EXTENSA JORNADA DE DEBATE EN EL SALÓN ROJO

Sin acuerdo y con reclamos por parte de la oposición, se aprobó el presupuesto 2020

Se hizo lugar a la suba de tasas pero el Frente de Todos, que buscaba un aumento “escalonado”, no acompañó el proyecto. Victoria Muffarotto cuestionó: “No accedieron a ninguna de las demandas como para que pudiéramos votar afirmativamente”.

Ayer se realizó la asamblea de concejales y mayores contribuyentes del Concejo Deliberante, en el Salón Rojo, en la que se trató y aprobó el proyecto de la Ordenanza Impositiva 2020.
El Presupuesto se definió con el voto doble del presidente del HCD, Gabriel D’Andrea. El Código Fiscal y la Ordenanza Impositiva salieron por mayoría, con los votos de los mayores contribuyentes que resultó en 24-16. Cabe destacar que ronda los 2100 millones de pesos.
Con la aprobación de la impositiva, se hizo lugar a la suba de tasas municipales, que dividió al oficialismo y a la oposición, que mantuvo su voto negativo, aduciendo que el incremento debía ser escalonado.
El bloque de Juntos por el Cambio defendió el proyecto aduciendo que el aumento es menor a la inflación que se prevé para este año y que la actualización es necesaria para “no desfinanciar al municipio”.


Suba de tasas
El primero en tomar la palabra fue el concejal Javier Prandi, a cargo de la comisión de Presupuesto, quien se refirió a una economía “resentida”, por el índice inflacionario que afecta en el plano local.
“Es un año que ha sido difícil económicamente hablando para todos los argentinos en general y la economía local no escapa a esta generalidad por lo tanto debe haber una actualización de las tasas municipales que permita seguir brindando todos los servicios que este municipio le otorga a todos los vecinos de Junín.
Acusó que al estar la economía “resentida por el proceso inflacionario” se han ido deteriorando los recursos y resulta necesario “actualizar las tasas para no desfinanciar al municipio”.
Según Prandi, “el 49% de actualización es menos que la inflación prevista, por la mayoría de los economistas para este 2020 y mucho menor aún que lo planteado por el gobierno de la provincia de Buenos Aires”.
Sobre la distribución de los fondos municipales, indicó que “estamos hablando de un total de 1193 millones de pesos, este corresponde al 55% del presupuesto. Cuando hablamos de actualización de tasas estamos hablando de ese porcentaje”.
Asimismo destacó los beneficios a sectores postergados, como se había dado a conocer: una eximisión del 100% a quienes tengan solo como ingreso una jubilación mínima; un 70% para quienes tengan dos jubilaciones mínimas o contribuyentes con una tasa social, que tendrán eximisión del 50%. Podrán adherir a ese 50% quienes tienen beneficio de AUH, trabajadores en relacion de dependencia, cuyo ingreso no sea superior a la suma de dos salarios mínimos, monotributistas (que no excedan dos salarios mínimos), planes sociales, entre otros.
Así también destacó beneficios para las pymes, para quienes se incrementa el tope de corte en donde cambia el regimen de tasa de seguridad e higiene que pasaría de bimestral a mensual, según destacó.
La tasa que se cobra en las facturas de luz a las pymes, que hoy es del 9% pasa a ser del 7,5%.
Prandi también remarcó los montos para la tasa de red vial, que se segmenta de la siguiente manera: hasta 36 hectáreas, tiene una actualización de un 25%, (más de 7 mil partidas); de 36 a 49,9 hectáreas (hay 419 partidas), tienen un 40% de incremento; más de 50 hectáreas, la suba es del 55% (son 1244 partidas). Quedan exceptuados los cuarteles 1,14 y 15.
Para el caso de la afectación de red vial “seguirá siendo el 70% por dos bimestres y luego dicha tasa será sujeta a la cobrabilidad que se registre en los diferentes cuarteles, exceptuados 1, 14 y 15”, que, destacó que “sigue siendo baja”.

Reclamo de diálogo e información
Por su parte, Maximiliano Berestein, edil del bloque de Frente de Todos que expresó su voto negativo cuestionó: “No hemos podido generar el diálogo que dice el Ejecutivo”.
Reiteró el pedido del espacio, para que las subas fueran escalonadas, teniendo en cuenta “el contexto de la ciudad”.
Además, volvió a reclamar al oficialismo, “que aducía un municipio en equillibrio, sin deuda”, pero advirtió “no damos fe porque no tenemos acceso a las cuentas de Rafam”.
“La república es el Ejecutivo, el Concejo Deliberante. Acá se discuten las atribuciones. Demandamos que al Concejo Deliberante le devuelvan el diálogo”, reclamó.
A su tiempo, la concejal Carolina Echeverría subrayó: “No acompañamos esta fiscal impositiva por el aumento de la tasa de un 50% y un 100% en las otras” y advirtió que la regla es que “se presupuesta lo que uno recauda”.
Al igual que Berestein reclamó “falta de información”, e incluso aseguró que “no se publican los decretos del ejecutivo”.
“Al Concejo se le está quitando el poder legislativo y de control” cuestionó y pidió “que sean más claros los funcionarios”.

Disconformidad
La concejal Victoria Muffaroto de FdT fundó su negativa “en la demanda de vecinos que no está conforme con el aumento de tasas”.
A su vez aseguró: “Creemos que deben aumentarse pero debe haber diálogo. No accedieron a ninguna de las demandas como para que pudiéramos votar afirmativamente”.
La presidenta del bloque del Frente de Todos cuestionó la información que se dio en torno al presupuesto: “El Ejecutivo le está mintiendo a la ciudad. Las tasas aumentan más del 50% y un 100%”.
Sobre la afectación del 70% de la tasa de red vial, Muffarotto indicó que “el gran logro del sector agropecuario fue afectar el 70% de la tasa pero hoy retrocedemos cuando nos dicen que se mantiene la afectación al 100% cuando se pretende que la cobrabilidad sea del 95% y es una meta inclumplida”.
La edil volvió a cuestionar la falta de diálogo y fijó su voto negativo: “Uno es el discurso que nos dan en privado, otro hacia los medios. Y otro es lo que está escrito, que es la ordenanza que deben conocer los vecinos”.
Por su parte José Bruzzone insistió en cuestiones como los costos de Ashira, el relleno sanitario, el financiamiento del transporte público: “Pedimos datos todo el año y se nos niegan”.
A su vez indicó que “Ariel Díaz informó una cosa y a las dos horas declaró a la prensa algo totalmente distinto”.
Por último reclamó “que se acceda a discutir las cosas que hay que discutir”.
Por su parte Lautaro Mazzutti reclamó que “nunca se pregunta la situación del vecino y lo que puede pagar, que sufrió tarifazos, pérdida de empleo, cierre de comercios”.
“El diálogo político no es sencillo. Es con discusiones pero primando la capacidad de ceder. Kicillof cedió, más allá de que no estamos de acuerdo. En este Concejo hace más de 4 años no hay diálogo”, concluyó.

“Manual de excusas”
El concejal oficialista, Manuel Llovet defendió la aprobación del presupuesto al asegurar: “Nos toca defender esta fiscal impositiva que le da el poder al intendente de llevar adelante la gestion”. Al mismo tiempo destacó la función de las tasas, que “las podemos ver en una contraprestación en la ciudad, en un beneficio, mejores servicios”.
Por su parte Tolosa Rosini tildó a la oposición de “manual de excusas, desde que Petrecca es intendente. Los fundamentos son endebles. No me parece coherente que piensen como hablan”.
A su vez cuestionó: “Cómo pueden defender un aumento del 75% y oponerse a un 49% de actualización en Junín. Son un slogan”, y advirtió: “Quieren poner a Junín de rodillas”.

COMENTARIOS