La variante de Chacabuco, paralizada desde hace un año.
La variante de Chacabuco, paralizada desde hace un año.
VECINOS AUTOCONVOCADOS PEDIRÁN UNA REUNIÓN

La autopista en la Ruta 7, con escasos avances y a la espera del cambio de gobierno

Entre Carmen Areco y Chacabuco (70 km), las máquinas nunca comenzaron las labores. La variante en la localidad vecina (23 km) sigue detenida desde hace un año. Desde 2016 se inauguraron los tramos entre Luján y Heavy y 20 km de Junín hacia CABA.

Desde 2016 a la fecha, Vialidad Nacional ya inauguró unos 80 kilómetros de autopista sobre la Ruta 7, de un total de 196 km proyectados entre Luján y Junín y de 97 km en construcción. Pero existen tramos inconclusos y uno en el que aún no iniciaron los trabajos.
Cabe recordar que el primer trazado inaugurado fue de 32 kilómetros entre Luján y San Andrés de Giles en 2016, una obra que había iniciado en 2011 por la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.
Ya con el gobierno de Cambiemos, el 10 de junio de ese año, también, comenzaba a materializarse la extensión de la autopista hasta nuestra ciudad, pero con algunos sobresaltos en varios sectores de la calzada nacional que fueron apareciendo con el pasar del tiempo.
Por ejemplo, entre Areco y Chacabuco, las máquinas nunca iniciaron las labores. Como en el plan original del año 1969 no estaba comprendida la doble vía paralela, se tuvo que proyectar desde cero y ello demoró la adjudicación.
Además, desde Vialidad habían indicado que “este tramo, licitado a mediados de 2016, fue adjudicado a la UTE conformada por las empresas Homaq, Constructora 2 Arroyos y UCSA. Debido a dificultades económicas de la contratista, se llevará a cabo la relicitación del proyecto”.
Es el más extenso y consiste en obras de arte menores y ampliaciones de obras de arte existentes; la construcción de ocho distribuidores, cimentación de dos puentes sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.
Las firmas encargadas de hacer esos 70 kilómetros eran las mismas que estaban construyendo la variante de Chacabuco, que se vio afectada y se encuentra paralizada desde el 30 de diciembre de 2018.
Son 23 kilómetros entre la curva de Coliqueo, la Curva del Sol desde donde continúa por un campo expropiado detrás del aeródromo hacia el kilómetro 196 de la Ruta 7, sector en que se une con el tramo original en sentido a Carmen de Areco.
Los trabajos de movimiento y compactación de tierra estaban avanzados y ya se pueden observar desde la calzada nacional.
“Estos tramos no se relicitaron nunca. Están parados”, afirmó a Democracia, Juan Carlos Minchilli, integrante de Vecinos Autoconvocados.
“Nosotros estamos parados porque los funcionarios que están no saben si van a seguir el lunes. Vamos a esperar que asuma un nuevo gobierno y que designen las nuevas autoridades. No sabemos si el que entra va a invertir plata en obras”, destacó.
“No nos queda otra que esperar a los nuevos interlocutores. En 2007 en Junín, la anunció Néstor y en 2011, Cristina y no hicieron nada. Esperemos que ahora que está empezada la continúen construyendo”, subrayó.
“Cerca de las fiestas vamos a saber cómo sigue esto, cuando esté el nuevo administrador de Vialidad Nacional”, apuntó.

Tres tramos habilitados
Con la presencia del presidente Mauricio Macri en Junín, el 30 de septiembre habilitaron tres recorridos más: el primero, comprendido entre esta ciudad y el paraje La Agraria; el segundo, entre los kilómetros 219 y 229 (desde la quesería hacia la escuela rural); y el tercero, desde la localidad de Heavy hasta San Andrés de Giles (20 km), donde se acopla en el bypass.
“De Carmen de Areco hacia Giles vienen trabajando muy bien. Creo que ya está para habilitar hasta Heavy y completar el tramo. Esa obra arrancó un año después al resto y ya está terminada”, afirmó Minchilli. “De Chacabuco a Junín siguen trabajando y por una cuestión operativa no se inauguró el total”, destacó.
No obstante, según informaron fuentes de Vialidad Nacional, en el corazón de Chacabuco – Junín todavía no se habilitaron los cuatro carriles, ya que hay “expropiaciones pendientes” en un sector de unos dos kilómetros, si bien ya está montado el puente sobre el Río Salado (km 234) y el distribuidor en O’Higgins.
Las colectoras están habilitadas “por partes”, ya que por ejemplo “de un lado están construidas en su totalidad, mientras que en el otro se encuentran en un 80% de obra”, por lo que la velocidad máxima en la arteria principal es de 110 kilómetros, como indica la cartelería colocada.
Respecto de los otros dos intercambiadores vehiculares ya construidos, el de La Agraria es el único que está en condiciones de ser transitado, pero no el que se encuentra a la altura de la ex Escuela Rural 42, por Membrillar, donde no hay posibilidad de retomar el sentido de circulación o el descenso a las calles rurales.
Dichos distribuidores están diseñados puntualmente para cuando una de las vías es una carretera con acceso controlado, como una autopista o vía rápida.

En el Cerrito Colorado
En nuestro distrito, se observa un avance en las colectoras que atraviesan el ejido urbano a la altura del Cerrito Colorado. Esta vía paralela al trazo original permitirá la conexión de los barrios linderos con la traza nacional.
Además, según informaron desde el área de Obras Públicas, a los costados de la vía original, entre Querandíes y Ruta 65, se construirán dos carriles adicionales en ambos sentidos de circulación, que conformarán las cuatro arterias de la autopista. Y se levantará un muro de hormigón divisorio en el medio.

El bypass de Giles
En junio último fue habilitada la variante de San Andrés de Giles, un tramo de 8 kilómetros, entre el 98 y 106. Se trata de un nuevo trazado, transformado en autopista, que nace en el km 98 y se acopla a la traza original en el 106 con dirección a Areco donde ya hay cuatro carriles hasta Heavy.
Cuenta con tres distribuidores: el principal se eleva sobre la Ruta Provincial 41, zona crítica por el alto índice de accidentes viales que conecta con las rutas nacionales 3, 205, 5, 7, 8 y 9.
Los otros dos intercambiadores están montados en el kilómetro 98,5 (Cucullú), y sobre el 106, que es el empalme con el tramo original de la Ruta Nacional 7 hacia Carmen de Areco.

Entrada en Carmen de Areco
El coordinador de Vialidad Eduardo Plasencia explicó que “la nueva entrada a Carmen de Areco, un tramo de tres kilómetros, quedó fuera de la licitación original y se incluyó en el corredor del PPP”.
“Son tres kilómetros que incluyen un distribuidor completo que es la nueva entrada a Carmen de Areco y la entrada actual donde hay una rotonda junto a las estaciones de servicio, no se corta sino que la autopista pasa de largo y queda un puente, un túnel para que los vecinos puedan circular e ir a las estaciones sin que queden aisladas”, explicó Plasencia.

COMENTARIOS