Afirman que la obra del desagüe del norte, que está terminada,  se hizo “con menos plata de la prevista“, lo que permitió cerrar un desagote de dos cuadras.
Afirman que la obra del desagüe del norte, que está terminada, se hizo “con menos plata de la prevista“, lo que permitió cerrar un desagote de dos cuadras.
INFRAESTRUCTURA EN JUNÍN

Incertidumbre por la continuidad de las obras públicas para la ciudad

El cambio de administración en Nación y Provincia, abre un signo de interrogación para los proyectos locales en ejecución. Con la designación de Mario Meoni como ministro, surge la posibilidad de la llegada de iniciativas vinculadas al transporte. La nueva terminal es la obra en marcha más costosa y que requiere financiamiento. Expectativa en que Axel Kicillof fomente la construcción de viviendas.

Lo que empezó como un rumor a principios de mes y fue ganando fuerza como posible realidad, finalmente se ratificó el viernes pasado: cuarenta días después de haber sido derrotado en las elecciones, Mario Meoni era elegido nada menos que para integrar el gabinete nacional, como ministro de Transporte, en la presidencia de Alberto Fernández.
Como sucedió con la mayoría de los juninenses, la designación fue una verdadera sorpresa para los miembros del Ejecutivo local. Pero con el paso de las horas, vieron al nombramiento como una oportunidad de acercamiento entre las partes que compitieron en las pasadas elecciones a nivel local. Es que el cambio de color político en las administraciones de Nación y Provincia, que ya no estarán alineadas con el Municipio, abrió un signo de interrogación –entre otros temas– en torno a la continuidad de los flujos de fondos para la ejecución de obras públicas.
Con algunos proyectos trascendentes a mitad de camino, la gestión del intendente Pablo Petrecca espera seguir recibiendo recursos para su finalización. Aunque hay más, la nueva terminal de ómnibus es una de las iniciativas más importantes que todavía está lejos de ser concluida. Y en ese contexto, en el gobierno local creen que el desembarco de Meoni en Transporte podría ser “la llave” que permita que haya financiación para esta obra, dentro de un área clave para el desarrollo de Junín y la región como es el transporte.

Incertidumbre
En el Gobierno de Junín admiten que el presupuesto para obras va a sufrir un ajuste en 2020. “Seguramente que sí, por lo menos en este primer año, sobre todo por el desconocimiento que tenemos sobre el financiamiento que va a tener en carpeta la Provincia”, responde ante esa consulta el secretario de Planeamiento, Movilidad y Obras Públicas, Marcelo Balestrasse.
Desde esa dependencia estiman que en los cuatro años de gestión Cambiemos se recibieron alrededor de mil millones de pesos en distintos programas de financiamiento por parte de Nación y Provincia para proyectos de obras públicas.
Y de cara a este nuevo período, se abren nuevas expectativas en torno a la continuidad del aporte de recursos ahora. “Yo soy optimista para que, cada uno en su lugar, nosotros desde el Municipio y Meoni desde el Ministerio, se pueda trabajar por Junín”, señala Balestrasse, para luego ampliar: “Hay que limar las diferencias, hay que sumar las coincidencias, y a partir de ahí hacer cosas para los vecinos. Las elecciones terminaron y hay que pensar en Junín, y justo nos tocó que esté un juninense en una de las áreas más importantes para desarrollar una región o una ciudad, que es Transporte”.
Entre las opciones que en el Municipio creen que se podría trabajar en conjunto, mencionan la finalización de la terminal, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) en Saforcada, el proyecto de logística de rompimiento de cargas en la intersección de las rutas 65 y 188 –en donde los camiones grandes que lleguen repartan su carga para que sea distribuida en la ciudad con camiones más chicos–, el traslado de las vías, el paso bajo nivel de Rivadavia (“una obra proyectada y soñada por Mario”, dice Balestrasse), el acceso a la terminal, la autopista urbana, el transporte público y hasta la pista del aeródromo. Todos temas que, de una u otra manera, están vinculados al área que va a conducir Meoni a partir del 10 de diciembre. “La llave para todo esto la tiene el futuro ministro de Transporte”, puntualiza el secretario de Obras Públicas.
Por otra parte, el déficit habitacional fue uno de los temas en donde a la administración Petrecca no pudo dar respuestas importantes. Se inició un plan de construcción de 25 viviendas, que en el último tiempo tuvo algún freno, y se supone que habrá una segunda etapa de otras 25. Muy poco para una ciudad en donde la necesidad de unidades se cuenta en números de cuatro cifras.
“La gestión apuntó a hacer las obras de base para que después se pueda llevar desarrollo a los barrios. En una casa hace primero las instalaciones, primero, y después seguís con las paredes, el techo y la pintura, y nosotros arrancamos con la infraestructura, apuntamos al pavimento, cordón cuneta, y grandes obras como el Cuadrante o el desagüe, y por eso no hubo tanta vivienda”, argumenta Balestrasse. Sin embargo, el funcionario también tiene expectativas que esto pueda revertirse gracias a la nueva administración bonaerense: “El gobernador electo dijo que va a hacer hincapié en la construcción y planes de viviendas, así que esperamos que lleguen a nuestra ciudad”.

La terminal
Como quedó dicho, la nueva terminal y las 25 viviendas son las obras que están a mitad de camino.
Sobre la estación de micros, Balestrasse sostiene que “la parte civil de la obra está lista”. Lo que restaría es llevar la electricidad desde Lartigau, ya que hoy tiene luz que viene del Complejo Municipal pero solo para iluminarla. También hay que hacer lo que coresponde con el interior: dispositivos de informática, sistemas de comunicación, televisores y equipos de aire acondicionado central. Y también el acceso, un proyecto de unos 20 millones de pesos.
Precisamente, sobre el acceso, está garantizado para hacerse con la autopista urbana, un proyecto que incluye todas las obras en la zona que va del cruce de las rutas 7 y 65 hasta la intersección con la 188. Esta iniciativa ya está licitada, a través del sistema PPP (de Participación Público Privada), y está adjudicada a la empresa Cartellone. Solo resta la aprobación de Vialidad, para lo que se están viendo cuestiones técnicas. “Es una obra fantástica porque, además de hacer pasar la autopista, independiza la circulación urbana, porque incluye los cruces y las colectoras, entonces todos podremos cruzarla y pasar de un barrio a otro, sin subir a la autopista ni correr riesgos por ello”, sostiene Balestrasse.
Ahora resta saber si las nuevas autoridades en el área continuarán con el proyecto. “Sería una pena muy grande que no se haga –añade el funcionario municipal– porque para esta obra la empresa ya pidió 150 puestos de trabajo. Y, sobre todo, por la seguridad vial”.
La obra incluye el ingreso a la terminal y, por ese motivo, Balestrasse se entusiasma: “Ahora vamos a tener un ministro de Transporte de Junín, que fue el gestor de esa terminal, así que esperamos que podamos llegar, con un buen diálogo, a lograr terminarla. La oportunidad es única. Si Mario decide que va a contribuir a que esto se haga, porque es un proyecto que empezó en su gestión, el acceso, que es muy costoso, estaría asegurado”.

Viviendas
La construcción de 25 viviendas viene algo lenta. Desde el Municipio aseguran que “hasta ahora, la obra nunca se había parado”, pero en los últimos días “está en un impasse” porque están cambiando las autoridades del Instituto de la Vivienda y, además, porque el contratista, que también ganó la licitación de la obra del barrio Almirante Brown, trasladó a sus empleados a trabajar allí, en cordón cuneta y base estabilizada. “Eso lo puede hacer porque la obra de las viviendas está dentro de los plazos legales”, aclara Balestrasse.
En el municipio esperan que el programa continúe de acuerdo a lo firmado en el convenio y que, además, se siga con la segunda etapa, que incluye otras 25 casas. “No deberíamos tener ningún inconveniente porque tanto los que van a asumir en Nación como en Provincia están diciendo que van a hacer viviendas”, dice el funcionario.

Otras obras proyectadas
Respecto del futuro, en la Secretaría de Planeamiento, Movilidad y Obras Públicas esperan continuar con la extensión de luminarias, asfalto y cordón cuneta. “Me gustaría pavimentar avenida La Plata –agrega Balestrasse–, hay que trabajar en la repavimentación, hay zonas que están detonadas, como Libertad, o Alberdi, donde hicimos tres cuadras, pero deben hacerse más. Y tenemos proyectos urbanos para desarrollar, como la avenida San Martín, o qué hacemos con el espigón, son decisiones que hay que tomar”.
También está en carpeta la reparación de los techos del MUMA y del Polideportivo Beto Mesa, así como el arreglo del patio interior del Palacio Municipal.
“También ahora hay transporte público y sería interesante extenderlo, tenemos semaforización, prioridad peatón, esquinas accesibles, cartelería, tenemos un proyecto para acercar las esquinas en Rivadavia, como está en Sáenz Peña, pero para todo eso dependemos de la financiación”, insiste Balestrasse.

Lo hecho
Por último, entre las obras terminadas o a punto de concluir, desde el municipio remarcan que en el Cuadrante Noroeste resta concluir con el Polideportivo, que esperan completarlo en enero, y sólo quedaría pendiente la colocación de algunas luminarias, algunas obras particulares en viviendas privadas y la parquización del bulevar de Dr. Possio, donde ya se terminó con la base estabilizada el cordón cuneta y la iluminación.
El Hogar de Protección Integral también “está prácticamente terminado”. Según dicen, la obra civil concluirá los primeros días de enero y luego faltará solamente el equipamiento interior.
El Camino al Balneario se terminó de demarcar y se están por colocar las once luminarias que faltan: cuatro van a ir en la intersección de Félix de Azara, San Martín y Circunvalación; otras cuatro irán en Circunvalación y Arias; y las restantes van en tres calles de acceso a los barrios que están Camino al Balneario, “que son las únicas que no tienen luces en el ingreso”. Balestrasse aclara que el proyecto de Circunvalación y Camino al Balneario “tiene un año de garantía y durante ese período la empresa es responsable por cualquier inconveniente que surja y deberá arreglarlo, ya sea una fisura en el pavimento, si se borra las letras de ‘Pare’, o si se rompe una cuneta de hormigón, lo que sea”.
Por último, el desagüe del norte también está terminado. “Lo hicimos con menos plata de la prevista –explica el secretario de Obras Públicas–, porque el proyecto tenía ítems que no se utilizaron porque no correspondían a la realidad del entorno, así que sobraron fondos que nos permitieron cerrar un desagüe de dos cuadras en Azcuénaga, que iba a ser a cielo abierto, pero se pudo tapar”.

COMENTARIOS