Buenas perspectivas para la cosecha en la zona.
Buenas perspectivas para la cosecha en la zona.
INTA

Dan a conocer informe del desarrollo de cultivos de soja y maíz en la Región

La presencia de insectos tiene baja incidencia. Como dato novedoso, se identificaron alrededor de 700 hectáreas de cultivo de maní en Alberdi (Leandro N. Alem) y General Arenales. En Junín, la soja de primera presenta un estado de bueno a muy bueno.

Extensionistas de INTA de las Agencias de Junín y Rojas, junto con el Grupo de Cambio Rural Hunter en Acción realizaron una recorrida y monitoreo de los principales cultivos de la campaña de verano 2019-2020. El monitoreo se llevó adelante en campos de productores, el campo experimental de la Unnoba y el grupo de Cambio Rural Hunter en Acción.
El informe final de los cultivos y su estado en Junín y los distritos de Rojas, Leandro N. Alem y General Arenales fue realizado por César Baldoni, Juan Carlos Lisa, María Paula Melilli, Adrián Umanti, María Guadalupe Tellería y Alejandro Gabriel Signorelli, pertenecientes a las agencias de extensiones experimentales de Pergamino, Junín y Rojas.

Condiciones climáticas
Enero comenzó con alarmas en toda la región por la falta de humedad en el suelo, que afectó de manera dispar. Esto generó retrasos en la siembra del maíz temprano, sobre todo en aquellos lugares donde las lluvias se hicieron esperar.
En las lomas medanosas, principalmente del distrito de Leandro N. Alem, se registraron alteraciones en el crecimiento y la floración de los maíces tempranos en algunos lotes particulares. En Rojas, la situación fue similar, sumado al retraso en la siembra de la soja de segunda. Las precipitaciones de fines de diciembre repusieron la humedad necesaria para los cultivos.
Las lluvias acumuladas en el período crítico octubre/diciembre 2019, como se mencionó, fueron dispares:
Leandro N. Alem / Arenales: Entre 150 a 200mm
Junín: 464 mm (medición del Servicio Metereológico Nacional en el aeródromo)
Rojas: 283,2 mm promedio.
Otras condiciones generales: La Oficina de INTA Vedia tomó registro de la finalización de la campaña de fina 2019. Se cosecharon unas 18 mil hectáreas de trigo. Los monitoreos registraron presencia de roya amarilla, roya de la hoja, roya del tallo y mancha amarilla, sin mayores consecuencias para los rendimientos finales, que estuvieron entre 35 y 45 quintales por hectárea, similares a la campaña anterior. En Rojas, el ensayo llevado adelante entre AFA y el INTA brindó resultados similares, aunque los rendimientos máximos estuvieron en los 50 quintales en algunas variedades.
Otro dato general ha sido el tratamiento de malezas resistentes. No sólo se han registrado algunas dificultades en su control, sino que además, la falta de humedad no permitió que se realicen las aplicaciones químicas oportunas. Por este motivo, en algunos lotes, se realizó un control mecánico.

Junín
Soja de primera: el estado de los cultivos varía de bueno a muy bueno. Su estado fenológico ronda entre R1 y R3 (inicio de floración a inicio de formación de vainas) de acuerdo a la fecha de siembra.
Estado sanitario: presencia de mancha marrón, situación normal en lotes que tuvieron soja como cultivo antecesor. La gravedad de la afectación es muy diversa de acuerdo a los lotes y estrategias de manejo implementadas.
Soja de segunda: el estado de los cultivos es bueno, aunque con escaso desarrollo. En varios lotes la altura de las plantas no supera al rastrojo. La causa de esta situación está en la falta de humedad para la fecha de siembra. El cultivo se encuentra, fenológicamente hablando en V2 a V3 (de dos a tres hojas expandidas).
Maíz temprano: su siembra sufrió demoras por la falta de humedad en primavera y escasas reservas hídricas en los suelos. El estado de los cultivos varía entre bueno y muy bueno, en etapa de crecimiento VT (pajonamiento) a R1 (floración femenina).
Estado sanitario: buen estado, excepto por la presencia de roya (puccinia) con distintos grados de afectación en los lotes.

Alem y Arenales
Soja primera: El crecimiento inicial se vio afectado por la falta de precipitaciones, situación que se revirtió con las últimas lluvias. El estado fenológico varía entre R1 y R2. Hay una menor superficie implantada con respecto a la campaña anterior, alcanzando unas 70 mil hectáreas.
Maíz temprano: Muy buen desarrollo que estiman buenos rendimientos. El cultivo se encuentra en período de madurez de la espiga, en el estado de grano lechoso. Se estima una superficie sembrada de 25000 hectáreas.
Estado sanitario: No se observaron ataques de plagas ni emergencias notorias de malezas en los distritos informados.
Como dato novedoso, se identificaron alrededor de 700 hectáreas de cultivo de maní en la localidad de Alberdi (Leandro N. Alem) y General Arenales.

COMENTARIOS