Las celdas ya fueron montadas.
Las celdas ya fueron montadas.
ENERGÍA LIMPIA Y RENOVABLE, COMO MOTOR DE LAS ECONOMÍAS REGIONALES

Afirman que el parque solar de Agustina quedará inaugurado durante este mes

Con una inversión de $ 14.314.300, se está montando en un predio rural lindero al camino de acceso y a 500 metros del pueblo. En lo que respecta a los aspectos técnicos, generará 200 kW, energía suficiente para abastecer a más de 200 viviendas.

Desarrollado en el marco del Plan de Generación Distribuida Solar para la provincia de Buenos Aires, afirmaron que el parque solar de Agustina estará inaugurado durante este mes, una apuesta al futuro con las energías renovables.
Con una inversión de $ 14.314.300, se está montando en un predio rural lindero al camino de acceso y a 500 metros del pueblo, sobre mano derecha. Es una obra que apuesta a mejorar la calidad del suministro eléctrico, reducir el impacto sobre el ambiente y movilizar la economía regional.
En lo que respecta a los aspectos técnicos, cuenta con seis hileras que generarán una potencia de 200 kW, energía suficiente para abastecer a más de 200 viviendas en las horas pico, momento crítico de consumo.
Se trata de una de las 15 plantas fotovoltaicas adjudicadas (en una primera etapa) por el Concurso Privado PROINGED 06/2018.
El objetivo de estos proyectos es atacar los lugares críticos de la red de distribución eléctrica, especialmente las pequeñas localidades de la Provincia que, por encontrarse en puntas de línea o en zonas de demanda concentrada, tienen deficiencias en el suministro y terminan compensando el problema con el uso de generadores diésel.

“Se genera un ruido positivo”
Pablo Greco, CEO de Hissuma Solar, la empresa que está construyendo la planta fotovoltaica en la localidad del partido de Junín, se refirió a la importancia de estos emprendimientos.
“Los programas que desarrolla el Proinged son muy significativos, porque se trata de generación distribuida de fuentes renovables. Es decir, se van creando pequeños parques (de 200 a 500kWp) en diferentes partes de la Provincia, en lugares próximos al punto de consumo, con proyectos que tienen un triple impacto real en cada comunidad”, afirmó
En ese sentido Greco destacó, los beneficios que se generan desde el punto de vista económico por tratarse de iniciativas a menor escala.
“A diferencia de esos enormes parques solares donde actúa una única compañía con grandes contratistas, aquí vemos pequeñas y medianas empresas haciendo uno o máximo dos parques en todo el programa. Es una forma de movilizar las economías regionales, porque conlleva un trabajo de ingenieros, desarrolladores, instaladores, junto con las diferentes cooperativas de cada localidad”, destacó.
Y continuó: “En Agustina y en muchos otros lugares, son esas mismas cooperativas las que administran y mantienen cada instalación, realizando, además, la conexión de la planta solar a la red, razón por la cual se genera mano de obra. Y a la vez, muchas de las PyMES que acceden a este tipo de proyectos, logran incorporar esta experiencia dentro de su portafolio, lo que va desarrollando esa capacidad de trabajo y ese know-how para las empresas, para poder seguir adelante y realizar nuevas obras.”
Por último, el CEO de Hissuma agregó que estos proyectos poseen un impacto tan positivo para el medio ambiente en general como para la comunidad en particular donde se insertan.
“Desde lo social, en cada uno de los pueblos o pequeñas ciudades donde se establece un parque solar de este tipo, se genera un ruido positivo, una conversación que tiene que ver con la llegada del parque en sí, acercando algo que parece lejano o desconocido y contribuyendo con la promoción de la cultura sustentable”, sostuvo.
“En nuestro caso, siempre tratamos de complementar los proyectos con acciones destinadas a la comunidad. En Agustina, por ejemplo, realizamos una jornada con un colegio primario, donde los chicos traían un montón de preguntas que habían trabajado con los docentes en clase y nosotros escuchamos, explicamos y aprendimos con ellos, poniéndolos en contacto con todo esto nuevo”, subrayó

Los proyectos aprobados
La iniciativa dentro del territorio bonaerense es impulsada por el Programa Provincial de Incentivos a la Generación de Energía Distribuida (Proinged) que eligió a 14 empresas para montar 15 infraestructuras planeadas para este año.
Entre las obras aprobadas, el 66% se encuentran en la Región: Agustina (Junín), O’Higgins (Chacabuco), Iriarte (General Pinto), El Dorado (Leandro N. Alem), Ameghino, Villa Sauze (Gral. Villegas), Tres Algarrobos (Carlos Tejedor), Facundo Quiroga (9 de Julio), Bayauca y Martínez de Hoz (Lincoln).
El porcentaje restante: Villa Maza (Alsina), Villa Iris (Puán), Huanguelén (Coronel Suárez), Oriente (Coronel Dorrego) y Desvío Aguirre (Tandil). Se trata de una “primera etapa” de selección, mientras que el resto de las ofertas continúa en análisis.
La empresa Aldar S.A. resultó adjudicataria de dos, ya que “presentó el mejor precio general con respecto a todos los parques”, aseguraron. Los 13 restantes fueron concedidos a distintos oferentes, conforme al ranking de evaluación técnico/económico de cada planta.
Con estos nuevos proyectos, se instalará una nueva potencia solar fotovoltaica de pequeña escala por un total de 5,1 MWp, que se suma a los 2,9 MWp ya instalados por el Proinged, totalizando 8 MWp instalados, que podría equipararse al consumo de 50.000 hogares tipo.
Cabe destacar que actualmente hay ocho en funcionamiento dentro del territorio bonaerense, más precisamente en Arribeños, Inés Indart, El Triunfo, Espigas, Recalde, Samborombóm, San Nicolás y en la planta Ceamse que aporta energía al Camino del Buen Ayre.
Se estima que estas plantas tendrán una generación de energía limpia de 12 GWh/año que colaborará con el mejoramiento de la matriz energética provincial, una apuesta al futuro con las energías renovables.

Evitar pérdidas por el transporte
Estas instalaciones se caracterizan por tratarse de baja escala (entre 200 y 500 kW de potencia), dimensionados para cubrir demandas específicas en puntos críticos de las redes de distribución, en los que se presentan dificultades de abastecimiento, en horas pico de consumo.
Además de inyectar energía de forma directa a la red de distribución local, estas pequeñas centrales, junto a la eólica, promueven la diversificación de la matriz energética de la Provincia con el objeto, a mediano plazo, de sustituir la generación distribuida diesel por energía limpia por algo más de 500 MW, reduciendo costos y beneficiando al medioambiente.
“Este tipo de generación tiene la ventaja de evitar pérdidas energéticas por transporte y distribución de la energía, puesto que se produce en sitios cercanos a los puntos de consumo”, valora un documento.
“Más allá de los beneficios sobre la mejora buscada en la prestación del servicio eléctrico local, este Programa persigue otros objetivos, relacionados con las oportunidades que supone este tipo de emprendimientos en pequeñas localidades”, explicaron desde Proinged.
“Uno de los fines perseguidos se vincula específicamente con la promoción y difusión de las energías renovables en el territorio bonaerense. En cada una de las nuevas instalaciones, se llevarán a cabo capacitaciones técnicas, visitas y demás actividades destinadas a fomentar la formación de recursos humanos especializados”, destacaron.

COMENTARIOS