GOLPE AL BOLSILLO

Finaliza el congelamiento del combustible y vuelve a subir el precio en los surtidores

La medida había sido aplicada por el Gobierno, por el término de 90 días, tras la fuerte devaluación posterior a las PASO. Se habla de un aumento de entre el 5 y el 6% para hoy, mientras que el primero de diciembre próximo se aplicará otro incremento.

El aumento que registrarán los precios de los combustibles a partir de hoy "será de entre 5 y 6 por ciento", mientras que el primero de diciembre próximo se aplicará otro incremento en los surtidores.
Así lo afirmó el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, Gabriel Bornoroni, quien señaló que el incremento de diciembre será por reajuste de precios y escalada de impuestos.
Durante la vigencia del Decreto 566, los combustibles se actualizaron en septiembre y noviembre, y acumularon un aumento cercano al 9%.
El estacionero explicó que ayer venció el congelamiento que el Gobierno había dispuesto el 14 de agosto último tras perder en las elecciones primarias.
Bornoroni dijo que si se termina el congelamiento podría mejorar el abastecimiento, dado que por la medida electoral que había dispuesto el Gobierno las petroleras empezaron a aplicar cupos, lo que generó escasez en algunos lados.
Si bien las estaciones de servicio de bandera (con sello de las petroleras) tenían nafta y gasoil para comercializar, las denominadas "bandera blanca" sufrieron el desabastecimiento "e incluso algunas cerraron" en estos noventa días, señaló el empresario cordobés.
En declaraciones, dijo que el sector venía con una caída en las ventas del 5% mensual, por lo que si este aumento viene a liberar el mercado con pleno abastecimiento, la comercialización podría incrementarse.


"El congelamiento con desabastecimiento y cupo generó una crisis importante en nuestro sector. Algunas estaciones de servicio cerraron", aseguró Bornoroni.
El dirigente indicó, además, que el 1 de diciembre coincide con el incremento del impuesto a los combustibles, que se sumará a una actualización de precios, por lo que habrá un alza que ejercerá una mayor presión sobre el bolsillo de los consumidores.
"A partir del 10 de diciembre viene un nuevo Gobierno que seguramente va a tener una política energética clara, tal como lo viene diciendo. A partir de ahí las petroleras van a esperar cuáles son los nuevos lineamientos para la política energética", dijo.

“Se necesita una política clara”
Bornoroni sostuvo que por las marchas y contramarchas del Gobierno, las empresas que están extrayendo petróleo crudo en Vaca Muerta están trabajando al 50% de su capacidad, por lo que se necesita una "política clara" que dé previsibilidad al sector.
Fuentes del mercado consultadas dijeron no esperar que los precios retomen el ritmo que tenían antes del congelamiento. Por eso admiten que se está pensando más en una zona de convergencia que permita aumentos progresivos, que en un ajuste drástico.
Este será uno de los primeros temas a atender por el nuevo gobierno de Alberto Fernández, ya que el grueso del descongelamiento podría impactar sobre su gestión.
Las petroleras creen que deberá garantizar que los valores se regulen antes de que se congele en forma significativa la actividad en el megayacimiento no convencional de Vaca Muerta.
Técnicos estiman que el precio del barril en la Argentina está 13 dólares por debajo de la cotización internacional.
Ese valor hace que sea inviable mantener un buen ritmo de trabajo en los yacimientos, dicen desde las petroleras. Confían en que tanto el precio de los combustibles como el del barril que se comercializa en el mercado interno irán descongelándose en forma paralela.

"De forma gradual"
El presidente de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), Vicente Impieri, señaló que "los análisis técnicos de las petroleras" indican que "los valores reales deberían estar en 17 y 18 por ciento" por encima de los actuales.
En diálogo con A24, subrayó que los incrementos se concretarán de "forma gradual" y puntualizó que las empresas petroleras llevan a cabo negociaciones "para que ver en cuánto tramos" se aplicará la suba y evitar así "tanto impacto".
Como es habitual, en el rubro esperan que YPF dé el primer paso para actualizar los valores en un contexto en el que el mercado se encuentra liberado y toma como referencia la cotización del dólar y el precio del barril de crudo para calcular cuánto debe costar el combustible.
En un comunicado, FECRA pidió "no perjudicar al consumidor y a la actividad económica". Consideró que en "una realidad económica con dos dígitos de inflación y un abastecimiento que sigue siendo deficitario y/o restringido, especialmente en el canal de estaciones blancas, la medida se ha vuelto insostenible".
"Esto no significa que a partir de hoy los consumidores tengan que pagar un aumento desmedido en los precios del surtidor", aclaró la entidad.
A principio de mes, el Gobierno había autorizado un incremento del 5% en los precios de las naftas y el gasoil, como venían reclamando las petroleras, por lo que virtualmente había finalizado en esa oportunidad el congelamiento.

COMENTARIOS