La Picasa

A dos años y nueve meses de la clausura por la inundación que debilitó la estructura, el lunes 2 de diciembre próximo habilitarán nuevamente el paso vehicular en el tramo de la Ruta Nacional 7 sobre la laguna La Picasa, entre Aarón Castellanos y Diego de Alvear, informaron desde Vialidad Nacional a Democracia.
En el trayecto de 12 kilómetros de terraplén, que se eleva sobre el agua, desde fines de septiembre se están haciendo diferentes trabajos. Finalizadas las obras, se procederá a la apertura provisoria del tránsito vehicular -con velocidad restringida-, el cual será monitoreado por agentes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).
En diálogo con este diario, el gerente de Operaciones y Mantenimiento de Vialidad, Luis Figliozzi, explicó que “colocamos las defensas metálicas. Ahora faltan las demarcaciones horizontales y verticales, con la colocación de la cartelería”.
En relación a las velocidades sobre el trayecto en cuestión, informó que la máxima para autos será de 80 kilómetros y 60 km para los camiones. Esta apertura de la carretera biomecánica “va a descomprimir el tráfico vehicular”, subrayó. Y destacó que “la municipalidad de Rufino colaboró con la maquinaria barredora para terminar de limpiar la calzada”.
Entre las principales tareas para habilitar la circulación, se destacan la recuperación de parte del material de protección desprendido a raíz de la crecida de la laguna, para la reconformación de los taludes y la construcción de un muro de contención que delimita la zona de camino de la laguna.
Al mismo tiempo, se ejecutaron obras de bacheo superficial y profundo en la calzada; la recolocación de defensas metálicas y el reacondicionamiento de banquinas. Las labores se completaron con la instalación de más de 3.000 de nuevas defensas tipo flex beam y la reparación de los estribos de uno de los puentes.

Tags

COMENTARIOS