LAS LUMINARIAS DATAN DEL AÑO 1960

San Cayetano: Solicitan recambio del alumbrado público

Los fomentistas señalan que es necesario un proceso de reconversión para mejorar la iluminación en las calles. Además, se quejan por la mala atención ante reclamos por lámparas que se queman. Por otra parte, hay satisfacción por el desmalezamiento de algunos sectores y la incorporación de juegos en la plaza.

Los residentes del barrio San Cayetano consideran que en el último tiempo se les dieron respuestas a algunas demandas que hacían desde hacía meses y, de esta manera, muestran conformidad con la llegada de algunas obras.
La limpieza de sectores a los que hacía tiempo les faltaba mantenimiento y la incorporación de juegos en la plaza son los avances alcanzados.
No obstante, todavía hay temas pendientes de solución. El principal es el recambio de luminarias y el arreglo de lámparas del alumbrado público. Además, solicitan más presencia policial y acciones para mejorar el tránsito.

Mejoras
Una vez que se realizó la apertura de las calles Primera Junta y Sanabria, la zona conocida como la quinta de Borchex quedó muy descuidada. “Había un montecito en el que se juntaban algunos ‘chicos malos’, donde se llevaban algunas cosas ahí, pero ahora está muy bien”, señala el vicepresidente de la sociedad de fomento, Juan Carlos Screpi. Sobre esto, explica que se llevó a cabo un desmonte y desmalezamiento de la zona. “Agradecemos a quien se ocupó, después de tantos pedidos que hicimos sobre esto”, agrega el fomentista.

Solicité reconversión del alumbrado y me respondieron que nos hicieron once cuadras de asfalto. Estamos muy agradecidos, pero pedíamos luces. Juan Carlos Screpi Vicepte. Sociedad de Fomento.

Luego se solicitó que se hagan algunas cuadras de base estabilizada en el sector porque por allí transita gente del Barrio Norte que concurre al jardín de infantes y a la iglesia. “Por eso solicitamos mejorado, para que esté más transitable –agrega Screpi–, pero aparentemente no está dentro del proyecto, pero esperaremos a ver si hay una nueva gestión de este intendente, que se comprometió con estos pedidos. Lo mismo solicitamos para la calle Chilavert, que topa con la cancha de Rivadavia”.
El otro lugar sobre el que se observan mejoras, es en la plaza Quattordio: “Es una plaza grande y teníamos pocas prestaciones. Por suerte se agregaron nueve juegos nuevos, con bancos de deporte, y también fuimos elegidos para colocar una cancha de tenis-fútbol, así que también agradecemos al municipio por esto que permitió darle más vida al barrio y sirve para que la gente disfrute más de ese espacio”.

Alumbrado público
De acuerdo a lo manifestado por Screpi, uno de los servicios que requiere más atención es el de la iluminación en las calles.
“Yo solicité en Obras Públicas la reconversión del alumbrado público y me respondieron que por el momento no se puede hacer, pero que no me olvide que nos hicieron once cuadras de asfalto. Estamos muy agradecidos por eso, pero en este caso pedíamos luces”, afirma el vicepresidente de la entidad barrial.
Según su análisis, este es “el tema principal” del barrio, porque cuenta con un alumbrado que data del año 1960. “Hay algunos delitos, hay motochorros, hubo robos dentro del barrio –enumera Screpi–, y no se ve tanta presencia policial, antes andaban más, los agentes andaban por la plaza y ahora se ven poco, aunque también es cierto que Junín se agranda y el trabajo es mayor”.
Si bien hubo algunas acciones en calles como Italia o Libertad, que son las principales, los lugareños sostienen que “en el interior del barrio hay muy poca luz”.
Screpi también se queja del recambio de lámparas: “A principios del mes de abril empezamos a pedir que se cambie una lámpara en Cichero y Sarmiento y desde entonces no nos dan respuesta. El cable está bajo, habría que estirarlo para que los camiones no lo lleven por delante, y cambiar el foco. Lamentablemente tuve una muy mala contestación por parte de un funcionario, me sentí maltratado, me levantó la voz. Me parece que el intendente se equivocó poner a esa persona a atender de esa manera a la gente”.

Tránsito
Finalmente, si bien los residentes consideran que el tránsito está “bastante bien” y que “no hay mayores peligros”, solicitan medidas para mejorar la circulación vehicular.
“Pedimos moderadores de velocidad para la zona del jardín y de la Iglesia –comenta Screpi–, la responsable del área me dijo que no hay registros de gran cantidad de accidentes en el lugar, por lo que lo van a estudiar. Un año después, no tuvimos respuesta. Es un lugar al que concurre mucha gente”.

COMENTARIOS