Frente del Hospital Interzonal General de Agudos.
Frente del Hospital Interzonal General de Agudos.
SALUD PÚBLICA

La titular del Hospital admitió demoras en los turnos, pero negó que haya un colapso

Alicia Ramallo, directora ejecutiva del Hospital Interzonal de Junín, afirmó a Democracia que atienden los turnos a medida que van surgiendo y reconoció que en algunas áreas hay una mayor tardanza. “Estamos trabajando para acortar los tiempos de espera”, aseguró.

La doctora Alicia Ramallo, directora ejecutiva del Hospital Interzonal General de Agudos “Dr. Abraham Félix Piñeyro”, desmintió declaraciones de la Multisectorial de Jubilados y Pensionados de Junín y aseguró que el nosocomio que dirige no está colapsado.
Ante los dichos recientes de Heriberto Hernández, presidente de dicha organización de jubilados, referidos a la gran cantidad de gente que va al nosocomio y las frecuentes tardanzas para la obtención de los turnos, la directora del establecimiento sanitario dijo: “Se atiende por turnos y pasa lo que pasa en cualquier clínica o sanatorio, si lo dan rápido es porque algún turno se dio de baja”, dijo.
Respecto a los médicos especialistas, la entrevistada apuntó que en el Hospital hay muchos, pero en algunas especialidades solo uno o dos profesionales que están atendiendo. “No tenemos más gente y en aquellas especialidades donde son pocos los médicos, se atiende en la medida de lo posible”, manifestó.
“La gente tiene que entender que somos un hospital público y la prioridad son los pacientes que no tienen ninguna obra social”, remarcó.
Sabido es que hay personas que efectivamente tienen obra social pero van al Hospital para ser atendidas, sin necesidad de abonar la consulta a nivel privado, aunque la obra social se debe hacer cargo de la prestación.
“Mucha gente que iba a atenderse a los consultorios privados porque PAMI se los reconocía, ahora viene al hospital y lógicamente hay demora, pero no está colapsado sino que se va atendiendo a medida que surgen los turnos”, explicó la doctora Ramallo.
Sobre el resonador del hospital y las declaraciones de la Multisectorial diciendo que no había técnicos propios del nosocomio para usarlo, la entrevistada también lo desmintió. “Nuestro resonador es de última generación y contamos con técnicos todos los días, lo mismo que para el tomógrafo”, aseguró.
Respecto a la tardanza en la atención, que es una constante desde hace varios años, dijo: “Estamos organizando los turnos para achicar los tiempos de espera. Y en el caso de los pacientes que tienen PAMI, se cuenta con un teléfono para atenderlos a ellos exclusivamente”, aclaró.

Los techos
Sobre las obras que se estaban haciendo en el Hospital, dijo que estaban por finalizar en la segunda quincena de noviembre próximo.
Ante las críticas por parte de distintos sectores, principalmente por la obra en los techos del hospital, afectados por las últimas lluvias y con filtraciones, la doctora Ramallo dijo: “El problema que hubo no fue por la obra en sí, ni porque el techo estuviera mal hecho, sino porque llovió muchos milímetros en pocas horas y no dieron abasto con los desagües, los cuales cuando hay viento se llenan de hojas y bolsas de plástico que tira la gente y tapa los mismos”.
“Cayeron 200 milímetros en Junín y en menos de cinco horas y hubo filtraciones a pesar de que los desagües funcionaron”, acotó.
Respecto a la Sala de Psiquiatría dijo que las obras tardaban en concretarse porque las empresas encargadas de llevarlas a cabo debían “reacomodar” el tema precios ante la importante suba del dólar.
“Después de las PASO, el dólar se disparó tanto que las empresas decidieron rearmar la licitación porque los precios serán otros. Las licitaciones no se hacen de un día para el otro, hay que armar todo otra vez y mandarlo al Ministerio. Cada licitación lleva no menos de seis meses. Pero las obras que están hechas, se hicieron con la actual gestión y eso ha sido un éxito”, explicó.

Insumos
Sabido es que muchos de los insumos que utiliza el Hospital tienen un valor que depende del dólar, por lo cual cuando esta moneda sube mucho, los precios de medicamentos y demás, también.
A pesar de esta situación, la doctora Ramallo dijo que “a pesar de la disparada del dólar, con los proveedores pudimos acomodar los precios de algunos productos y no hemos tenido problemas”.

COMENTARIOS