Escuela Secundaria “Domingo Faustino Sarmiento”.
Escuela Secundaria “Domingo Faustino Sarmiento”.
MAÑANA

Abre inscripción para la tercera cohorte de la Escuela Secundaria de la Unnoba

El establecimiento educativo tiene jornada extendida, ya que de lunes a viernes los estudiantes están de 7.30 a 16.30, por lo que desayunan y almuerzan en la institución. “La convivencia resulta un factor fundamental”, afirmó Juliana D´Andrea, coordinadora.

Mañana abre la inscripción para una tercera cohorte de la Escuela Secundaria de la Unnoba y un tercer sorteo dirá quiénes ingresarán al establecimiento, que hoy cuenta con 120 estudiantes (dos comisiones de primer año y dos comisiones de segundo).
Para inscribirse hay que completar el formulario en la Web secundaria.unnoba.edu.ar y luego presentarlo, junto al resto de la documentación, en la sede de la Escuela (Pringles y Newbery), en el horario de 10 a 14.
La inscripción estará abierta hasta el viernes 11 de octubre.

Jornada extendida
En la Escuela Secundaria de la Unnoba la jornada es extendida, ya que de lunes a viernes los estudiantes están de 7.30 a 16.30. En ese marco, desayunan y almuerzan en la institución con un menú diseñado por una profesional en función de las necesidades nutricionales propias de la edad, y también teniendo en cuenta exámenes de salud. A la jornada también se le suman dos colaciones. Este servicio de comedor se garantiza mediante el “Sistema Solidario de Aportes y Beneficios” que está compuesto por dos tipos de aportes: el aporte institucional y el aporte familiar. Al momento de la confirmación de la vacante, las familias suscriben una carta compromiso, y aquellas que lo necesitan solicitan un beneficio de eximición del 50 o el 100% del aporte familiar.
Al ser una gran cantidad de horas, sumadas a las jornadas y talleres que se realizan los días sábados, la convivencia resulta un factor fundamental sin el cual no sería posible avanzar en terreno sólido. En este sentido Juliana D’Andrea, coordinadora académica, afirma: “Pensamos que la convivencia es un elemento central de la Escuela así como también una instancia de aprendizaje más. La convivencia no se trata simplemente de cumplir normas. Transmitimos la importancia de construir democráticamente, los acuerdos de convivencia con la participación de todos los actores de la comunidad escolar y para pensar la escuela en términos colectivos”.
En este sentido, la convivencia implica pensar la escuela como un lugar donde se escucha, donde se piensa al estudiante como un sujeto de derecho. Y en esto coinciden todos los docentes, se intenta que el cumplimiento de las pautas sea por convicción, por asumir que son las normas que benefician a todos y no algo antojadizo. Aquí también coinciden con otras escuelas del nivel medio, en la tendencia generalizada a implicar a los alumnos en ciertas decisiones, con la certeza de que cualquier situación social necesita reglas, y la convicción es la mejor forma de hacer realidad la convivencia.
Abordar las situaciones problemáticas desde lo que significa la adolescencia en sí, su particularidad emocional, es lo específico para cualquier escuela secundaria. Para ello hay estrategias y modos: “También tenemos que partir desde lo afectivo, que es algo que tiene la dimensión de la convivencia para, desde ahí, trabajar lo pedagógico”, reflexionan desde la Escuela.

COMENTARIOS