Un atado de 20 de las primeras marcas varía de 130 a 160 pesos.
Un atado de 20 de las primeras marcas varía de 130 a 160 pesos.
SIETE AUMENTOS EN LO QUE VA DE 2019

Cigarrillos: superan los $100 y muchos eligen armar los propios o pasar a segundas marcas

La última suba fue del 9%, y todos los atados de 20, de primeras marcas en tipo box, pasaron a costar entre más de 100 y hasta 160 pesos en los kioscos. Muchos buscan los más económicos y otros se animan a los armados.

En lo que va de 2019 el precio de los cigarrillos sufrió siete aumentos, llegando a superar ampliamente los 100 pesos un atado de 20 de las marcas más fuertes, que de hecho rondan los 130 y 150 pesos.
De un breve cálculo, se puede decir que una persona que fuma un atado por día, a fin de mes habrá gastado posiblemente 3900 pesos.
El último aumento del año fue del 9%, y más allá de la cuestión impositiva, viene generando en muchos casos un cambio de hábito, con fumadores que se vuelcan a las marcas más económicas o bien incursionan en la compra del tabaco suelto para armar sus propios cigarros.
Democracia consultó a los comerciantes Gustavo Cannarozzo y Maximiliano Scapolan de nuestra ciudad quienes se refirieron a la suba de precios y a algunos cambios de hábitos en los clientes.

Diferencia de precios
Las marcas multinacionales con franquicia, como Marlboro o Phillips Morris, son las que más se dispararon y rondan los 130 pesos. Una de las razones por las que las segundas marcas se vendan cada vez un poco mejor.
De hecho aseguran que el paso a las segundas marcas de cigarrillos tuvo un gran impacto tras el gran aumento del 60%, en 2016.
Consultado el comerciante Cannarozzo, del kiosco 8031, asegura que “hay marcas económicas en las que el atado de 20 cuesta entre 50 y 70 pesos”, como pueden ser Master, Dolchester o West.
“En el último tiempo creció mucho el consumo de las marcas más baratas”, asegura.
Si bien la discusión sobre la calidad es real, muchos aseguran que no son malos sino que la brecha de precios con las primeras marcas se debe mucho a que tienen que pagar las franquicias de las multinacionales.
Según Cannarozzo, “marcas como Benson, Virginia y Parliament están en 160”, y son de las más caras.

Tendencia que crece
Una tendencia en crecimiento constantes y que no solo tiene que ver con la cuestión económica sino con una supuesta mejor calidad del producto y menos nociva, es sin dudas la adquisición del tabaco para armar el cigarro, costumbre en la que muchos fumadores ya incursionaron.
Scapolan, de la La Tabaquería destacó la tendencia, que “es un poco por lo económico pero también por la salud”, ya que el papel no contiene alquitrán, asegura.
“Si bien no es bueno, es menos malo que el producto comercial”, explica y destaca la ventaja de elegir la variedad disponible y la nueva cultura del armado que muchos adoptaron.
Desde lo económico puede decirse que la diferencia no es abismal: Hay cajitas de papel para armado que van desde los 25 a los 50 pesos.
Según Scapolán, el tabajo viene de 15, 30 y 50 gramos.
“15 gramos de un tabaco promedio cuesta 100 pesos y rinden para 25 cigarros. El de 30 gramos cuesta 150 pesos”, explicó. El importado por 30 gramos, ronda los 180 pesos.
El tabaco puede ser puro o saborizado, incluso para cigarrillo, pipa, rubio, negro o mezcla.

Menos fumadores
Tal vez por una toma de conciencia o la influencia de las campañas publicitarias, lo cierto es que la venta de cigarrillos disminuyó y muchos aseguran que incluso los adolescentes están fumando menos.
Claro que también muchos jóvenes se interesan hoy por consumir los armados por ellos mismos, comprando el papel, el filtro y el tabaco.
Lo cierto es que pensar en el gasto de alrededor de 4 mil pesos mensuales o casi 8 mil para los que consumen dos atados de cigarrillos diarios representa un gasto enorme de afrontar y suena más que lógico que muchos de ellos se vuelquen a una marca secundaria que cuesta la mitad.

COMENTARIOS