Productores Autoconvocados de Junín se reunieron en el cruce de las Rutas 7 y 65 el pasado mes de diciembre.
Productores Autoconvocados de Junín se reunieron en el cruce de las Rutas 7 y 65 el pasado mes de diciembre.
PRODUCTORES EN ALERTA

Reclamo por retenciones: aseguran que van en contra de la economía del interior

Así lo indicó Walter Cornelatti, titular de APAJ, entidad que también se encuentra en alerta y que no descartó que participe de la convocatoria abierta de Carbap, mañana, en Pergamino. Los productores coinciden en que el impuesto es nocivo para las regiones del interior.

La suba de retenciones, autorizada al Ejecutivo por el Congreso continúa siendo el motor del reclamo del agro que se empieza a manifestar cada vez más. Tal es el caso de la convocatoria abierta de productores que llevará adelante Carbap, mañana en Pergamino.
Con 33% de retenciones a la soja y el 15%, tanto para el trigo como para el maíz, el sector terminaría aportando al estado un estimativo de US$2000 millones extra.
Lo cierto es que el agro continúa cuestionando la baja rentabilidad que ello les genera, más allá de las segmentaciones que se evaluarían para pequeños y medianos productores, pero de las que aún se desconoce cómo se llevarían adelante.
Democracia dialogó con Walter Cornelatti, presidente de Apaj y Rodrigo Esponda, productor agropecuario, presidente de la Coalición Cívica y delegado provincial de Renatre. A ellos se suman las declaraciones realizadas a TeleJunín por el presidente de la Sociedad Rural de Junín.

“Deterioro” de la economía
El reclamo por la suba de las retenciones, si bien resulta algo ilusorio pensar que se las quite definitivamente, según Cornelatti, “se busca que por lo menos dejen una rentabilidad necesaria para poder seguir produciendo”.
Si bien asegura que “en un momento se habló de dejar de sembrar trigo o reducirla, se trata de buscar una alternativa que muestre la disconformidad del sector y la necesidad de la quita de retenciones para evitar el deterioro de la economía del interior que es la que va a sufrir, además de ese dinero que no se vuelve hacia la economía del interior”.
En esa línea, el presidente de la Rural afirmó en TeleJunín que las retenciones son “una captación que va a las arcas del estado directamente también es un traslado de recursos de la ciudad” que resulta en “mucha plata que se volcaría directamente en este caso a Junín y traería mucho más movimiento, más producción”.
Cornelatti aseguró que “actualmente el trigo y maíz tienen un 15% y la soja el 30%. En realidad lo que afecta es la rentabilidad”.


Consultado sobre la segmentación, fue categórico: “No lleva a ningún lado. Seguimos con lo mismo y solo nos convertiría a los productores pequeños y medianos en planeros vip, planeros del estado. Y no nos interesa. Queremos producir y tener el valor real de la producción”.
Por su parte Frederking se refirió a la “solidaridad” que se le pide al sector: “Uno escucha mucho las bases en el campo y es que siempre se le pide un ajuste al campo, que siempre dio una mano, pero desde la política, nada. No hay ninguna señal en ese sentido. Entonces se habla de la solidaridad pero la solidaridad de la política no. No se plantea ninguna rebaja, decir ‘no nos vamos a aumentar el sueldo’, nada de eso”, cuestionó.
“Las retenciones a Junín y a las ciudades del interior les traen muchos problemas. Hay estudios hechos este año, y hablando por ejemplo, de retención cero, serían 62 millones de dólares, eso es dinero que tendría el campo. Es plata que se volcaría a cada pueblo”, aseguró.

Presión fiscal
Con la suba de retenciones, también se prevé la suba de inmobiliario rural, bienes personales y una batería de impuestos que aseguran que ahoga al sector.
Rodrigo Esponda aseguró que “más allá de las retenciones es un reclamo contra la presión fiscal en general porque entendemos desde el sector agropecuario que a mayor presión fiscal menos trabajo, menos empleo, menos generación de alimentos. Además, es contraproducente porque estamos en un punto donde ya seguir ahogando a la producción, a toda, no solo a la agropecuaria lo único que hace es dejar actores fuera de juego, es decir, que se siembre con menor tecnología y por ende menor cantidad de rindes, que la ganadería tenga menor inversión”.
Asimismo destacó que “la rentabilidad tal vez sea un problema pero lo más importante es que se trata de manifestarle al gobierno nacional y provincial que la presión impositiva lo único que hace es dejar productores afuera y eso es menos trabajo, menos alimentos, menos riqueza para el país”.
En ese sentido, Cornelatti remarcó que “el censo nacional agropecuario cada vez que se realiza te muestra la desaparición de alrededor de 70 mil productores del sistema. No es bueno para el país. Estamos poniendo en pocas manos la producción y luego cuando hay retención de venta tenemos los problemas que tenemos, de acuerdo al valor que no manejamos nosotros sino que es internacional”.

Asamblea de productores
Mañana, desde las 10, los productores de la región se darán cita en la sede de la Sociedad Rural de Pergamino, con la intención de dar a conocer su postura y evaluar las posibles medidas de fuerza.
“La idea de la convocatoria es que todos los productores puedan expresarse, decir qué piensan sobre todo lo que está pasando en el contexto nacional”, explicó Frederking.
Cornelatti aseguró que “posiblemente” se sumen a la convocatoria ya que “las retenciones nos afectan a todos, dejan por el suelo la rentabilidad del productor”.
Asimismo destacó que “actualmente no hay previstas marchas en Junín pero sí hay pendiente una asamblea el viernes que viene para ver cómo seguimos con este tema”.
La titular de la Federación Agraria Filial Junín, Rosana Franco, si bien no confirmó su participación aseguró que “FAA da libertad a sus productores para que decidan ir o no”.

COMENTARIOS