Ariel Díaz, secretario de Economía.
Ariel Díaz, secretario de Economía.
CONCEJO DELIBERANTE

El viernes 10 de enero próximo se trata el Presupuesto y el aumento de las tasas

Se acordó ayer en la comisión de labor parlamentaria. Si bien en el oficialismo destacan que las tasas van a aumentar “menos que la inflación” anual acumulada durante 2019, la oposición cuestionó aumentos “desmedidos” en relación a la cantidad de obras y servicios.

El Presupuesto y el proyecto de Ordenanza Impositiva 2020 se tratará en el Concejo Deliberante el próximo viernes 10 de enero, según se acordó ayer, entre el oficialismo y la oposición, en la reunión de labor parlamentaria.
Si bien el incremento de tasas tiene un tope del 49 por ciento para la mayoría de las tasas y desde el Ejecutivo destacan que es “inferior a la inflación” acumulada de este año –que rondó el 55%-, todavía quedan limar varias asperezas con la oposición, que observa incrementos desmedidos en algunos ítems, como en la tasa de seguridad, y escasos recursos para obras.
Como informó este diario, el monto total del cálculo de recursos y gastos para 2020 es de 2.173.802.102.
“Para la actualización de las tasas hemos tenido en cuenta a los sectores más necesitados”, afirmó a este diario Ariel Díaz, secretario de Economía del Municipio.
Y agregó: “Es un presupuesto un 32% más grande que el de 2019. Y por supuesto que los ejes principales son para la gestión de Pablo Petrecca la salud, la educación, la asistencia social, el desarrollo económico, el deporte, la cultura, la seguridad, así que en esas partidas va a haber un mayor incremento que en el promedio”.
Como ya es parte del folclore político, la actualización de las tasas genera polémica. Para Díaz, “es lo que genera mayor detenimiento en los análisis pero en 2019 hemos hecho una actualización en la que nos hemos quedado cortos. El 4 de enero cuando se debatió el Presupuesto y el aumento de tasas en la impositiva, el 43% parecía una enormidad y sin embargo terminamos un año con un 55 o 56% de inflación. Por lo tanto el municipio pierde recursos en términos reales y ese es el equilibrio que tenemos que buscar como municipio para lograr una actualización que nos permita seguir prestando servicios y realizando obras y a la vez que no afecte el bolsillo de los juninenses, o sea que se puedan seguir pagando las tasas”.
“Hemos tenido en cuenta a los sectores más necesitados, como jubilados y pensionados, beneficiarios sociales que creemos que son los que más necesitan la contención y el apoyo del Municipio a la hora de las tasas”, sostuvo el funcionario.
En el caso de jubilados y pensionados, anunció que “por primera vez en el Municipio de Junín vamos a eximir el 100% de las tasas para aquellos que tengan como ingreso familiar una jubilación mínima”.
Por el lado de la tasa social, que son los demás beneficiarios de AUH, monotributistas sociales, “la eximición de las tasas va a ser del 50%, con lo cual también hemos atendido estas necesidades”, señaló.
Según pudo saber este diario, hoy asistiría Díaz a una reunión con los concejales para ahondar en los detalles del proyecto y responder preguntas de los concejales.

Reparos de la oposición
El concejal del Frente Renovador Maximiliano Berestein afirmó ayer a Democracia: “Nos parece que el aumento del 50% del CVP, todo junto, es un impacto demasiado exigente para el bolsillo de los vecinos. Y hay tasas que aumentan exageradamente sin fundamentos, como por ejemplo la tasa de seguridad, que sube un 100%. Asimismo, la exigencia en el aumento de las tasas no se justifica en ninguna obra ni servicio importante en el presupuesto”.


En tanto, el edil de Unidad Ciudadana José Bruzzone afirmó a este diario: “Aumentan 49% la mayoría de las tasas, segmentan la tasa de Red Vial, hay un aumento importante en la tasa de seguridad, de un ciento por ciento para todos los domicilios de Junín. Es un presupuesto mucho más austero que el de 2019, ya que aumenta un 32%, mientras que la inflación anual fue del 55% y hay mucha plata destinada a seguridad y bastante menos a obras. Hay 19 millones para las 25 viviendas que prometió el intendente, y no hay un peso para la terminal”.

COMENTARIOS