Se recupera parte del material de protección desprendido por la inundación.
Se recupera parte del material de protección desprendido por la inundación.
EN EL TRAYECTO DE 12 KILÓMETROS DE TERRAPLÉN SOBRE EL AGUA

Avanzan los trabajos para restablecer la circulación en la Ruta 7 en La Picasa

Beneficiará a más de 3.000 usuarios que actualmente deben desviarse por otras rutas. Son ejecutados por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional. Finalizadas las obras, se procederá a la apertura provisoria del tránsito vehicular, con velocidad restringida.

A más de dos años y medio de la clausura por la inundación que debilitó la estructura, antes de fin de mes quedaría habilitado nuevamente el paso vehicular en el tramo de la Ruta Nacional 7 sobre la laguna La Picasa, entre Aarón Castellanos y Diego de Alvear.
En el trayecto de 12 kilómetros de terraplén, que se eleva sobre el agua, desde fines de septiembre se están haciendo diferentes trabajos.
Entre las principales tareas para habilitar la circulación, se destacan la recuperación de parte del material de protección desprendido a raíz de la crecida de la laguna, para la posterior reconformación de los taludes y la construcción de un muro de contención que delimitará la zona de camino de la laguna.
Al mismo tiempo, se están ejecutando obras de bacheo de calzada superficial y profundo; la recolocación de defensas metálicas y el reacondicionamiento de banquinas. Las labores se completan con la instalación de más de 3.000 de nuevas defensas tipo flex beam y la reparación de los estribos de uno de los puentes.
En última instancia, se realizará la demarcación horizontal de la calzada y la señalización vertical (cartelería) del corredor.
Finalizadas las obras, se procederá a la apertura provisoria del tránsito vehicular -con velocidad restringida-, el cual será monitoreado por agentes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).
La reapertura de la circulación está supeditada al cumplimiento de las más estrictas medidas de seguridad y a que las condiciones climáticas no interrumpan y permitan desarrollar los trabajos de rehabilitación.
“El restablecimiento de la circulación por la ruta 7 siempre ha sido una de las prioridades del Gobierno Nacional. Estamos trabajando en la zona desde el primer momento que el agua bajó para volver a conectar a los vecinos del sur de Santa Fe”, señaló Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional.

“La laguna continúa bajando”
Cabe recordar que desde abril, se encuentra inaugurada la nueva salida de excesos hídricos, un canal ubicado en la Alternativa Norte de esa laguna, que está acelerando el desagote en el sur de la provincia de Santa Fe.
En diálogo con Democracia, el presidente del Comité de Cuenca de La Picasa, Juan Carlos Duhalde, afirmó: “La laguna continúa bajando y hoy la cota está en 103,5. Descendió 2,35 metros desde el pico máximo de 105,85. Como dijimos en una reunión en Junín, no iba a afectar a esa ciudad, y eso fue lo que finalmente sucedió. Es tal cual lo que discutimos en la Unnoba. El líquido fue quedando más arriba, porque en los 90 kilómetros de recorrido se fue evaporando”.
Actualmente, los automovilistas que buscan llegar a las provincias de Córdoba, San Luis o Mendoza, optan por tomar la Ruta Nacional 8 hasta Venado Tuerto, desde donde se dirigen hacia Rufino para retomar a la carretera biocéanica. Cuando quede habilitada nuevamente la Ruta 7 en La Picasa, 3.000 usuarios “se ahorrarán unos 200 kilómetros”, informó Duhalde.

COMENTARIOS