UN PEDIDO QUE SE REPETÍA DESDE HACÍA AÑOS

La Celeste: Satisfacción por la extensión del asfalto

Se pavimentaron catorce cuadras, cinco de ellas en la calle San Lorenzo, una arteria que traía grandes dificultades a los vecinos los días de lluvia. Solicitan que se haga un trabajo similar en Payán. También se completaron los servicios de agua y cloacas, y se comenzó con un proceso de recambio de luminarias.

Después de mucho tiempo, el barrio La Celeste se ve diferente. Hacía años que se venía reclamando por el asfalto de determinadas calles, principalmente San Lorenzo, y esto se hizo hace algunos meses. Además, se está llevando a cabo un importante plan de reconversión de luminarias y se llevó los servicios básicos a todos los rincones.
Es por ello que desde la sociedad de fomento destacan el trabajo que se viene realizando en los últimos meses. “El barrio está mejor”, afirma el presidente de la entidad, Ariel Tejedor.
No obstante, todavía hay tareas pendientes que esperan que puedan lograrse en el futuro.

Las calles
Delimitado por las vías del ferrocarril, la calle Chile, la avenida Pastor Bauman y la Ruta Nacional 188, La Celeste es un vecindario que en su geografía cuenta con más de cien hectáreas y hasta hace un tiempo tenía solamente diez cuadras con asfalto. Hasta que se extendió la pavimentación a otras catorce: dos de Batilana, dos en Arquímedes, dos más en Ángel María de Rosa, cinco en San Lorenzo y tres en Chile.

San Lorenzo era intransitable. A los chicos que viven allí no les ponían faltas en la escuela los días de lluvia porque era imposible salir. Ariel Tejedor. Presidente de la Soc. de Fomento.

Tejedor cuenta que este era un pedido de hacía años, principalmente sobre San Lorenzo: “Entre Arquímedes y Colombia era una calle intransitable, cuando llovía no se podía pasar con nada. Por la caída, el agua buscaba su lugar y caía por ahí, la rompía de tal manera que no se podía transitar. Llegó un momento que a los chicos que viven allí no les ponían las faltas en la escuela los días de lluvia porque sabían que era imposible que llegaran”.
Pero con la obra de asfaltado este tema quedó solucionado. Sin embargo, aún quedan muchas calles de tierra. “Vamos de apoco, no podemos pedir que se haga todo y en este sector hacía mucho que no se hacía una obra de tal magnitud”, asevera el presidente de la sociedad de fomento. Y luego agrega que, si se pudiera, necesitarían que “se anille” con asfalto la zona de las instituciones educativas del barrio: “Está pavimentado Arquímedes, pero quisiéramos que también se pueda asfaltar Payán desde allí hasta Pastor Bauman, porque a la Escuela 21 vienen muchísimos chicos de los barrios Municipal, Progreso, Unión, San Jorge, y salen por ese lugar y los días de lluvia es muy difícil transitar por esa calle”.

Infraestructura
En esta zona también se terminó de extender las redes de agua y cloacas, por lo que todo el vecindario está cubierto con estos servicios.
En cuanto al gas natural, desde la sociedad de fomento aseveran que muchos residentes quieren acceder a la prestación, pero para eso deben esperar hasta que Grupo Servicios Junín autorice la extensión de la red y la incorporación de nuevas conexiones.
Finalmente, el alumbrado público es otro servicio sobre el que hay importantes novedades: “Ahora están colocando postes con pescante, van a poner tres por cuadra desde Pastor Bauman hasta Chile, y desde Camino del resero a Intendente de la Sota. Es algo que hacía mucha falta, porque cuanto más iluminado está el barrio, más seguridad tenemos. Eso ya se está haciendo, la mayoría de las cuadras tiene sus postes y solo faltaría conectarlas”.

Seguridad y tránsito
El dirigente fomentista está convencido de que una mejor iluminación redunda en más seguridad. No obstante, asevera que no hay mayores inconvenientes en esta materia: “Son pocos los hechos que hay en La Celeste. Al tener el destacamento de la Policía Local en Pastor Bauman, los efectivos están continuamente pasando, y con eso solo ya es suficiente para que, el que quiere hacer algo malo, se cuide”.
Finalmente, el tránsito es uno de los temas que preocupa a los lugareños, sobre todo por ser éste un sector cruzado por una avenida tan importante como Intendente de la Sota. “Tenemos los problemas de todos los barrios –señala Tejedor–, el tema pasa, principalmente, por una falta de educación. En de la Sota tenemos semáforos, reductores de velocidad, tenemos todo pero nadie respeta nada”.

COMENTARIOS