Una función gratuita en el comedor Los Totoreros.
Una función gratuita en el comedor Los Totoreros.
ESPACIO CULTURAL

Casa de títeres cubana en Junín: Continúan con su “Maratón de títeres por comedores y merenderos”

Es el 5° año consecutivo que realizan la actividad para los chicos. Pasado el otoño, en el mes de mayo comenzarán las funciones en la Casa con la participación de titiriteros de todo el mundo.

En Lavalle 1511, entre niñas de Ayohuma y Carlos Gardel, se encuentra la Casa de títeres cubana en Junín que cuenta con dos salas teatrales: la pequeña llamada Meñique, que se inauguró en abril de 2017, y la sala grande llamada Las Yaquis, con capacidad para 80 personas, que se inauguró en Agosto de 2019 con el 3er Festival de Títeres Internacional “Títere Ando” en la ciudad.

La actividad se llama “Maratón de títeres por comedores y merenderos” y este año la obra se llama “Una laucha en el molino”, con la técnica de marionetas de mesa.

Allí convocaron a titiriteros del mundo que se hospedan en sus habitaciones y recorren jardines y colegios con su arte, además de las funciones los fines de semana en el teatro.
La creación de un teatro especializado en títeres fue desde el primer momento el deseo de las cubanas Geraidy Brito y Yaqui Saiz, con la intención de brindar funciones a niños jóvenes y adultos durante todo el año, con exponentes del arte titiritero nacional e internacional.

Una maratón
Este verano, quinto año consecutivo, las titiriteras cubanas realizan funciones gratuitas en merenderos y comedores de Junín.
“Lo hacemos todo el verano, hasta que termina el otoño, porque durante el año hacemos actividades, viajamos, giramos, hacemos funciones en nuestro teatro y vamos con nuestros títeres a escuelas”, explica Geraidy.
Cuando llega el verano “nos damos cuenta de que la propuesta para niños es pobre o nula, entonces nosotros nos dedicamos a ir a esos espacios donde no tienen la opción de ir a un club, una pileta, o un cine, y menos aún un teatro”, destaca.

“Queremos que los chicos tengan una apreciación diversa del teatro de títeres y sus técnicas”, cuenta la titiritera que junto a Yaqui Saiz, directora del proyecto que diseña la escenografía y el espectáculo, recorren comedores y merenderos en una moto tricargo ploteada, donde realizan la función.

La actividad se llama “Maratón de títeres por comedores y merenderos” y este año la obra se llama “Una laucha en el molino”, con la técnica de marionetas de mesa.
“Queremos que los chicos tengan una apreciación diversa del teatro de títeres y sus técnicas”, cuenta la titiritera que junto a Yaqui Saiz, directora del proyecto que diseña la escenografía y el espectáculo, recorren comedores y merenderos en una moto tricargo ploteada, donde realizan la función.
“Les llevamos una propuesta cultural porque más allá del alimento, que es en muchos casos el único sostén, queremos que también les nutra culturalmente”.
Geraidy asegura: “Nos encantaría que estas propuestas sean tomadas en cuenta por el gobierno pero como no es considerado lo hacemos por cuenta propia. Como construimos el teatro”.
Pasado el otoño, en el mes de mayo comenzarán las funciones en la Casa de los títeres cubana argentina con la participación de titiriteros de todo el mundo.

COMENTARIOS