El agua baja y ya se nota en la costa de La Mar Chiquita.
El agua baja y ya se nota en la costa de La Mar Chiquita.
COMPLICA LA ESCASEZ DE LLUVIAS

Por la sequía, baja el nivel de las lagunas de Junín y se encienden luces de alarma

Hay preocupación de autoridades y vecinos de la localidad de Agustina. Marcelo Balestrasse, secretario de Obras Públicas, afirmó a este diario que “el panorama no es alentador porque hace muchos meses que no llueve”.

La escasez de lluvias no solo afecta los rindes del sector agropecuario sino también los niveles del sistema de lagunas de Junín, en las cuales ya se registra un importante descenso del agua, especialmente en La Mar Chiquita, por lo que hay preocupación de las autoridades y de los vecinos de la localidad de Agustina, que en muchos casos dependen de la pesca o de las actividades vinculadas al turismo.
En diálogo con Democracia, Marcelo Balestrasse, secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Junín, afirmó: “El panorama no es alentador, hace muchos meses que no llueve, y así como hemos tenido excedentes hídricos, hoy es todo lo contrario, estamos muy por debajo de la media anual”.
Y el funcionario agregó: “Hace un mes atrás la dirección de Hidráulica de la Provincia cerró una de las compuertas de Mar Chiquita, y la semana pasada cerró la segunda, según me ha manifestado el propio Sampaolesi (Carlos, de la dirección de Hidráulica bonaerense). Si sigue en bajante, la semana que viene cerrarán la tercera compuerta y seguramente dejarán una abierta porque tampoco pueden secar la Laguna de Gómez”.
“El manejo de las compuertas está interrelacionado y lo tiene la Provincia, que está tomando medidas para que las lagunas que están situadas aguas abajo de la Mar Chiquita tampoco se sequen, porque tiene que haber un equilibrio”, señaló.

Panorama “desalentador”
Según Balestrasse, el panorama es “desalentador” por la falta de lluvias. “Es de público conocimiento que viene bajando la laguna Mar Chiquita. Nos malacostumbramos a mucha agua y estamos entrando en unos meses ya acumulados de sequía y eso hace que salga más de lo que entra”.
Y añadió: “Esperemos que sea una primavera normal, que las lagunas recuperen la altura, el equilibrio de lluvias, porque si no, entramos en la época estival, en la cual hay una termo-evaporación muy grande y las consecuencias pueden ser peores”.
“Por ahora la situación es que todo el sistema está en bajante, obviamente que Hidráulica lo está monitoreando, ya tomó acciones en Mar Chiquita y veremos cómo sigue en los próximos días para tener un panorama más claro”, dijo.

Consecuencias negativas
“Las consecuencias de esta bajante, si se agudiza, pueden repercutir primero en que haya una mayor mortandad de peces por la falta de oxígeno en el agua, bajarán las napas y hay que ver cómo afecta los suelos para los sembrados”, alertó Balestrasse.
Y agregó: “También afecta económicamente, a una población como la de Agustina, que vive tanto de la pesca, no es un buen síntoma, porque hay muchas familias que tienen un sustento a partir de la limpieza de los pescados o alquilan alguna casa o los alquileres de los botes, obviamente va a perjudicar”.

Laguna de Gómez
Con respecto al panorama en la Laguna de Gómez, Balestrasse dijo que “hoy está casi en cota 75,03, prácticamente a 3 o 4 centímetros del vertedero, todavía sigue pasando por arriba, pero si no viene agua, en poco tiempo se va a retraer el agua de la costanera y termina afectando negativamente la parte turística”. “Todavía estamos muy por encima como para hablar de una gran sequía en las lagunas, como para que empecemos a ver el tema de la falta de oxígeno y la mortandad de peces, pero hay que estar atentos a esa tendencia porque si llega el verano sin lluvias va a haber un problema importante. Hoy todavía las lagunas tienen bastante agua, si bien sobre todo en Mar Chiquita, se nota ya el retiro de agua de los bordes en los lugares donde antes estaban totalmente inundados”, afirmó.

COMENTARIOS