Un lote de trigo afectado por la sequía en la zona.
Un lote de trigo afectado por la sequía en la zona.
LA ESCASEZ DE LLUVIAS COMPLICA AL CAMPO

Por la sequía calculan pérdidas de hasta el 40% en los rindes de trigo en la Región

Según indicó la Bolsa de Comercio de Rosario, se trata de la zona que comprende el centro sur de Santa Fe y Córdoba y el norte de Buenos Aires. “Percibo daño en nuestro distrito, ya que el cereal entró en un periodo crítico”, dijo el presidente de la Sociedad Rural de Junín.

Las últimas lluvias fueron insuficientes para reponer la humedad en las zonas con sequía y con la caída de rindes, que se está proyectando en campos arrendados, los márgenes brutos pasarán a terreno negativo en el trigo.
La falta de agua significativa en la zona núcleo provocará pérdidas de entre el 10% y el 40% en la zona agrícola núcleo, estimó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
"Los trigos están desplegando su hoja bandera, las lluvias no alcanzaron para recuperarlos y ya se estiman pérdidas de rinde de 10% a 40%" en la zona que comprende el centro sur de Santa Fe y Córdoba y el norte de Buenos Aires.
Debido a la falta de agua, en el centro-sur santafesino la merma en los rindes se estima entre un 10% y 15%, mientras que en el sur de la misma, el oeste bonaerense y el este cordobés las pérdidas treparían hasta el 40%.
Dadas estas condiciones, el 25% de los cuadros implantado con trigo se encontraban durante la semana en condiciones regulares, 30% en bueno, y 45% muy buenos.
Sin embargo, desde la entidad alertaron que "si no llueve pronto, hasta los lotes muy buenos sufrirán un gran impacto, ya que no podrán expresar en rinde la gran cantidad de macollos que formaron con el clima frío. El 35% está con la espiga embuchada y el resto entre hoja bandera y encañazón".
Por ejemplo, para recuperar condiciones óptimas de humedad se necesitarían lluvias con promedios de 120 mm a 140 mm en gran parte de Córdoba, remarcó la BCR.
Por el lado del maíz, todavía falta implantarse 350.000 hectáreas con el cereal y queda tiempo hasta el 15 de octubre.
"Si no llueve en la próxima semana, se va a pasar a maíz tardío o directamente a soja. Los ingenieros alertan por numerosas zonas implantadas con nacimientos desparejos y semillas sin germinar", concluyó el informe.
Donde hubo un alivio en los últimos días fue en la región costera del sur bonaerense, donde se registraron de 30 a 60 milímetros.
Allí el trigo y la cebada habían emergido en condiciones de buena humedad y "venían con muy pocos ataques de enfermedades, por lo que están en carrera para dar rindes de tendencia si lloviera normalmente en las próximas semanas", según cuentan los productores.

El trigo entró en período crítico
En diálogo con Democracia, el presidente de la Sociedad Rural Junín, Gustavo Frederking afirmó: “Claramente yo percibo daño en nuestra región, ya que el trigo entró en un periodo crítico. En invierno no necesita mucha agua, pero ahora sí. Se estiman rindes menores a los proyectados”.
“Está faltando agua también para el maíz, que se terminó de sembrar casi todo lo proyectado, y quedaron algunas hectáreas libres por falta de humedad superficial. La gente sembró pensando en la lluvia y ahora puede haber problemas de nacimiento”, aseguró.
“Recién hablan de lluvias para el próximo viernes. Estamos empezando a estar en problemas. El trigo está sembrado desde hace unos meses. Este año, las condiciones venían bárbaras, ya que necesita frío en invierno, pero el agua en estas épocas no está llegando”, apuntó.
“Para esta época el trigo siempre está más desarrollado, pero no se ve eso. Si llueve se puede mermar el daño, pero en caso contrario seguirá el daño. Riego artificial hay muy poco, está más orientado a la ganadería y al tambo”, confirmó.

Maíz
La siembra de maíz avanzó durante la semana y permitió cubrir más de 20% de las 6,4 millones de hectáreas estipuladas para el cultivo, al tiempo que las condiciones hídricas y de cultivo del trigo cayeron por la falta de agua, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).
De esta manera, ya se lleva implantado 1,3 millones de hectáreas con maíz, lo que representa 20,6% de la superficie prevista para el cereal.
Con un avance semanal de 4,6 puntos porcentuales, los trabajos se concentraron sobre "los cuadros con buen nivel de humedad superficial sobre el centro-este de la región agrícola nacional, mientras que el margen oeste se encuentra demorado y a la espera de lluvias", indicó la BCBA.
Sobre la zona centro-norte de Santa Fe la incorporación de lotes tempranos se encontraba en su tramo final, mientras que los cuadros más adelantados continuaban durante la semana diferenciando hojas, a la vez que en Córdoba la siembra ya superó el 5 % de la superficie estimada para la campaña en curso.
“La implantación del temprano avanzó solo un 5% en la semana pasada. La ventana de siembra se estrecha y sembrar tarde implica correr la floración a enero, aumentando el riesgo de producción”, afirmaron.
“Hay tiempo hasta el 15 de octubre para sembrar. Si no llueve esta semana, se va a pasar a maíz tardío o directamente a soja. Los ingenieros alertan por numerosas zonas implantadas con nacimientos desparejos y semillas sin germinar”, aseguraron.

Cosechas en el NOA
El inicio de las labores de cosecha de lotes de trigo 2019-2020 tuvo lugar en sectores del noroeste argentino (NOA).
Así lo afirmó el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires al consignar que "en el resto del país, luego de las lluvias, se esperan mejoras de la condición de cultivo de trigo, fundamentalmente en los cuadros que aún no han alcanzado la floración".
"Sin embargo, hacia el margen oeste del área agrícola, donde no se relevaron precipitaciones y el cultivo se encuentra en condición crítica, serán necesarias lluvias en el corto plazo para lograr revertir el escenario actual", sostuvieron los autores del informe.
Por otra parte señalaron que en la semana "se registraron heladas en diferentes sectores de Buenos Aires. Si bien aún no está definida el área de afectación, es probable que la pérdida de condición de cultivo de trigo se acentúe en aquellas zonas que no lograron revertir la condición de estrés hídrico durante los días previos".
Indicaron que "la siembra de maíz con destino grano comercial continuó a buen ritmo durante la última semana en el centro del país".
"Con un avance intersemanal de 4,6 puntos porcentuales, se incorporaron más de 1,3 millón de hectáreas de las 6,4 MHa proyectadas para el presente ciclo", dijeron en el PAS.
En tanto, las tareas de siembra, se concentran en los cuadros con buen nivel de humedad superficial sobre el centro-este de la región agrícola nacional, mientras que el margen oeste se encuentra demorado y a la espera de lluvias. Los lotes más adelantados se ubican en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.
Mientras que el área implantada de girasol ya supera las 556 mil hectáreas, que representa un 33,7 % del área proyectada para esta campaña 2019-2020.

COMENTARIOS