El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, ayer, en los estudios de TeleJunín.
El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, ayer, en los estudios de TeleJunín.
LA BATALLA CONTRA EL DELITO

Eugenio Burzaco: “El secuestro de droga es récord”

El secretario de Seguridad de la Nación participó del programa Reporte Especial (TeleJunín) y destacó que gracias al sistema CUFRE se recapturaron 10 mil prófugos, entre los que había asesinos, violadores y secuestradores. Destacó la baja de los homicidios.

¿Cómo funciona el trabajo articulado entre Nación, Provincia y municipios?
- Cuando arrancamos la gestión el ministerio de Seguridad estaba muy enfocado en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, nosotros decidimos quebrar eso y realmente federalizar el ministerio. Una parte de ese trabajo es recorrer el lugar físico y conocer la realidad in situ, hablar con los actores. Así nos encontramos con muchos desbalances, por ejemplo Mar del Plata, una ciudad que tiene un millón de habitantes, tenía solo 100 miembros de las fuerzas federales, y en estos tres años y medio de gestión hemos elevado ese número a 1200 efectivos, llevamos Gendarmería que nunca estaba ahí, y los resultados, con el tiempo, se ven, ya que cuando llegamos había 80 homicidios al año, y en los últimos años hubo 30. Y vamos llegando a ciudades como Junín, nos juntamos con el juzgado federal, con el intendente, con fuerzas vivas, y uno se va llevando una idea más acabada del lugar. Sabemos que los fines de semana la terminal de ómnibus es un lugar crítico, entonces vamos a mandar perros para que detecten droga y estudiamos la posibilidad de colocar un scanner.

- En la terminal se ha detectado droga en varias oportunidades.
- Encontramos cargamentos de droga, detuvimos prófugos, tenemos un sistema que se llama CUFRE, que hace dos semanas atrás llegó a los 10 mil prófugos recuperados, entre los que hay homicidas, violadores, secuestradores. Es muy importante, porque antes nadie buscaba sistemáticamente a los prófugos. Y en la terminal de ómnibus de Junín capturamos dos, uno por delitos sexuales y otro por robo agravado.

- La modalidad que preocupa en la Región es el narcomenudeo, que además es muy difícil de combatir.
- Sí, porque cualquier investigación lleva como mínimo seis u ocho meses, requiere infiltrar una persona o filmar, o hacer una entrega encubierta. Al comienzo de la gestión hicimos hincapié en los grandes cargamentos y hoy estamos con récord en decomiso de cocaína, marihuana, metanfetaminas, y este último año y medio hemos acompañado mucho a la provincia de Buenos Aires en el tema del narcomenudeo, porque también notamos que al vecino lo que más le molesta es esa situación de venta al menudeo en el barrio, en la puerta de la escuela, así que empezamos a derrumbar búnkeres y la Provincia lleva más de 200 búnkeres derribados y muchos de esos lugares, que a veces son icónicos, los transformamos en espacios de acción social, tratamos de darle un sentido estratégico, porque esa reconversión es un mensaje para los narcos, es como decir ‘acá está el Estado y vino a quedarse’.

- En la Provincia hubo una baja de los homicidios.
- Los homicidios bajaron en todo el país, tenemos 800 homicidios menos que cuando llegamos a la gestión. Esto marca un descenso de los delitos violentos, que es lo que más nos preocupaba, porque es el que más miedo le genera al ciudadano.

- ¿Qué responsabilidad tiene la Justicia en el problema de la reincidencia?
- Soy un convencido, además estudié en otros países, de que el delito violento lo comete un número muy acotado de personas, entonces yo siempre les pido encarecidamente a los jueces que hagan justicia, que si una persona ya se profugó y lo vuelven a dejar en libertad, es muy frustrante, porque sabemos que se va a volver a profugar y otra vez vamos a tener que ir a buscarlo. Después cuando esa persona comete un homicidio, ¿quién responde por eso? ¿Quién se hacer cargo de la responsabilidad? Mi conclusión después de estos cuatro años de gestión es que no es la mayoría de los jueces, es una minoría, pero los hay, hay gente que se para en posiciones ideológicas extremas, de un lado y de otro, y eso no ayuda a hacer justicia. La ciudadanía pide eso, sobre todo en los delitos violentos, que si una persona ejerce violencia contra otra, sea castigada. También hay un proyecto de reforma del Código Penal que es muy importante, donde las penas menores no son de prisión, que también es importante, porque nosotros tenemos que enviar a prisión a la gente que es realmente violenta, que es reincidente, que es complicada, y trabajar tempranamente para evitar que empeoren las conductas, que es lo que se usa hoy en todo el mundo. Y apuntar a penas efectivas, a veces es mejor que una persona que se mandó una macana, hizo un hurto, trabaje para reparar el daño, que tengamos un seguimiento, más que matarlo en la cárcel, donde por ahí el tipo que hacía hurtos sale siendo un ladrón a mano armada.

COMENTARIOS