Delimitar una rutina ayuda a pasar mejor los días de cuarentena.
Delimitar una rutina ayuda a pasar mejor los días de cuarentena.
CUARENTENA

Todos en casa: cómo aprovechar los días de aislamiento con los chicos

Las medidas de distanciamiento social impuestas para detener el avance del coronavirus en todo el país obligan a renovar ideas y buscar las mejores opciones para que padres, madres e hijos convivan muchas horas.

Para los más chicos, la novedad de la suspensión de clases no fue un golpe duro. Mientras tanto, los adultos se encuentran aún en el proceso de aprender a lidiar con la nueva cotidianeidad y al mismo tiempo, explicarles las razones por las cuales no pueden ir a la escuela, por el momento, hasta el 31 de marzo.
El confinamiento dispuesto para frenar la transmisión del coronavirus en Argentina obligó a toda la familia a quedarse en casa y a pensar las mejores opciones para pasar la cuarentena que recién empieza, pero que puede transformarse en una experiencia tediosa y angustiante.
Según los expertos, existe un estrés psicológico que causa la medida de aislamiento pero se trata de encontrar la manera de que todo se dé de manera saludable.
Democracia dialogó con la psicóloga Micaela López y la psicopedagoga Marisa Larroca, quienes brindaron algunos detalles sobre cómo sobrellevar los días adentro.

Primero, comunicar
“La cuarentena plantea una situación muy particular a todas las familias, que puede generar mucha ansiedad en niños y adultos por el tiempo de encierro que conlleva, pero también de incertidumbre, de exposición a un riesgo que desconocemos, ya que es una experiencia nunca atravesada con anterioridad y sobre la cual se desconoce la fecha en que finalizará”, explica la psicóloga López.
“Es por eso que resulta importante que los chicos estén informados, siendo los adultos quienes organicen esa información en cuanto a su selección”.
Para Larroca es clave "comunicarles, informarlos, contarles, explicitar la situación que se vive en función de la edad y la etapa que atraviesan”.
La profesional entiende que “darles información es importante porque eso los tranquiliza, es una situación mundial y es preferible que la información provenga de su familia, con esa garantía de que los van a cuidar. Para que se sientan cuidados”, explicó.
A su vez es importante ayudarlos a discernir “que se trata de un aislamiento social físico pero que podemos seguir haciendo lazos con recursos y herramientas de la tecnología para no perder el contacto social", destacó.
Larroca remarcó que es necesario “sostener la trama social de los chicos, sus amigos, sus profesores de actividades".

Juegos, actividades y tiempo
López considera que es muy importante “acordar cómo se van a manejar dentro del hogar, proponiendo nuevas actividades” para sobrellevar la cuarentena.
“Alternar tiempo de juegos en familia, de mesa, manualidades, actividad física, lectura y pantalla, con la regulación apropiada de esta”, explicó.
Además es importante “crear rutinas, que los chicos sepan que al igual que fuera de la cuarentena hay un tiempo para cada cosa: dormir, comer, estudiar, jugar. Un momento que claramente puede ser más flexible, pero debe estar”, remarca.
Por su parte, Larroca destaca que es bueno “sostener en lo posible rutinas en el hogar que permitan espacios compartidos e individuales. Es importante, tanto para chicos como para adultos, sostener actividades escolares, tener un horario de esparcimiento, otro para la escuela, y los espacios de cada familia”.
Asimismo destacó el lugar de las mascotas, que hoy acompañan más que nunca.
Si bien hay muchas actividades para hacer, como bailar, cocinar juntos, armar circuitos en casa, la profesional entiende que “debe hacerse siempre que sea placentero para esa familia. Hay que estar atentos a lo que necesita cada uno”.
López entiende que este tiempo de quedarnos en casa “se convierte en una oportunidad para replantearnos la importancia de los vínculos dentro del seno familiar, y sobre todo analizar qué tipo de vínculos tenemos, para poder mejorarlos. No hay excusas para escuchar sin prisa al otro”.
“Considero que seguramente muchos niños están disfrutando de este encuentro con los adultos, quienes en ocasiones están acelerados, agotados, sin tiempo. Porque de hecho es muchas veces motivo de consulta en el consultorio. Sin dudas una demanda que hoy se puede convertir en una oportunidad”, confía.

COMENTARIOS