CAOS PARA COBRAR

Jubilados en los bancos: tres horas parados, temor al contagio y bronca

Desde muy temprano, cientos de adultos mayores y beneficiarios de planes sociales de la Anses formaron extensas filas para poder percibir sus haberes, situación que derivó en una gran aglomeración de personas que perjudicó el aislamiento preventivo frente al coronavirus.

La medida de aislamiento dispuesta en el marco de la expansión de coronavirus provocó que muchos servicios dejen de funcionar. Uno de ellos, inexplicablemente, es el que brindan las entidades bancarias que al permanecer cerradas generaron grandes dificultades a miles de jubilados que no pudieron cobrar sus haberes por no contar con tarjetas de débito.
A pesar de la cuarentena obligatoria, la ciudad amaneció ayer desde muy temprano, entre las 5 y las 6 de la mañana, con largas filas de jubilados y beneficiarios de planes sociales de la Anses que cambiaron la imagen habitual de la zona de bancos, que abrieron sus puertas a las 10.

Un día particularmente fresco en cuanto a la temperatura, pero colmado del calor propio del malestar que generaron las horas y horas de espera para los abuelos, de pie, amontonados, solo para cobrar lo que les corresponde.

La bronca, el temor y la desesperación fueron un común denominador en las largas filas.

Para evitar aglomeraciones, las entidades bancarias estarán abiertas hoy, mañana, lunes y martes, en el horario habitual.

Varias cuadras de fila
En una recorrida de Democracia, vecinos relataron que llevaban hasta cuatro horas haciendo fila para ser atendidos.
En cercanías del Banco Industrial, canal exclusivo para el cobro de haberes jubilatorios, el municipio dispuso una ambulancia y una carpa donde se realizó la vacunación contra la gripe.
Las filas en dicha entidad superaban las dos cuadras y solo algunos respetaban la distancia de prevención establecida debido al gran número de personas agolpadas en la puerta de la entidad, en medio de la desorganización, la impaciencia y la incertidumbre de no saber si podrían cobrar o no.
Finalmente se les indicó que cobrarían las terminaciones 0, 1, 2 y 3 y el resto el lunes.
En el Banco Provincia y Nación, tanto en las sucursales céntricas como en las del barrio Belgrano, también se reiteraron las filas de espera.

Sábado y domingo
Según indicó Abel Bueno, secretario de la Asociación Bancaria, “hoy sábado se realizará el mismo operativo”.
Es que por instrucción del Gobierno nacional, los bancos abrirán sus puertas hoy y mañana, para descomprimir las aglomeraciones que se vivieron ayer en muchas sucursales por parte de jubilados que debían percibir sus haberes y que habitualmente lo hacen por ventanilla.
La medida fue instruída por el Banco Central y el horario de atención será de 9 a 16.
Asimismo, la semana entrante se atenderá lunes, martes y miércoles, con la misma operatoria: solo pago a jubilados y AUH.
Cabe destacar que el jueves y viernes de la semana próxima es Semana Santa y no estarán abiertos los bancos.
“El primer día hábil después de Semana Santa es el lunes 13, siendo hasta ahí la cuarentena, por lo menos lo que se sabe hasta ahora – dijo el dirigente bancario Abel Bueno-. Creo que a partir de esa fecha se normalizarían todas las operaciones, aunque no sé si todas, porque eso es una disposición del Banco Central”, aseveró.


Recomendaciones
Desde el Instituto de Previsión Social (IPS) brindaron consejos a los jubilados que desde ayer se volcaron en gran número a las cajas de los bancos y aseguraron que “si bien esto ocurre todos los meses, esta vez la situación es diferente”.
En primer lugar se pidió que “no vayan a las 7 de la mañana a las sucursales porque tomarán frío”.
Por otro lado, deberán “tomar distancia de más de un metro y medio para no entrar en contacto con otras personas”.
Desde el organismo provincial abogan a la idea de que “no se amontonen” y si bien “entendemos la urgencia de que necesitan cobrar, no es necesario que vayan todos el viernes”.
También sostuvieron que “es preferible que concurran al banco un rato antes del horario de cierre y el que pueda que vaya el lunes o martes, donde seguramente habrá menos gente”.
Es por ello que aclaran que “no será solo el viernes el pago y es importante recalcar que también tienen dos días la semana que viene”.
Desde el Banco Provincia informaron que “los jubilados y pensionados que no tengan tarjetas de débito serán los primeros en ser atendidos por caja cuando reabran las sucursales. Además, el personal bancario se enfocará en capacitar a los clientes en el uso de cajeros automáticos y la Banca Internet Provincia (BIP), por donde pueden operar las 24 horas”.
Para esta apertura especial de las sucursales se diseñó un protocolo de medidas para mitigar los riesgos de contagio, como el respeto a la distancia interpersonal de acuerdo con las recomendaciones sanitarias.
Además, sostuvieron que el personal del banco va a administrar el flujo de clientes hacia el interior de las sucursales de acuerdo con lo que considere seguro. Banco Provincia igual recomendó que los adultos mayores “traten de evitar ir a las sucursales y lo hagan solo cuando no sea posible usar el cajero para cobrar. Siempre es mejor que un apoderado pueda ocuparse en lugar del beneficiario. Ir al banco es la excepción, la regla siempre es quedarse en casa”.
También desde el Banco Nación emitieron recomendaciones, y remarcaron que “quienes posean su tarjeta de débito tienen que evitar concurrir a las sucursales”. Subrayaron que habrá dotación mínima en los bancos y que no brindarán ningún otro servicio que no sea el pago de haberes.
“Durante estos días la prioridad de atención en las sucursales la tendrán los jubilados que no tienen otra alternativa que percibir sus haberes por ventanilla y de acuerdo al cronograma de cobro establecido por la ANSES. En segundo lugar los beneficiarios de subsidios que no disponen de tarjeta”, dijeron.
En este contexto, un informe actual de la Universidad Católica Argentina asegura que poco más del 50% de las personas mayores utiliza el cajero automático en nuestro país, mientras que el 46,5% cobra por ventanilla.

COMENTARIOS