DIRECTIVOS Y LOS DESAFÍOS DEL SIGLO XXI

Día del director de escuelas: asumir el compromiso con la educación, sobre todo

Se celebra cada 28 de septiembre, el mismo mes del día del maestro o del profesor, para reivindicar la tarea docente desde la gestión y la organización de los establecimientos educativos.

Tanto como el 11 o el 17 de septiembre, cada 28 de septiembre cuenta para la educación y vaya si no. Ayer se celebró el Día del Director de escuelas, una fecha que reivindica la tarea y el compromiso de quienes ante todo son docentes y hoy se encuentran a cargo de distintas instituciones educativas de distintos niveles.
Graciela Gómez, directora del Jardín de Infantes 904, Analía Gutiérrez, directora de la Escuela Primaria 18 Domingo Faustino Sarmiento, Natalia Larrazabal, directora de la Escuela Secundaria 9 (Ex Normal) y Juliana Tilot vice directora de la Escuela especial 502 tradujeron en palabras la tarea que las motiva y compromete cada día.

Los primeros niveles, los fundacionales
“soy directora porque me mueve el deseo de serlo, porque quiero gestionar y gestionar es, tomando las palabras de Bernardo Blejmar ‘hacer que las cosas sucedan’.
Esa frase maravillosa encierra conceptos como el hacerse cargo, aquí y ahora, con lo que somos, con lo que tenemos, y a partir de ahí afrontar los desafíos”, asegura la directora de nivel inicial Graciela Gómez.
“Los directores tenemos la posibilidad y la obligación de mirar siempre un poquito más allá, de estar atentos, de estar en todo (y quizá en nada). Tenemos la posibilidad y la obligación de trabajar en equipo junto a los docentes de la institución y la comunidad educativa toda para desandar el camino, fijarnos un norte, diseñar el futuro , discutir y acordar hacia dónde vamos. También tomar decisiones y a partir de ahí, comenzar a diseñar las acciones para lograr el objetivo”.
Gómez aseguró: “Hoy estamos convencidos más que nunca del impacto que las emociones tienen en favorecer u obstaculizar el aprendizaje. Los objetivos se logran promoviendo un buen clima de trabajo basado en la confianza, la coherencia, el diálogo, la reflexión y las altas expectativas”.
Por su parte, Analía Gutiérrez, directora de nivel primario destacó el compromiso que conlleva la tarea, especialmente en el siglo XXI.
“Ser directora hoy implica asumir el compromiso de liderar un Proyecto Institucional situado y real, que brinde respuestas a las problemáticas de la escuela y las necesidades de los estudiantes y la comunidad”.
Para Gutiérrez, “es un gran desafío profesional, demanda de la conformación de los equipos de trabajo para generar las mejores propuestas pedagógicas, centradas en la innovación, el mejoramiento de las prácticas de enseñanza y el trabajo articulado con otras instituciones y miembros de la comunidad”.
Sobre el programa de Red de Aprendizaje que se realizó recientemente aseguró: “Nos permitió repensar la cultura escolar, construir una misión y visión institucional y gestionar proyectos de mejora escolar. Soy muy feliz de poder ejercer este rol centrado en las prácticas democráticas e inclusivas”.

Construir escuela
La directora Natalia Larrazabal hizo hincapié en la construcción de una buena escuela como base de la tarea directiva.
“El equipo directivo genera las condiciones para que la enseñanza y aprendizaje tengan lugar, es trabajar en pos de construir una buena escuela, de calidad, inclusiva y que mejore constantemente. Es un desafío grande y muchas veces gratificante”, aseguró.
Lo más importante de desempeñar el rol, según Larrazabal, “es poder crear posibilidades de aprendizaje y participación a los estudiantes, a través de propuestas pedagógicas creativas y tener la mirada puesta en el servicio de la mejora”.
“Haber sido parte del Programa Red de Escuelas de Aprendizaje abrió las puertas al trabajo colaborativo para lograr objetivos común de la escuela, nos permitió desarrollar habilidades para crear las condiciones institucionales para que los procesos de enseñanza y aprendizaje ocurran”.
Juliana Tilot, vice directora de nivel especial destacó que la labor “es quizá muy anhelada pero pocas veces se conoce realmente aquello a lo que se enfrenta quien tras transitar la carrera docente decide capacitarse para enfrentar las instancias hasta llegar a ocupar este rol”.
Para Tilot, la tarea es “ocuparse de que el alumno tenga garantizado el acceso al conocimiento y hoy, en tiempos de inclusión, este es uno de los más grandes desafíos. Esto significa que es quien debe coordinar las acciones para que el docente encuentre las herramientas que necesita para trabajar con cada niño o joven”.
Asimismo destacó la necesidad del trabajo en equipo y la mirada conjunta, el contacto con los padres y la familia.
“Ser Director hoy es nunca dejar de capacitarse. Es estar convencido de que la Educación es el único medio para crecer”.

COMENTARIOS