La promoción 1969 visitó el viejo edificio de la institución en calle Lebensohn.
La promoción 1969 visitó el viejo edificio de la institución en calle Lebensohn.
EX ALUMNOS DEL COMERCIAL

La promoción del año 1969 del Colegio Comercial celebró 50 años de egresados

Un emotivo reencuentro se llevó a cabo el sábado del que participaron muchos de los estudiantes de la institución

El sábado, la promoción del año 1969 celebró los 50 años de egresados de la Escuela Nacional de Comercio.
Los ex alumnos organizaron un emotivo encuentro para rememorar los años de vida estudiantil del que participaron: Néstor Calvet, Eli Rivero, Carmen Abate, Roberto Marcaccio, Susana Resumil, Marcelo García, Gaspar Ratto, Aníbal Sabelli, Lilian Coppola, Liliana López, Daniel Steffan, Daniel Carea, Mirta Destefano, María Eva Capmany, Osvaldo Maggini, Manolo Pérez, Nélida Soria, María Inés Malchiodi, Héctor Merino, Horacio Colaneri, Marta Manzi, Luis Iturbide, Graciela Ceballos y Norberto Medialdea.
María Inés Malchiodi escribió una carta para sus compañeros de aquella promoción, en la que destaca: “Me ha costado varias lágrimas y algunos nudos en la garganta comenzar a escribirles. Es demasiado fuerte la emoción que explota en mi interior, como seguro estará ocurriendo en el corazón de cada uno. Esa misma emoción que hoy nos congrega, e hizo que estuviéramos aquí, presentes, a las puertas del Colegio que nos permitió encontrarnos, compartir tantos días, tantos sustos, tantas alegrías…
¡Cuántas historias acrisoladas en las almas de cada uno! La propia vida que forjamos acaso como pudimos, no siempre como hubiéramos querido, pero aquí estamos.
Algunos prefirieron un viaje placentero junto a los suyos por estos tres días, un viaje de ida y vuelta, antes que compartir las emociones con nosotros. No habrán podido… Acaso nunca lo sintieron, acaso no entendieron del otro viaje que emprendieron sin regreso los queridos amigos que hoy no pueden acompañarnos pero estoy segura que hubieran querido. Carlitos Manacorda, Lalo Moroni, María Antonia Porato, Destéfano, Zegatti, Demattei, Lucci, la inolvidable Pepa Rinaldi…

Como también está ahora con nosotros, desde Salta, el inigualable Rafael Tomassone, que por la distancia no ha podido llegar, pero está cerca, muy cerca de nuestros corazones. Y Pichi, tanta ansiedad para no poder venir. O Pagnotta y Del Olmo, a quienes no hemos podido hallar…
Era tanta nuestra adolescencia apresurada, tan sentido el despertar al amor, a florecer en cada primavera, a enamorarnos del amor, de una canción, de una mirada, de una ilusión, que a quien le importaba demasiado el gringo Di Paoli, Lechuga Panizza, Alberto Merino, Loli, Miss Bannon, la petisa Di Feo, María Matilde y tantos otros que se nos han quedado prendidos de los conocimientos porque para algo alguna vez, les prestamos atención.
Este arrebol del alma tiene el sentido de sentir entre todos, desde la profundidad del sentimiento de cada uno de los que aquí decidimos venir a encontrarnos; recordar las emociones, los afectos, el cariño, la ternura con que cada uno guardó en el alma lapresencia del otro, de tantos otros que mirando una foto, simplemente, nos arranca una sonrisa, una memoria, una caricia en lo más profundo de nuestros corazones, por cincuenta años de presencia en nuestras vidas. Gracias Néstor, por haber hecho posible que hoy estemos balbuceando emociones. Gracias a cada uno, por la lágrima que se escapa en nuestra mejilla por habernos reunido!

COMENTARIOS