El área de trigo sembrada superan un 4,9% a la de 2018.
El área de trigo sembrada superan un 4,9% a la de 2018.
UN 4,9% MAYOR A LA DE 2018

Aseguran que la siembra de trigo es la más alta de los últimos 20 años

La superficie sembrada de trigo asciende a 6,6 millones de hectáreas. Según indicó Rosana Franco, de la Federación Agraria, esperan agua que beneficie los cultivos.

Según un informe del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, se conocieron estimaciones de siembra y producción para la campaña de trigo que aseguran es la más grande de los últimos 20 años.
De acuerdo a los datos consignados, la superficie sembrada de trigo asciende a 6,6 millones de hectáreas, y resulta un 4,9% mayor a la del año anterior.
Tal como lo estima la Bolsa de Cereales, del mismo modo, la producción podría ubicarse en 19 millones de toneladas.
Según destacó Rosana Franco, presidente de la Federación Agraria, efectivamente “se sembró mucho. Es la mayor siembra de los últimos 20 años”.
Asimismo, si bien en términos generales el cultivo se desarrolla sin mayores inconvenientes, aseguran que en muchas zonas aguardan la llegada de algunas lluvias para beneficiar los cultivos.
En ese sentido Franco aseguró que “el estado del trigo está bueno pero con necesidad de agua. Estamos teniendo una sequía invernal como hace muchos años que no pasaba”.

Expectativas récord
Tras la sequía del ciclo agrícola pasado que llevó a la pérdida de unos 30 millones de toneladas de granos, la cosecha 2018/2019 cerró con 141,5 millones de toneladas, un nivel récord, por lo que se estima que la exportación dejaría divisas por US$ 25.500 millones, según la Bolsa de Comercio de Rosario.
De acuerdo al relevamiento, para el nuevo ciclo la producción podría alcanzar, con 37,5 millones de hectáreas, 135,6 millones de toneladas. Se trata de una merma apenas por encima del 4% sobre el ciclo 18/19.
De las 141,5 millones de toneladas actuales, 115 millones corresponden a granos gruesos (soja y maíz principalmente) y 25 millones de toneladas a granos finos (trigo y cebada), mientras que las restantes 1,5 millones de toneladas proceden de otros granos.

COMENTARIOS