Hernán Calio, dirige el Gran Oriente Patriótico de la República Argentina.
Hernán Calio, dirige el Gran Oriente Patriótico de la República Argentina.
EN PLENO SIGLO XXI, PERO CON RITUALES MILENARIOS

Tras las huellas de la simbología masónica en edificios y construcciones de Junín

Hernán Calio, gran maestre del Oriente Patriótico de la República Argentina, afirmó en una entrevista con Democracia que en nuestra ciudad funciona una logia y que son entre 15 y 18 miembros, quienes desarrollan una actividad “discreta, pero no secreta”.

Surgida en Europa a fines del siglo XVII, a la masonería se la describe por lo general como un sistema de moral ilustrada por símbolos. Es una orden que se presenta a sí misma como una herramienta de formación con un método particular que, basado en el simbolismo de la construcción, permite a sus miembros desarrollar su capacidad de escuchar, reflexionar y dialogar para transmitir estos valores a su entorno.
Si bien en Junín aún no existen estudios científicos que den cuenta de las huellas de la simbología masónica en los edificios y construcciones históricas, Democracia realizó una investigación periodística que da cuenta de la presencia de masones, a través de una historia que incluso llega a la actualidad.
De hecho, en pleno siglo XXI, pero con rituales milenarios y casi secretos, en nuestra ciudad funciona una logia con entre 15 y 18 miembros, según lo confirmó a este diario Hernán Calio, que es uno de los gran maestre más jóvenes de la masonería argentina y es oriundo de Junín.
Para entender las distintas vertientes de la masonería, cabe mencionar que está dividida en distintas ramas, que ellos llaman “orientes”, porque se dice que del Oriente proviene la sabiduría.
En la Argentina está la Gran Logia de libres y aceptados masones, que dirige el gran maestre Jorge Clavero, oriundo de Junín. También funcionan otros orientes, entre ellos el que dirige Calio, el Gran Oriente Patriótico de la República Argentina. Todos están divididos en logias.
En diálogo con Democracia, Calio explicó que “la masonería especulativa nació alrededor de 1717, en Francia e Inglaterra, de donde surgieron las grandes logias, que hoy predominan en el mundo, creadoras de la masonería. Proviene de la antigüedad, de las Escuelas Matemáticas, Templarios, etc.”
Según afirmó el gran maestre a este diario, la masonería es estudio, ya que a través del razonamiento se llega al conocimiento de las personas, y al de la filosofía, estudio de las artes, matemáticas, gramática.
“Se trata de ir estudiando y conociéndose uno mismo para poder conocer el universo en sí”, manifestó.

En Junín
Con respecto al funcionamiento del grupo, Calio señaló que en Junín se reúnen cada quince días, en la denominada Logia Batalla de Chacabuco N° 3, una línea de las logias lautarinas, donde estaba el general José de San Martín, gran iniciado de la masonería argentina.
“Somos entre 15 y 18 miembros en Junín. Nos une la Fraternidad, la Igualdad y la Libertad, ya que la masonería tuvo que ver con la Revolución Francesa y sus pilares ideológicos. En esas tres columnas principales es en la que está basada la filosofía masónica”, afirmó.

Según lo expuesto, el masón tiene mucho compromiso social, practica la filantropía, pero trabajan “a cubierto, por una cuestión de secretismo”, aseveró.
“Actualmente la masonería, más que secreta se mantiene discreta, para no entorpecer los trabajos y que cosas externas afecten su desarrollo. En sí, la institución forma asociaciones civiles, ONG, como para estar trabajando en pos de la sociedad. En Junín trabajamos con instituciones”, indicó.
Y agregó que en la historia argentina, desde los inicios hubo actividad masónica. “La Primera Junta de Gobierno era formada por siete miembros: seis masones y un cura”, afirmó.

Entre los hombres destacados, Calio mencionó a varios. “Mariano Moreno, uno de los creadores de la Constitución Nacional, era masón, al igual que Manuel Belgrano, creador de la Bandera, y así muchos que entregaron su vida en pos de la sociedad. Ellos figuran en los registros de las distintas logias en las cuales fueron iniciados. San Martín fundó la Logia Lautaro en la Argentina, pero viene iniciado de España. Todo esto es anterior a los grandes orientes o grandes logias existentes en el país”, contó.

Símbolos masones
Calio aseguró que en ciudades como La Plata, Gualeguaychú y Junín hay mucha simbología masónica y que “está a la vista de todo el mundo”.
En este sentido, mencionó la Fuente del Milenio, que simboliza los tres pilares que significan Libertad, Igualdad y Fraternidad, pero destaca que el caso más emblemático es la palabra Municipalidad, en el Palacio Municipal, que en las letras “A” tiene el símbolo de la escuadra y el compás, característico de la masonería.
“La escuadra significa la rectitud del ser humano para moverse en su entorno; y el compás es la belleza con la que uno se tiene que desempeñarse en sus tareas. Uno tiene que ser recto y actuar con belleza para poder realizar su obra arquitectónica dentro de la vida”, afirmó.

“En La Plata, sus diagonales están hechas de forma que representan una escuadra y un compás, formando el escudo masónico y en cada punta, una plaza”, acotó.
Respecto a la ciudad de Junín, Calio señaló que hay simbología masónica en otros edificios de construcción destacada como en el Banco Nación (Sucursal Centro), en la sede del Club Social y hasta en la iglesia San Ignacio de Loyola.
“Lo de la letra A de la palabra Municipalidad está escrito sobre la puerta de Benito de Miguel pero también estuvo en la que estaba sobre calle Rivadavia, que quizá por refacciones fue sacada. En el Banco Nación lo podemos observar en el frente donde el triángulo se sostiene sobre las columnas con los adornos y en el Club Social las decoraciones internas y externas tienen granadas con mazos y cinceles, herramientas propias del grado de Aprendiz Masón”, detalló el entrevistado.

Túneles históricos
Los túneles de Junín, en el radio céntrico, Arias, entre Narbondo y Saavedra, también son señalados como una de las construcciones que tienen diseño masón, de acuerdo a lo explicado por Calio, quien afirmó que una parte quedó destruida cuando se construyó el edificio municipal en Arias, 87.

COMENTARIOS