ANTE LA PANDEMIA

Arcoíris juninenses: frases de esperanza en las ventanas de nuestras viviendas

La iniciativa de origen italiana que promueve el optimismo y el apoyo en estos tiempos difíciles ya llegó a nuestra ciudad. #DesdeMiVentana es el hashtag utilizado para unificar un aliento, en especial, hacia los trabajadores sanitarios.

El aislamiento que se ordenó como medida de prevención para evitar la propagación del coronavirus puso a todos en casa de buenas a primeras. Esta es una estrategia muy efectiva para frenar los nuevos contagios, pero la cuarentena puede causar sentimientos muy negativos en las personas que están acostumbradas a rodearse de su familia y amigos.
El aburrimiento y la ansiedad pueden ser estados de ánimo que rápidamente generan incomodidad, así que para combatir esta situación una nueva tendencia se hizo viral en las redes sociales.
Como dice la conocida frase, siempre que llovió paró. Y una vez que pasa la tormenta el arcoíris aparece en el cielo.
#DesdeMiVentana es el hashtag utilizado para unificar una iniciativa que promueve el optimismo y el apoyo, en especial hacia los trabajadores sanitarios que combaten tan valientemente el avance del coronavirus, pero que pretende inyectar esperanza en todos los ciudadanos.
Y nuestra ciudad también se sumó a la causa y cada vez se ven más ventanas decoradas con dibujos de arcoíris y lindos mensajes. “La iniciativa nos llegó por las redes sociales, donde más nos contacta la gente, sobre todo quienes tienen hijos, porque nuestro servicio apunta a ellos”, explican Mariela y Julia, creadoras de Proyecto Luna, un emprendimiento de pijamadas para niños que ahora también está confeccionando barbijos para donar a centros de salud.
“Investigamos un poco en las redes y vimos que en Argentina la iniciativa no estaba muy desplegada. Entonces nos propusimos divulgarla en La Plata para compartir mensajes con buena onda y esperanza”, cuenta Mariela.
Estas socias lanzaron una convocatoria desde la cuenta de Instagram de su emprendimiento para que les manden fotos con los carteles de arcoíris. “Nos sorprendió la cantidad de personas que se sumaron y los lindos mensajes que nos dejan”, resaltan.
Una de las formas más populares de poner en práctica la iniciativa es dibujar un arcoíris sobre una sábana o papel con un mensaje de aliento para todo aquel que lo necesite. Una vez finalizada la obra, se cuelga en la ventana, balcón o terraza para que todo el mundo la vea y se replique la buena onda. Son los niños los mayores protagonistas de esta iniciativa porque es una forma de entretenerlos en casa.

Beneficios
Los expertos creen que esto hace que los menores se sientan parte de un grupo que está trabajando en equipo para animar a los demás en una situación difícil e intimidante. También entienden que es valioso que otros niños puedan ver sus dibujos y ellos los de otros.
De esta manera, las calles se llenan de color, hay sentido de pertenencia dentro de una comunidad, y los menores no se sienten tan solos ni aislados durante esta cuarentena en casa.
La iniciativa de los carteles imita una campaña similar impulsada en Italia. En ese país azotado desde hace días por la pandemia de Covid19, cientos de balcones de Roma, Milán, Génova o Venecia se llenaron repentinamente de pancartas como los lemas “Andrà tutto bene” (Todo irá bien) y “Io resto a casa” (Yo me quedo en casa).
Así como el coronavirus se expandió por España, esta actividad también. Todo inició por un comunicado compartido en redes sociales y que fue ganando mucha difusión: “Se me ha ocurrido una idea, pero necesito darle forma”, empezó.
Muchas de estas iniciativas se han propagado a través de las redes sociales y grupos de vecinos en Whatsapp. “Son días difíciles y queremos transmitir un mensaje esperanzador. Por eso se ha comenzado con esta hermosa iniciativa. Queremos transmitir paz y amor en este momento tormentoso que estamos pasando, nos estamos cuidando y estamos cuidando a los demás”, explicaba Daniela Reyes, una vecina del centro de Barcelona.
Ella vio la iniciativa en Italia y decidió copiarla y expandirla entre sus vecinos. Empezó con su hoja, con la que dibujó y pintó un enorme arco iris acompañado de la frase “Todo va a estar bien”. Pide a todos los que quieran que la imiten, aunque no tengan hijos, para generar un efecto en cadena.

Cómo se hace
Si tienen niños en casa y se decide sumarse a la iniciativa #DesdeMiVentana, tan solo hay que hacer las siguientes actividades.
Buscar una hoja en blanco, cartulina, cartón o sábana en la que se pueda plasmar el arte. Diseñar con los niños un arcoíris y sumarle todos los elementos que ellos quieran: un sol, nubes celestes, animales, corazones, todo es válido para trasmitir alegría.
Eso sí, hay que dejar un espacio para escribir el mensaje.
Es el momento de poner la frase de esperanza que más guste. “Todo va a estar bien” es el que más se repite.

COMENTARIOS