None
En la Escuela N°17 se realizó ayer la entrega de bolsones.
CAMPAÑA SOLIDARIA

Piden celulares para que alumnos puedan mantener la continuidad pedagógica

Desde la Escuela Secundaria N°17 Moisés Lebensohn se lanzó una campaña para que quienes pudieran donar teléfonos se acerquen o se contacten con la escuela.

La suspensión de las clases a raíz del aislamiento obligatorio puso a prueba, entre otras cosas, al sistema educativo y obligó a la búsqueda de estrategias para poder lograr desde la virtualidad alguna forma de continuidad pedagógica.
Como si ello no fuera suficiente desafío, la necesidad del uso de tecnología trajo a superficie el eterno problema de las desigualdades y la realidad que cada familia afronta desde casa.
Por esa razón, ante la necesidad de contar con teléfonos móviles para algunos alumnos del establecimiento, desde la escuela secundaria N°17 Moisés Lebensohn se lanzó una campaña para que quienes pudieran donar teléfonos en buen estado lo hicieran.

Una herramienta clave
Con todos los reclamos y cuestionamientos que siempre se realizó de los teléfonos celulares en el ámbito educativo, hoy las pantallas se convirtieron en un aliado clave para poder continuar la enseñanza, pero también para conocer sobre la situación de los chicos y sus familias y mantenerse en contacto.
Carina Tortorella, directora de la Escuela, contó a Democracia que “hay familias que no pueden comprar un celular, o si se les rompe no los pueden arreglar. Todos tienen un celular en casa y muchas veces no saben qué hacer, así que pedimos de la solidaridad para que lo puedan donar a la escuela y así entregarlo a una familia. En este caso son seis”.
La idea es que cada alumno pueda tener un móvil para utilizarlo por el tiempo que perdure el aislamiento, pero luego será devuelto a la escuela para que se le pueda dar un uso pedagógico.
“Nuestra población es de vulnerabilidad económica y con la pandemia solo podemos conectarnos con la virtualidad. Algunos no tenían celulares, a otros se les rompió y hoy para el contacto con ellos es importante. Lo principal es saber cómo están, informar sobre los módulos de alimentos”, destacó.
El pedido busca “que nadie quede fuera del sistema, uno de nuestros objetivos es la continuidad pedagógica”, dijo Tortorella.
Si bien recibieron algunos celulares, la directora destaca que están tratando de ponerlos en funcionamiento y agradece la solidaridad de quienes donaron.

COMENTARIOS