None
Miguel, junto a su hija Renata.
NACIÓ EN LINCOLN Y VIVIÓ EN JUNÍN

Un artista de nuestro medio exhibió sus pinturas en Guadalajara, España

Se trata de Miguel Ángel Giannasi, quien reside desde hace más de 30 en el Viejo Continente donde, además, ejerce su profesión de dentista. Las obras fueron presentadas durante 15 días en la sala multiusos del Centro San José ubicada en esa localidad a 50 km de Madrid.

Durante 15 días y hasta este viernes, en la sala multiusos del Centro San José de Guadalajara, España, se realizó una exposición de las obras de arte del pintor Miguel Ángel Giannasi, quien reside en el Viejo Continente desde hace más de 30 años, junto a su familia, y donde ejerce su profesión de dentista.
Aunque no ha tenido nunca la curiosidad o el capricho de exhibir su amplia cantidad de pinturas, no ha sido por falta de calidad en ellas, sino por esa forma tímida y humilde que predomina en toda su persona.
Desde bien pequeño, siempre sintió gran atracción y curiosidad por todo lo referente a las artes gráficas: lo que más le gustaba era pintar y realizar todo tipo de trabajo en papel, para poder regalárselo a sus seres más queridos, además de contar con un gran reconocimiento en su centro de enseñanza por parte de los profesores de dibujo.
Tal es así que su hija Renata preparó de forma emotiva un rendido homenaje a todos esos años de dedicación y a esa gran pasión puesta de manifiesto en su arte, junto con la Diputación provincial de Guadalajara.

Lincoln, Junín, Rosario y España
Mayor de tres hermanos, nació en 1952 en Lincoln, pero a los pocos años se trasladó a Junín donde transcurrió toda su infancia y adolescencia y los años posteriores luego de cursar la carrera universitaria.
Persona tranquila, desde niño era responsable, y hogareño, mostrando una gran madurez. Siempre estaba dispuesto a colaborar con su familia en todo lo que fuera posible, incluso antes de salir a jugar, como a su edad le correspondía.
Con un expediente académico ejemplar y muy destacado en las labores artísticas, se decantó, por el contrario, en la rama de la odontología que, también, era su sueño y por lo que sentía una gran ilusión.
Sus estudios universitarios los cursó en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Rosario, donde se licenció en el año 1978.
Como persona emprendedora y atrevida, en 1989 cruzó el Océano Atlántico con su mujer Estela e hija, para emprender una nueva vida en la ciudad de Guadalajara, a pocos kilómetros de Madrid.
Abrió su propia Clínica de Odontología ‘’Giannasi’’, donde durante todos estos años viene llevando a cabo una labor profesional muy reconocida.
Más allá de su trabajo diario, nunca abandonó su gran pasión, la pintura, ya que jamás dejó de ejercer dicho oficio de una manera desinteresada, pero a la vez con mucho perfeccionamiento y esmero.

COMENTARIOS