Aseguran que el panorama del trigo es bueno y esperan que se pueda aprovechar, con el clima a favor.
Aseguran que el panorama del trigo es bueno y esperan que se pueda aprovechar, con el clima a favor.
EN LA ZONA NÚCLEO

Proyectan la mejor cosecha de trigo en años, pero desde el sector se muestran cautos

Productores locales destacan la recuperación de lotes sembrados y un buen panorama, aunque esperan que el clima acompañe. La vuelta de las retenciones continúa siendo una preocupación, de cara al nuevo gobierno.

Las últimas estimaciones de cara a la cosecha de trigo, al menos en la zona núcleo que comprende a Junín, rondan los 6,27 millones de toneladas, según la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario.
A pesar de las pocas lluvias en la zona el trigo parece haber alcanzado un buen desarrollo que promete la mejor cosecha en los últimos diez años.
Democracia dialogó con Rodrigo Esponda, delegado de Renatre y Rosana Franco, presidenta de la Federación Agraria, filial Junín, quienes coincidieron en que el panorama es bueno y esperan que se pueda aprovechar, con el clima a favor. Además, no niegan la preocupación por la posible vuelta de las retenciones y las medidas que puedan influir en el sector.

Mejores condiciones
Parte de las expectativas que dan, las estimaciones tienen que ver con la mayor cantidad de lotes sembrados en la campaña, además de la fertilización y la reserva de agua en el inicio.
De hecho la zona núcleo es clave en la producción triguera, ya que aporta un tercio de la cosecha.
En los primeros lotes que se comienza lentamente a trillar, los mejores promedios alcanzan los 40 quintales y con picos de 53 quintales en el este de Córdoba.
Al ser consultado, Esponda destacó que “faltan 15 o 20 días, un mes para la cosecha”, por lo cual “es prematuro saber si será la mejor de los últimos años”.
En la misma línea, Franco aseguró que “en Junín todavía nadie empezó a cosechar. Los trigos se recuperaron con la lluvia, si bien se han testeado lotes en los cuales la espiga de trigo está vana o con pocos granos”.
La titular de FAA Junín consideró que “la expectativa es buena y de tranquilidad pero hay que esperar. Ni bien se coseche algún lote tendremos una idea de lo que sucederá. Por lo pronto la cosecha viene atrasada. La cebada, que es un cultivo alternativo y se cosecha en estos días también está atrasada”.
Esponda destacó además las áreas de cultivo que se ganaron en el último tiempo: “Claramente, la situación impositiva y la apertura de mercado que se ha generado llevaron a que Argentina recuperara grandes extensiones del cultivo de invierno que se habían perdido, con lo cual eso es lo que logra la mejor calidad y cantidad de rinde que hemos tenido en los últimos años. Ojalá eso siga en la misma línea. El trigo ya está bastante definido en cuanto a su potencial. Hay un buen panorama y resta esperar que se pueda aprovechar”.
Específicamente sobre la recuperación de lotes sembrados explicó que “hace algunos años atrás era muy difícil sembrar trigo y cebada porque no había a quien vendérselo. La apertura de mercados y la posibilidad de exportar y tener compradores ha generado que se recuperen muchísimas hectáreas que antes no se sembraban para este tipo de cultivos, que se vuelvan a sembrar y se vuelva a producir”.

Retenciones, el tema recurrente
Los rumores sobre la vuelta de las retenciones continúan generando inquietud en el sector, que aguarda las medidas del nuevo gobierno.
Franco aseguró que “es un tema que preocupa al campo, más allá de que por el momento solo sean informaciones periodísticas”.
Esponda consideró que “hay que ser cautos con los rumores, todavía no sabemos cuál es el plan de gobierno que va a llevar adelante Alberto Fernández con lo cual deberíamos esperar”.
“A modo de reflexión, espero que no volvamos a chocarnos con la misma piedra y el año que viene no tengamos esta posibilidad de charlar sobre los rindes de trigo porque directamente no se siembra trigo”, manifestó.
“No cometamos los mismos errores. Hay que trabajar, apoyar, y salir adelante todos juntos de eso no hay duda pero hay políticas que ya demostraron que han fracasado y no tendría sentido volver a intentarlas”, concluyó.

COMENTARIOS