecha, pero muy poco”.
“La siembra de trigo está arrancando estos días. La intención de siembra de trigo es levemente superior a la del año pasado porque da un poco más de rentabilidad, pero hay productores que todavía no tomaron la decisión, están viendo cómo se van a financiar, qué herramientas hay”, afirmó.

"Pocos lotes sin cosechar"
Por su parte, Rosana Franco, presidenta de la filial juninense de Federación Agraria Argentina (FAA), afirmó a Democracia que la cosecha de soja de primera y segunda “ya terminó, con un buen balance, pero con rindes inferiores a los normales”.
Y agregó que “quedan pocos lotes sin cosechar. La afectación es preocupante porque hay compromisos de pago pendientes, como alquileres, insumos, pago de servicios”.
Y la dirigente federada afirmó: “El productor seguirá sembrando con el acompañamiento de las cooperativas y de las tarjetas de crédito agropecuarias”.
“La soja de primera arrojó rindes de entre 2800 a 3500 kilos por hectárea, mientras que la de segunda, entre 1200 a 2400 kilos por hectárea”, indicó. Y precisó que “se necesitan casi 1100 kilos de soja para sembrar 1 hectárea de soja”.
“Los calores sofocantes de marzo destruyeron o quemaron, de manera literal, las chauchas de soja, lo que provocó que el grano sea pequeño y con poco peso”.
Una de las demandas del sector es la implementación de créditos blandos.

Panorama nacional
En el país, la cosecha de soja entró en su tramo final con el 97,2% del área total ya trillada y un volumen acumulado de 48,8 millones de toneladas a la fecha, mientras que la siembra de trigo avanzó a buen ritmo durante la semana, gracias a las buenas condiciones climáticas, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).
Los trabajos de recolección de la última semana abarcaron una superficie de más de 600.000 hectáreas y solo resta para concluir la campaña otras 470.000 hectáreas, ubicadas mayormente en el sudeste bonaerense.
El buen ritmo que tomó lo cosecha de la oleaginosa ya posicionó a la presente campaña como la más veloz desde que la entidad tiene registros (2000/01), con el 90% de lo recolectado hasta la fecha en solo dos meses.
"El clima seco de otoño permitió que las cosechadoras se muevan rápidamente a lo largo de toda la región agrícola", remarcó la BCBA.
De las 15 zonas productivas en la que divide el área agrícola la entidad, en cuatro ya culminaron los trabajos (centro-norte de Córdoba; sur de Córdoba; núcleo norte; y San Luis) con un aporte aproximado de 18,9 millones de toneladas, mientras que en 8 el avance es superior al 96%.
A escala nacional, la recolección de soja de primera cubrió el 98,9 % del área, con un rinde de 32,1 quintales por hectárea (qq/ha), mientras que la cosecha en lotes de segunda registró un avance de 93,6 % y un rinde de 24,5 qq/ha.
Así, el rinde promedio nacional se ubicó en 29,7 qq/ha, por lo que se espera que la campaña culmine en 49,5 millones de toneladas.

COMENTARIOS