None
Desde las concesionarias afirmaron: “Hoy el que tiene dólares los cambia en el mercado paralelo y trae pesos”.
MERCADO AUTOMOTOR

Por la suba del dólar blue, se disparó la venta de autos 0 km en Junín

El fuerte incremento de la divisa paralela abarató el precio de los vehículos para aquellos que ya contaban con billetes ahorrados. En una rueda de consultas realizada por Democracia, las concesionarias coincidieron en que esta situación reactivó las operaciones. Las claves.

La disparada del dólar blue reactivó las ventas de autos cero kilómetro, según coincidieron representantes de concesionarias de nuestra ciudad, en una rueda de consultas efectuada ayer por Democracia
Es que para aquellos que ya contaban con los billetes de la divisa norteamericana el precio de los autos se abarató, justamente por la brecha entre la cotización oficial y la paralela. 
Si bien el precio de los rodados está en pesos, esta situación permite a algunos nichos cambiar los billetes en casas de cambio a precio blue y luego acceder en pesos a un vehículo, a un menor costo. 

Hoy estás pagando un Gol en 6 mil dólares cuando antes estaba 10 mil dólares. Hay camionetas por 12 mil dólares, cuando antes estaban en 20 mil, señalaron en un concesionario.

La operación no es nueva y renace en la Argentina cada vez que las cotizaciones paralelas se alejan del tipo de cambio oficial, como entre 2013 y 2015. 
Con el precio de los autos fijados en pesos, hay personas que deciden vender sus dólares en el mercado paralelo. Así, aprovechan la brecha y consiguen más pesos de los que obtendrían en el oficial, para abaratar la compra de su 0km, que tanto en el caso de los modelos fabricados en el exterior como para los insumos para la fabricación nacional sí se importan al tipo de cambio oficial.
Cabe recordar que, en el contexto de la pandemia por coronavirus y la cuarentena, las concesionarias  reabrieron sus puertas al público la semana pasada. 

“Buenas ventas”
“Hubo buenas ventas la semana pasada por la diferencia entre el dólar paralelo y el oficial. Hoy no tenemos reposición, ya que las fábricas no nos reponen autos y no podemos vender”, explicó a Democracia Gustavo Siberaro, de la concesionaria Russoniello.
“Hoy el que tiene dólares los cambia en el mercado paralelo y trae pesos. En la primera semana que volvimos a abrir se vendió todo lo que había. Hoy por hoy es una gran oportunidad comprar un auto, esa es la realidad”, afirmó.
“El precio del auto te lo da la fábrica por lista, en pesos. Ahora estamos con los planes de ahorro, con entrega asegurada en la cuota número cuatro. El auto usado tiene un precio de oferta y demanda”, subrayó.
 


“Baratos en dólares”
En su jornada más alta, el dólar blue llegó a $136 para la venta y casi duplicó el valor del minorista ($69,75 en el Banco Nación). 
De todas formas, este segmento es un mercado ilegal que deja pesos "en negro" y abre un potencial riesgo ante la AFIP, que monitorea los volúmenes de consumo y las operaciones de grandes montos, como la compra de un automóvil, y podría sancionar a aquellos que realizan las operaciones con dinero sin declarar. 
En ese escenario, muchos de los clientes se vuelcan a la operatoria del MEP, que permite vender dólares y hacerse de pesos de forma legal a través de la compra y venta de bonos en sus diferentes denominaciones.
En estas condiciones, el atractivo se da particularmente entre quienes ya tienen los dólares y están dispuestos a gastarlos. La propia dinámica cambiaria explica la oportunidad: tanto para la importación de los vehículos fabricados en el exterior como la compra de insumos y autopartes para la producción local se toma en cuenta el tipo de cambio oficial. 
Para la venta al público, sin embargo, los modelos tienen su precio de lista y se pagan en pesos. En otras palabras, el propio esquema económico configura un virtual subsidio a la importación de autos (o insumos) que beneficia a los segmentos de mayores ingresos, con ahorros dolarizados.
“Nosotros ya venimos trabajando lo que era el dólar bolsa porque es la operación legal, pero el dólar paralelo ha tirado para arriba.  Supongo que la gente vende al ‘blue’ y viene con los pesos, y le sale más barato el auto, como cualquier otra cosa que compre, ya que nosotros vendemos en pesos”, manifestó a este diario Santiago Oliver, de la agencia Open Cars.
“El que tiene algún dólar puede aprovechar porque nunca estuvieron tan baratos los autos en dólares, en relación al blue. Hoy en esa relación estás pagando un Gol en 6 mil dólares cuando antes estaba 10 mil dólares. Hoy hay camionetas por 12 mil dólares cuando antes estaban en 20 mil”, señaló.
Y destacó: “Lo que está sucediendo es que las fábricas producen al dólar oficial y los precios se mantienen. Si venís con pesos, el precio es ese siempre”.
Si bien el abaratamiento del precio alcanza a todos los modelos, la demanda más activa se da en los segmentos de gama media y alta, que concentra también muchos modelos importados. Se trata de un universo de clientes de mayor poder adquisitivo y capacidad de ahorro, que ahora con los billetes en el colchón ven una oportunidad de hacer una diferencia para cambiar el auto.
“Obviamente que hay poco stock y cada vez hay menos para reponer. Es una buena oportunidad para el que tiene dólares guardados, pero no para todo el mundo, ya que el precio en pesos sigue igual”, sostuvo Oliver.
“Está habiendo ventas no tanto en la sucursal, por la pandemia, pero más por medios digitales como WhatsApp o videollamadas”, comentó. 
Los datos oficiales reflejan la crisis que atraviesa el sector. En 2019, según Acara, los patentamientos se desplomaron 42,7% y en el primer cuatrimestre de 2020 acumula otra baja del 46,7%. Por eso la disparada del dólar trajo un poco de alivio al rubro. 

“Van a tener que aumentar”
Al respecto, Víctor Ingra-ssia, de Automotores Ingra-ssia, explicó: “No hay tanto movimiento, es normal. Consultas tenemos de gente que se ha guardado dólares y alguna venta hubo pero nada descabellado, más bien flojo. La gente está especulando con el dólar, pero los autos también van a tener que aumentar”.
“Hoy están baratos los autos en dólares y se tienen que acomodar a lo que valen las cosas hoy, tanto usados como cero kilómetros. Uno no sabe si es buen negocio vender hoy, porque no sabés cómo van a estar los precios cuando tengas que renovar el stock”, afirmó.
“En dólares hoy los autos cero kilómetros están baratos. Además no hay mucha referencia del precio hoy en día”, señaló.
“Acá nosotros estuvimos cerrados durante 50 días y tuvimos que pagar las patentes de los autos que tenemos en la agencia, que a mí no me las descontaron. Ya se vencieron las dos primeras patentes”, expresó.
“Esto viene para largo todavía y no se puede saber con certeza lo que va a pasar, al igual que los comercios y empresas”, informó. 
“Ya veníamos flojos y ahora tenemos este problema que es mundial. Hay que ver cómo nos afecta acá lo que pasó en otros lados, por ejemplo, los autos importados que vienen de Brasil que son los que más ingresan como Peugeot, Chevrolet y Fiat”, indicó.

“Hubo ventas y consultas”
Desde Nico Automotores afirmaron: “Consultas hay y hubo movimiento. Hubo ventas y muchas consultas, pero transcurrió una semana recién de trabajo, tras dos meses parados, en la que se hicieron algunas operaciones. No te puedo decir que está todo perfecto, pero te permite cubrir los gastos fijos”.
“Las perspectivas son buenas y esperemos que sigamos así. No es lo mismo hablar de un mes transcurrido que de una semana. La crisis sigue y las ventas no son iguales que antes”, expresó. Y agregó: “De estar cerrados a abrir en este horario ayuda mucho, para poder empatar”. 
“Por Internet se nos hizo difícil porque hay consultas de todo el país y con el tema de la pandemia no se puede salir para ver los vehículos. Charlamos con la gente, pero lamentablemente quedaba todo ahí porque no se podía salir”, manifestó.
En usados, “lo que se vendió son vehículos de hasta 400 mil pesos. Los autos más caros están más  difícil, si bien hay consultas. Esto es muy incierto y puede cambiar el panorama. Pero es preferible estar abierto”, continuó. E informó: “Tenemos financiamiento en cuotas fijas hasta 36 meses y en pesos, del 30 por ciento del valor total”.
“Todos los autos usados fueron retocados en 10 y 20 mil pesos que no es mucho, pero el dólar afecta directo mucho al cero kilómetro cuando sube. Y como hay pocas ventas no se puede aumentar y hay que tratar de que el cliente llegue”, dijo.
“El 20 de marzo una persona tenía 10 mil dólares que eran 800 mil pesos y 60 días después, en la cuarentena, hoy valen $ 1.380.000, mientras que el usado aumentó menos que la subida del dólar”, apuntó. Y cerró: “Hoy te beneficiás teniendo los dólares en el bolsillo”.

COMENTARIOS