La variante en Chacabuco, paralizada.
La variante en Chacabuco, paralizada.
UNA OBRA CLAVE PARA EL DESARROLLO DE LA REGIÓN

Autopista 7: por los escasos avances, vecinos autoconvocados piden reunión con Gobierno

Entre Carmen de Areco y Chacabuco (70 km) las máquinas nunca comenzaron los trabajos. La variante en la ciudad de Chacabuco (23 km) sigue detenida desde hace dos años. “Queremos saber qué va a pasar con estos tramos y hacia Junín”, afirmó a Democracia Juan Carlos Minchilli.

Desde 2016 a la fecha, Vialidad Nacional ya inauguró unos 80 kilómetros de autopista sobre la Ruta 7, de un total de 196 km proyectados entre Luján y Junín y de 97 km en construcción. Pero existen tramos inconclusos y uno en el que aún no se iniciaron los trabajos.
Por ejemplo, entre Carmen de Areco y Chacabuco, las máquinas nunca iniciaron las labores. Había sido licitado a mediados de 2016 y fue adjudicado a la UTE conformada por las empresas Homaq, Constructora 2 Arroyos y UCSA.
Las firmas encargadas de hacer esos 70 kilómetros eran las mismas que estaban construyendo la variante de Chacabuco, que se vio afectada y se encuentra paralizada desde el 30 de diciembre de 2018.
Son 23 kilómetros entre la curva de Coliqueo, la Curva del Sol desde donde continúa por un campo expropiado detrás del aeródromo hacia el kilómetro 196 de la Ruta 7, sector en que se une con el tramo original en sentido a Carmen de Areco. Los trabajos de movimiento y compactación de tierra estaban avanzados.
“El problema de la UTE fue de financiación. El Estado tenía que pagar la obra a 90 días y han tenido hasta 210 días de atraso. Con la cuestión de la inflación se hacía difícil sostener la situación financiera, sumando la financiación con el 70% de la tasa de interés”, afirmó a Democracia el ingeniero que estuvo a cargo de la obra, Martín Murphy. Y destacó que “no hubo problemas entre las empresas”.
En este contexto, los vecinos autoconvocados buscarán tener un encuentro con las autoridades nacionales. “Hoy -por ayer-, con un allegado a Mario Meoni (ministro de Transporte de la Nación), empezamos a gestionar para que nos consiga una reunión con Vialidad Nacional y Obras Públicas, para saber qué va a pasar con el tramo Chacabuco – Carmen de Areco y si van a rehabilitar la variante”, afirmó Juan Carlos Minchilli, de autoconvocados, a Democracia.

“Todo paralizado”
“Hoy está todo paralizado. Es una picardía si no terminan la variante, ya que se hizo bastante, pero no tienen presupuesto ni definiciones. Ese fue el único contrato que se actualizó con el concepto de ‘ajuste alzado’. Significa que el que te contrata te pide el mínimo y lo necesario para avanzar”, aseguró Murphy.
“Había problema con el proyecto del bypass en Chacabuco, porque los técnicos exigían más volúmenes de obras. Por ejemplo donde estaban proyectadas 10 columnas, se debían hacer 15, y esas cinco no las pagaba nadie”, señaló.
Y agregó: “En ese tramo había que hacer una liberación de traza porque en los años 70 se había hecho la expropiación y los propietaritos nunca liberaron los 100 metros. Además, con la reformulación del plan, 50 años después, “hacían falta 120 y debíamos expropiar 20 más”, destacó.
“La variante de Chacabuco tiene un 30 por ciento sin expropiar. A ciencia cierta, nunca se debería haber arrancado porque si no tenés la traza liberada y los convenios con los dueños, no se puede hacer”, confirmó.
“Desde agosto estamos esperando todos los trabajadores que se reactiven las obras a nivel nacional que calculo será en mayo. Por lo que se ve, es muy bajo el tema de la actividad y no se hace mucho. Ha habido algunos avances en obras, pero hay tanto por hacer que nunca resulta suficiente”, concluyó.

Cuatro tramos habilitados
El 30 de septiembre de 2019 habilitaron tres recorridos más: el primero, comprendido entre esta ciudad y el paraje La Agraria; el segundo, entre los kilómetros 219 y 229 (desde la quesería hacia la escuela rural); y el tercero, desde la localidad de Heavy hasta San Andrés de Giles (20 km), donde se acopla en el bypass.
“De Carmen de Areco hacia Giles vienen trabajando muy bien. Creo que ya está para habilitar hasta Heavy y completar el tramo. Esa obra arrancó un año después al resto y ya está terminada. Lo demás está medio fresco”, afirmó Minchilli. “De Chacabuco a Junín siguen trabajando y por una cuestión operativa no se inauguró el total”, destacó.
No obstante, según informaron, en el corazón de Chacabuco – Junín todavía no se habilitaron los cuatro carriles, ya que hay “expropiaciones pendientes” en un sector de unos dos kilómetros, si bien ya está montado el puente sobre el Río Salado (km 234) y el distribuidor en O’Higgins.
Las colectoras están habilitadas “por partes”, ya que por ejemplo “de un lado están construidas en su totalidad, mientras que en el otro se encuentran en un 80% de obra”, por lo que la velocidad máxima en la arteria principal es de 110 kilómetros, como indica la cartelería colocada.
Respecto de los otros dos intercambiadores vehiculares ya construidos, el de La Agraria es el único que está en condiciones de ser transitado, pero no el que se encuentra a la altura de la ex Escuela Rural 42, por Membrillar, donde no hay posibilidad de retomar el sentido de circulación o el descenso a las calles rurales.
“En el tramo entre Junín y Chacabuco están trabajando en las colectoras y el obrador está ‘frío’. Yo nunca entendí por qué no arrancaron desde un lado hacia el otro. Hicieron un poquito de cada cosa en cada lado. Lo que está habilitado no tiene colectora, los puentes no los asfaltaron y ahora están trabajando muy despacito”, apuntó Minchili. Y agregó: “Esperemos que no quede nada paralizado”.
En junio último fue habilitada la variante de San Andrés de Giles, un tramo de 8 kilómetros, entre el 98 y 106. Se trata de un nuevo trazado, transformado en autopista, que nace en el km 98 y se acopla a la traza original en el 106 con dirección a Areco donde ya hay cuatro carriles hasta Heavy.
Cabe recordar que el primer trazado del proyecto inaugurado fue de 32 kilómetros entre Luján y San Andrés de Giles en 2016, con Cambiemos en el poder, una obra que había iniciado en 2011 por la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

En el Cerrito Colorado
En Junín se observa un avance en las colectoras que atraviesan el tejido urbano a la altura del Cerrito Colorado. Esta vía paralela al trazo original permitirá la conexión de los barrios linderos con la traza nacional.
Además, según informaron desde el área de Obras Públicas, a los costados de la vía original, entre Querandíes y Ruta 65, se construirán dos carriles adicionales en ambos sentidos de circulación, que conformarán las cuatro arterias de la autopista. Y se levantará un muro de hormigón divisorio en el medio.

COMENTARIOS