Otros tiempos: Petrecca y Rodríguez, en épocas en las que todavía no había reclamos de la cooperativa al Municipio.
Otros tiempos: Petrecca y Rodríguez, en épocas en las que todavía no había reclamos de la cooperativa al Municipio.
SE UTILIZARÍA UN SECTOR DE LOS TERRENOS QUE DIVIDEN A LA CIUDAD

Avanza la idea de desarrollar un polo textil en el predio ferroviario

Es una iniciativa del Municipio para empresas, talleres, diseñadores y otros eslabones de la cadena de confección de prendas. Al mismo tiempo, sigue la polémica por la transferencia de 28 hectáreas a la órbita comunal y en la Coottaj insisten en que peligra su trabajo. La Unnoba puede tener un rol clave para el destino de los terrenos en desuso. La postergada reactivación del ferrocarril continúa siendo un tema pendiente.

El traspaso de 28 hectáreas del predio ferroviario a manos del Municipio generó una gran polémica a partir del rechazo de los trabajadores de la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín (Coottaj) hacia la decisión tomada dos días antes de que se termine el gobierno de Cambiemos en la Nación.
Aún cuando el intendente Pablo Petrecca aseguró a este medio que la entrega de los terrenos a la comuna “no afecta a la Cooperativa ni a los vecinos y no altera la actividad de los talleres”, los ferroviarios temen que su margen de acción dentro del lugar se vea acotado.
Adicionalmente, la falta de información respecto del destino de esas tierras alimenta los temores de los cooperativistas. “Tenemos cuatro años para trabajar en esos lugares” dijo, elíptico, Petrecca esta semana. Y adelantó: “Estamos trabajando con emprendedores textiles y hay proyectos para avanzar con iniciativas dentro de ese rubro”.
En efecto, según pudo confirmar este medio, está madurando la idea de instalar en el lugar un polo textil que permita darle impulso a una actividad fuertemente golpeada por el escenario económico actual.
El proyecto no es nuevo. Hace tiempo que los referentes de la Secretaría de Producción están manteniendo encuentros con empresarios y emprendedores textiles locales para unir fuerzas y propiciar un espacio de trabajo conjunto, entre los privados y el estado, de manera de ganar competitividad.
Los impulsores de esta iniciativa creen que la conformación de un polo productivo que incluya empresas, talleres, diseñadores y otros eslabones de la cadena textil, permitiría desarrollar acciones para el fortalecimiento del entramado productivo en el rubro, consolidando una red institucional y organizacional que impulse el crecimiento y la modernización del sector local, tanto en el diseño, la fabricación y el posicionamiento de nuevos productos, así como en el mejoramiento de la gestión y de los procesos industriales.
En este caso, la asociatividad podría ayudar a generar sistemas innovadores, con producciones más competitivas.
Desde el Municipio siempre consideraron que el mejor lugar para que funcione este polo es el predio ferroviario, donde hay galpones inutilizados que podrían ser reciclados para darle ese uso. De hecho, en una nave ya hay una cooperativa textil conformada por trabajadores despedidos de la empresa Antonelo, que utilizan equipamiento que fue aportado por la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, mediante un comodato firmado con la municipalidad de Junín. Eventualmente, esta unidad productiva podría sumarse al polo.
Entonces, la sesión de estas 28 hectáreas permite avanzar fuertemente en la concreción del proyecto.

Participación de la Unnoba
La Universidad es otro actor clave para los referentes del rubro de la confección de indumentaria, ya que allí se dicta la carrera de diseño textil. Y consideran que el hecho de que la casa de altos estudios ya esté ocupando espacios en el mismo predio facilita la posibilidad de que pueda sumarse a esta iniciativa.
A nivel general, desde el municipio también creen que es fundamental la palabra de la Unnoba en el destino de las tierras que fueron cedidas. “Queremos progreso para la ciudad –señala Petrecca– me sentaré con las autoridades de la universidad, que ya tiene un pie ahí, y trabajaremos en conjunto para poder llevar adelante proyectos en común, algo sobre lo que ya estamos dialogando”.
Respecto de su propuesta concreta para el predio, el intendente afirma: “Hay un proyecto definido que no quiero dar a conocer porque debemos trabajarlo”. Además, recuerda que en el debate que se realizó en la campaña electoral él prometió que temas como este se van a analizar con la Agencia de Desarrollo, y sostiene que también se debería revisar el plan estratégico.

Polémica por el predio
Lo cierto es que, más allá del destino que se les dé a esas tierras (también se habla de proyectos vinculados con la producción tecnológica), la sesión de las 28 hectáreas a pocas horas de dejar el gobierno, generó desconfianza entre quienes trabajan allí.
Esta semana, Petrecca negó enfáticamente en más de una oportunidad que se fueran a afectar los intereses de los cooperativistas. “Estamos hablando de la historia de nuestra ciudad –declaró el jefe comunal– el ferrocarril es nuestra prioridad y lo ha sido para el ex presidente Mauricio Macri, primero logrando tres frecuencias de trenes de pasajeros y también para las formaciones de carga, algo que fue muy exitoso, tanto que hubo reclamos de camiones por eso. Hubo una inversión importantísima en este tema y Junín fue protagonista de ese proceso, con lo cual, pensar que un intendente va a ir contra el ferrocarril es lo más descabellado que se le puede ocurrir a alguien, como también lo es que alguien intente meterse en lugares donde hoy está trabajando la cooperativa ferroviaria”.
Según dice, el espacio cedido corresponde a 28 hectáreas “que están obsoletas, donde hay mugre y focos infecciosos y lo único que genera hoy es malestar a los vecinos”.
Sin embargo, desde la Coottaj sostienen que sus reclamos son fundados, ya que aseguran que, dentro del área otogada por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) hay dos galpones que están usando los cooperativistas. “El intendente dice que no, pero es así”, afirma enfáticamente el referente de la Coottaj Pedro Rodríguez, y puntualiza: “Cuando él nos contó sobre el proyecto del parque lineal le dijimos que iba a tener un problema con un galpón que está por donde va a pasar ese parque y ahí tenemos la maquinaria más importante de la cooperativa. La solución que propusimos es que nos compren los tornos y el resto de las cosas que necesitamos, y que después volteen eso”. Pero ese ofrecimiento no fue aceptado por el Municipio. “Están poniendo palos en la rueda para que la cooperativa desaparezca”, asegura Rodríguez.
En definitiva, la discusión pasa por el destino de dos galpones ubicados a la altura de Jean Jaures y Sarmiento. “No tenemos inconvenientes en que se utilicen los sectores que no ocupamos. De hecho, fue nuestra idea la de hacer talleres más chicos, más funcionales, pero nadie nos llevó el apunte”, indica Rodríguez.

Reactivación pendiente
Al margen de la decisión final sobre el destino que se le dé a ese espacio, poco se dice de una eventual reactivación del ferrocarril, una necesidad sobre la que no hay planes trazados, aunque todos coinciden en la necesidad de que se produzca.
“Estoy muy entusiasmado en lo que vamos a trabajar en estos cuatro años en las 28 hectáreas”, señala Petrecca, que remarca lo logrado en la administración de Cambiemos en esta actividad, con el aumento de las frecuencias del servicio de pasajeros y cierto resurgimiento de los trenes de carga.
Al mismo tiempo, considera auspicioso el desembarco del ex intendente de Junín Mario Meoni como titular del Ministerio de Transporte de la Nación: “Tenemos una gran oportunidad con el nuevo ministro porque tiene un vínculo con todo esto. En su momento, Mario Meoni había prometido un paso bajo nivel en Rivadavia y esto también se relaciona. Es un funcionario que es de acá, que tiene doce años de experiencia de gestión municipal, que sabe las necesidades y lo que pasa aquí, y que también ha sufrido las consecuencias de la discriminación del espacio político del que hoy forma parte, con lo cual, el pasado nos tiene que hacer ver cómo superarnos”.
Desde el lugar de la Coottj, Rodríguez también se muestra esperanzado con el arribo del ex intendente de Junín al Ministerio. “Si creímos cuando estaba Florencio Randazzo, un ministro que no era de la ciudad, ¿cómo no voy a creer ahora?”, se pregunta el referente de la cooperativa ferroviaria, para luego añadir: “Hoy, más allá de las ideas políticas de cada uno, tenemos la suerte de tener un ministro que puede tomar determinaciones que aporten a la producción y voy a apoyar a todo lo que haga que nuestros talleres se reactiven”.

COMENTARIOS