En protesta por las desvinculaciones, los trabajadores tomaron el obrador.
En protesta por las desvinculaciones, los trabajadores tomaron el obrador.
RUTA NACIONAL 7

Cruces por la desvinculación de 40 trabajadores en la obra de la Autopista

Los obreros enrolados en la Uocra tomaron el obrador ubicado en cercanías del paraje La Agraria, en Junín, por lo que los trabajos en la carretera están paralizados. Desde el Ministerio de Transporte de la Nación aseguraron que “no son despidos”, sino “contratos que finalizaron su tarea”.

Por la desvinculación de 40 trabajadores que estaban afectados a la obra de la autopista en la Ruta Nacional 7, la seccional Junín de la Uocra decidió tomar el obrador instalado en inmediaciones del paraje La Agraria, situación que derivó en una paralización de las obras, según lo confirmó ayer en diálogo con TeleNoticias (TeleJunín) el secretario general del gremio, Eduardo Diotti.
Según Diotti, la empresa que lleva a cabo los trabajos se excusa en que no recibe los pagos correspondientes por parte del Estado nacional.
Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación afirmaron a Democracia: “No hay despidos. Inauguramos 40 kilómetros nuevos de autopista y en el marco de ese fin de obra, hay 40 contratos que finalizaron sus tareas”.
Y agregaron: “El Gobierno contrató a una empresa para levantar la obra, que a su vez tomó a trabajadores. A medida que se van terminando los trabajos, se van finalizando contratos. Sucede todo el tiempo que se finaliza una obra y ante estos casos las empresas tienen seguros de desempleo”.
La empresa responsable de la obra es la Unión Transitoria de Empresa (UTE) compuesta por Supercemento SA, José J. Chediak SA y Dycasa SA.

“Atrasos en los pagos”
Diotti afirmó que hasta ahora la firma estaba recibiendo los pagos, aunque atrasados, por los correspondientes trabajos, pero ahora al no poder emitir las certificaciones de obra, no cobra.
Según señaló el gremialista, estas certificaciones no se pueden hacer porque “no están firmadas las modificaciones por parte de Vialidad Nacional, las cuales debieron hacerse al pasar de ser una autovía a una autopista”. Es decir, de acuerdo a las declaraciones de Diotti, las empresas “no pueden certificar los trabajos para ser cobrados, se paraliza la obra y se despide gente”.

Después de la visita de Macri
En el gremio, el despido de los trabajadores causó mucha sorpresa ya que se dio poco después de que el presidente Mauricio Macri inaugurara la obra sin terminar.
“Causó mucha sorpresa la hipocresía estatal. El Presidente estuvo inaugurando dos tramos de la autopista, en un palco ubicado a 200 metros del obrador de la UTE. Poco después 40 trabajadores que allí prestaban servicio se encontraron con los telegramas de despido en su domicilio”, manifestó Diotti.
“Es una vergüenza lo que hicieron con los compañeros, que estuvieron trabajando para terminar ese tramo, pasando el horario normal de trabajo en toda la semana antes de la inauguración. Inauguran esos dos tramitos de la autovía, porque este gobierno inaugura obras de a tramos, y al otro día los despiden”, afirmó.
El gremialista dijo que de los 40 trabajadores despedidos, 30 son de Junín y el resto de otras localidades.
“En los últimos días, los compañeros trabajaban horas extra, mientras, había otra empresa que venía poniendo los guardarrails. Había movimiento por esos dos tramos que se inauguraron y luego pasó lo que conté, terminado el acto los compañeros tenían los telegramas de despido”, lamentó.

Los trabajos
Se inauguraron tres tramos de autopista en la ruta 7, que en total suman 40 kilómetros nuevos entre San Andrés de Giles y Junín. “Esto beneficiará a los usuarios, que además de viajar en autopista con dos carriles por mano (evita los accidentes frontales), ahorrarán 30 minutos de viaje”, destacaron fuentes del Ministerio de Transporte.
La RN7 es una ruta radial del Área Metropolitana de Buenos Aires, que une las principales ciudades agrícolas de la Región, y el primer Corredor Internacional de la Argentina, que vincula los municipios de Luján, San Andrés de Giles, Carmen de Areco, Chacabuco y Junín.
El Gobierno nacional ya finalizó la construcción de 80 km de la Autopista Junín-Luján. A los 40 km recientemente inaugurados, se suman los primeros 32 km que fueron habilitados en marzo de 2016 y los 8 km de la variante a San Andrés de Giles que se inauguraron en junio de 2019.
El 24 de junio de 2019 se inauguró la Variante San Andrés de Giles, una obra prometida hace más de 12 años que evita el cruce a nivel de la ahora vieja RN7 con la RP41, punto neurálgico de siniestros viales. Con más de dos siniestros por mes y casi 3 víctimas (incluye fallecidos y no fallecidos) mensuales, este sector está 7mo.

Tres nuevos tramos
El lunes último quedaron habilitados 20 km entre el fin de la Variante a Giles – Acceso a Heavy: pertenece al tramo que ocupa el 4to lugar de tramos con mayor siniestralidad mortal de la RN7 en la Provincia de Buenos Aires. Entre 2015 y 2018 hubo 132 siniestros con 16 muertes y 20 km distribuidos en dos tramos de 10 km cada uno. El primero va desde la Curva del Sol en Chacabuco hasta el KM 229 (en este sitio hay un colegio rural a la vera de la ruta y ahora tendrán un puente peatonal para cruzar) y el segundo desde el paraje La Agraria (km 246) hasta la calle Querandíes en Junín: pertenecen al tramo con mayor siniestralidad mortal de la ruta 7 en la provincia de Buenos Aires. Entre 2015 y 2018 hubo 117 siniestros con 23 fallecidos.

COMENTARIOS