"Lo peor ya pasó"

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, defendió las medidas que tomó para hacer frente a la pandemia de coronavirus y las que dan pie a la nueva fase de convivencia con el virus, y aseguró que "lo peor ya pasó", luego de las más de 32.000 muertes en el país en tres meses informadas de manera oficial.
"En esta fase, más que nunca, el respeto por las distancias de seguridad y, cuando es necesario, el uso de máscaras siguen siendo fundamentales", afirmó Conte al dar un informe sobre la gestión de la pandemia.
"No es el momento de fiestas, vida nocturna y reuniones", advirtió luego el premier, insistiendo en sus pedidos para que no aparezcan nuevos focos de contagios, en momentos en que aún hay 60.960 positivos activos.
"Con la misma determinación utilizada en la fase 1 creo que es posible, de hecho un deber, tomar una decisión valiente hacia un rápido retorno a la normalidad. Estamos en condiciones de enfrentar la fase 2 con confianza y responsabilidad", añadió Conte.

COMENTARIOS