Facundo junto a uno de los skates que él mismo  fabrica.
Facundo junto a uno de los skates que él mismo fabrica.
CAMBIO DE VIDA

Del escritorio al taller: Facundo Barone dejó su profesión por amor a la carpintería

Es licenciado en economía agraria de la UBA pero desde hace un año y medio diseña y crea muebles de madera, a pedido. Ahora se encuentra desarrollando un proyecto de fabricación de skates que se denomina “Crudo Boards”.

Hace un año y medio, Facundo Barone tomó la decisión de dejar atrás su profesión, como licenciado en economía agraria y volcarse de lleno a lo que hasta ese momento era su hobby pero que llenaba mucho más sus días: la carpintería.
Con algo de ADN a cuestas, ya que su abuelo también hacía carpintería, como hobby, y un rumbo laboral en su vida que no lograba satisfacerlo, Facundo se animó a probar con una veta más comercial del oficio.
Hoy realiza todo tipo de muebles de diseño, a pedido de sus clientes, en madera y en hierro.
Desde hace varios meses, trabaja en Crudo Boards, un proyecto de fabricación de skates junto a Blas Rodríguez.

De la economía a la carpintería
Como Licenciado en economía y administración agraria, recibido en la UBA, Facundo trabajó en el agro y luego en un emprendimiento de producción orgánica hasta que sintió la necesidad de hacer un cambio sustancial en su vida.
“Me quería desvincular del trabajo que tenía, entonces encontré en la carpintería una salida, ya que era algo que disfrutaba mucho cada vez que llegaba el fin de semana”, cuenta en diálogo con Democracia sobre este oficio del que su abuelo también era un apasionado y según asegura: “Hacía cosas increíbles”.
Así decidió buscarle una veta más comercial y dedicarse a ello. Sin dudas implicó un cambio de vida, por el que hoy afirma que se siente muy feliz.
Actualmente realiza muebles de todo tipo por pedido y además, incluye trabajos de herrería.
“Lo que más hago son diseños de muebles a medida y a pedido del cliente, en madera o en hierro y madera, me capacité en herrería y lo incluí”, cuenta.
En su cuenta de instagram “Parkraft”, Facundo publica sus trabajos que incluyen mesas, muebles para bibliotecas o estantes, estanterías, vanitories, alacenas, puertas, cercos, cajones, y mucho más, que realiza y diseña según encargues.

“Crudo Boards”
A mitad del año pasado, una idea que rondaba la cabeza de Facundo comenzó a tomar forma.
De su gusto por el mundo de los skates, que había vivido de chico y aún a sus 35 mantiene, y su amor por la carpintería, nació un proyecto al que llamó “Crudo Boards” y que lleva adelante junto con los hermanos Blas y Joaquín Rodríguez, de Bongolandia.
“El mundo del skate siempre me gustó y está vinculado a la madera (tabla del skate) así que empecé a estudiar y ver cómo era el proceso de fabricación, hablé con gente, traté de aprender y decidí probar”.
De su charla con Blas, a quien conocía de otros proyectos, y que sin dudas podía sumar su gráfica y dibujo, nació Crudo.
“A Blas le gustó mucho el proyecto, siempre lo había querido hacer sin saber cómo y fue copado hacerlo juntos, en lugar de contratar a alguien que después hiciera esa parte. Nos embalamos en el proyecto de las tablas, tanto yo como Blas y su hermano Joaquín”, cuenta.
Actualmente realizan skates, tablas de surfskate -de madera maciza-, tablas de equilibrio y tablas de Longboard.
“Son 100% artesanales desde el corte hasta la gráfica y la pintura a mano. La idea y por lo que buscamos diferenciarnos es en hacerlas bien artesanales, desde el corte, fabricación, redondeado, todo es muy manual. Incluso los dibujos de Blas son pintados a mano por él mismo”.
Mientras buscan replicarlo en redes, la idea es comercializar en Junín pero sobre todo abrirse a la venta de otros mercados.
En el perfil “Crudo Boards” en instagram se pueden ver los diseños y trabajos de Facundo, Blas y Joaquín.

COMENTARIOS