En enero, los juninenses se manifestaron en la Ciudad.
En enero, los juninenses se manifestaron en la Ciudad.
PASARON DEL SUEÑO A LA PESADILLA

Los deudores UVA automotor enviarán un reclamo a la Defensoría del Pueblo

Piden que se los incorpore en el artículo 60 de la Ley de Solidaridad, al igual que los hipotecarios, y que “se hable de este crédito como un todo, ya que este sistema francés es igual para todos los casos. Recibimos el apoyo de tres diputados nacionales”, afirmaron.

Los numerosos Vecinos Autoconvocados de Junín, que sacaron un crédito por el sistema de Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) para comprar un auto, enviarán un nuevo reclamo firmado por unos 100 deudores, pero esta vez al defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino.
En el documento que harán llegar mañana, los damnificados Automotor, también de toda la provincia de Buenos Aires, pedirán que se los incorpore en el artículo 60 de la Ley de Solidaridad, al igual que los Hipotecarios, y que “se hable de este crédito como un todo, ya que este sistema francés es igual para ambos casos”, manifestó a Democracia, una de las voceras locales, Gabriela Di Sascio.
Según expresaron, hoy deben más dinero del que retiraron y las cuotas superan el cien por ciento del valor de la cuota que pagaron cuando arrancó el préstamo: pasaron del sueño a la pesadilla.
“El objetivo es que nos escuchen como a los tomadores de préstamos hipotecarios, ya que no hemos sido incluidos en la nueva, que se trató en el Congreso, debido a un error: en los discursos nos involucraron, pero al transcribir la legislación no lo hicieron y sí tuvieron en cuenta a los Planes de Ahorro, que no los regula el Banco Central”, lamentaron los deudores.


En este sentido, Di Sascio explicó que recibieron el apoyo de “tres diputados nacionales por la Provincia, que firmaron el oficio que enviaremos a la Defensoría”. Ellos son Alejandro Rodríguez, Eduardo Bali Bucca y Graciela Camaño.
“Esta iniciativa, de tres, fue ideada por el legislador salteño Andrés Zottos. Una de las restantes fue elaborada por el diputado nacional José Luis Ramón de la provincia de Mendoza”, explicó.
Meses atrás, una situación similar fue planteada por ahorristas y clientes que habían tomado el crédito para adquirir un vehículo. Tras haberse conocido los casos, tomó intervención la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires para tratar de conseguir una solución a cada presentación, porque se trataba de situaciones diversas.
“Quedamos afuera”
Cuando Zottos pidió la incorporación del UVA Automotor a la Ley que fue aprobada en diciembre, “lo hicieron. Pero cuando transcribieron el artículo quedamos afuera y hoy están adentro los Planes de Ahorro e Hipotecarios”, aclaró Di Sascio.
“Como el UVA es un sistema que engloba a todos, ahora solicitamos que tengan en cuenta a todos los casos. Cuando hicieron el congelamiento de las cuotas, se vieron beneficiados los Hipotecarios. Cuando uno va al banco, como Automotor, nos dicen que no estamos incluidos y no pueden hacer nada”, remarcó. Y consideró: “Solicitamos que hablen de los créditos UVA como un todo”.
“Queremos invitar a todos los juninenses que se sumen, a través del grupo Autoconovocados Junín, para que envíen sus datos y sumarlos al reclamo que enviaremos a la Defensoría del Pueblo”, concluyó.

“Del sueño a la pesadilla”
Los afectados presentaron notas ante el Banco Central de la República Argentina y otras entidades oficiales. Incluso publicaron un libro en formato digital que se llama “UVA automotor, del sueño a la pesadilla”, en el que se comparten distintos testimonios sobre la crisis que atraviesan, con numerosos inconvenientes en su vida cotidiana, achicando costos en distintos rubros para afrontar ese gasto mensual que se transformó en un monstruo descontrolado.
Según cuentan los damnificados por estos aumentos, “el banco te los tiraba por la cabeza, te daba el dinero y hasta hubo mucha gente que lo utilizó para otros fines porque ni siquiera se pedía transferencia automotor”.
También se pudo saber que estos préstamos los sacaron cerca de 1.200.000 familias de todo el país, con dos modalidades: personal y prendarios.
En el derrotero por conseguir la atención de las autoridades presentaron una nota como UVA Autoconvocados del sector automotriz de todo el país ante el Banco Central.
“Nuestra intención es pagar, pero bajo un régimen que lo haga posible, contemplando la situación que estamos atravesando todos los argentinos. Nosotros, los deudores de créditos UVA, nos encontramos muy perjudicados, las cuotas duplicaron el valor, en algunos casos hasta un poco más, quedamos presos de un sistema que no termina nunca y que alteró considerablemente en forma negativa nuestro sustento económico para vivir, para subsistir”, confirmaron.

COMENTARIOS