Desde julio, las máquinas trabajan en la transformación de ruta segura, entre Junín y Vedia.
Desde julio, las máquinas trabajan en la transformación de ruta segura, entre Junín y Vedia.
BAJO EL SISTEMA DE PARTICIPACIÓN PÚBLICO PRIVADO (PPP)

Desembolsan 400 millones de dólares para obras viales en la Ruta Nacional 7

Entre las principales tareas, se encuentra la transformación de ruta segura entre Junín y el límite con San Luis (421 km), que comenzó en julio; la autopista en la travesía urbana juninense y la variante de 23 kilómetros en La Picasa. Pertenecen al Corredor C.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, a través de la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC), aprobó la liberación de 400 millones de dólares para financiar obras viales en Corredor Vial C, más precisamente en la Ruta Nacional 7, una carretera comercial esencial para la economía del país.
Se trata de 770 kilómetros de autopistas y obras viales en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Cordoba y Mendoza, que se ejecutan a través del sistema de Participación Público Privada (PPP). Con estos fondos se ejecutarán más del 80 % de las inversiones previstas.
Entre las principales obras, se encuentra la transformación de ruta segura entre Junín y el límite con San Luis (421 km), que comenzó en julio; la autopista en la travesía urbana juninense y la variante de 23 kilómetros en La Picasa.
David Bohigian, presidente interino y director ejecutivo de OPIC, realizó el anuncio durante una visita a Argentina liderada por la hija y asesora presidencial de Donald Trump, Ivanka Trump.
“Autopistas y rutas seguras que apoyan el comercio son vitales para una economía más saludable en Argentina”, afirmó Bohigian, y agregó: “Los fondos de OPIC brindarán apoyo para mejorar las condiciones de transitabilidad de este corredor fundamental, aumentando las oportunidades de comercio y mejorando las condiciones viales”.
El primer tramo que está en ejecución consiste en la adaptación de 46 kilómetros de la calzada, entre nuestra ciudad y Vedia, donde se encuentra instalado el obrador, una de las regiones más fértiles y productivas de todo el país.
La característica más sobresaliente de la ruta segura es la incorporación de un tercer carril de sobrepaso en determinados sectores para hacer más confortable, previsible y seguro el recorrido.
Esta modalidad, además, contempla una calzada de 7,30 metros de ancho -más amplia que las carreteras convencionales-, banquinas pavimentadas en todo el trayecto y asfalto modificado para mayor adherencia y evitar efectos como el spray y aquaplaning.
El proyecto es ejecutado por Vial Andes 7, empresa encargada de la administración y desarrollo de las obras en uno de los seis nuevos corredores viales licitados por el Gobierno Nacional bajo el PPP.
Además, el CVC (Consorcio José Cartellone Construcciones Civiles SA) contempla la construcción la variante de 6 kilómetros en la localidad de Desaguadero y otra ruta segura desde Luján de Cuyo a Potrerillos. La RN 33, desde Gral. Villegas hasta Rufino, se convertirá también en ruta segura a lo largo de 102 kilómetros.
“Con estas obras sumamos seguridad vial para quienes viajan en nuestras rutas, en especial la Ruta 7 que es una ruta de la muerte, y se genera empleo para construir infraestructura de calidad y bajar los costos logísticos que permiten el crecimiento de las economías de todas las regiones. Este es el camino que elegimos con el presidente Macri y con este nuevo financiamiento continuamos en ese rumbo, que es mejorar la calidad de vida de todos los argentinos”, dijo Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.
Según el Gobierno, este programa permitirá generar más de 3000 puestos de trabajo de forma directa e indirecta, además de contribuir al desarrollo regional reduciendo costos de transporte y ofrecer mejores condiciones de circulación a los usuarios, mejorando así la seguridad vial.
“Si bien en materia de calidad de infraestructura se ubica en el lugar 106 de 137 países, y en el lugar 96 en materia de calidad vial, el Proyecto mejorará las condiciones de transitabilidad”, destacó el organismo de Estados Unidos.

Autopista Luján - Junín
Cabe recordar que la RN7 ya cuenta con 39 kilómetros inaugurados de autopista entre Luján y San Andrés de Giles donde se encuentra habilitado el bypass, trabajos pertenecientes al proyecto de 196 kilómetros impulsado por Vialidad Nacional.
Además aseguraron que las labores continúan con normalidad y que hacia fin de año se habilitarán dos nuevos tramos, uno en el sector Chacabuco-Junín y el restante, desde Heavy hasta San Andrés de Giles donde se conecta con la variante, ubicada entre los kilómetros 98 y 106.
Juan Carlos Minchilli, referente de los Vecinos Autoconvocados, en diálogo con Democracia, destacó que en los dos tramos activos (Giles – Areco; Chacabuco-Junín) se está trabajando bien y se mantienen las expectativas.
Asimismo, sostuvo, es probable que a fin de año se logre licitar nuevamente el proyecto de la Variante de Chacabuco, que consta de 23 kilómetros.
El ministro, Dietrich aseguró que “la Ruta 7 en gran parte va a estar lista el año que viene, y solo va a quedar sin iniciar el tramo entre Areco y Chacabuco”, que no estaba comprendido en el proyecto inicial del año 1969 y tuvo que ser planeado desde cero.

COMENTARIOS