El relato y la angustia de un pesquero de Agustina

“Hoy nos toca decir, con tremenda tristeza y desazón, que nuestra querida Mar Chiquita se nos está yendo de las manos, que la despreocupación de muchos es el resultado de lo que estamos viendo, que el desinterés de quienes podrían cuidarla y mantenerla nos deja vacíos”, expresaron desde el Pesquero Campo Llovet a través de Facebook. Y agregaron: “Se está secando la laguna y nadie hace nada para evitarlo, no quiero meterme en temas de política ni crear un ambiente malo, lo único que quisiera es que entre todos los vecinos y amigos que amamos esto, hagamos lo que se pueda para buscar alguna solución, el pueblo está en silencio, la laguna nos pide a gritos algún movimiento para salvarla ¿Es para quedarnos en el molde? Ni el nivel de agua se mantiene como reservorio (su función)”.
“Otro tema, ¿hay peces? Sí, hay, de pequeño tamaño, pero sobreviven hasta el momento, cuando el nivel es bajo, el sol calienta demasiado, el viento revuelve el agua y la falta de oxígeno complica todo aún más”, alertaron.
“La naturaleza no está aportando con lluvias, ya no es algo que esté a nuestro alcance, pero si algo puede hacer el ser humano, sería tomar el control de las compuertas”, cerraron.

COMENTARIOS