Briolotti en el seminario dictado en Chengdu, Sichuan.
Briolotti en el seminario dictado en Chengdu, Sichuan.
REALIZA SEMINARIOS Y RECORRE POBLACIONES QUE UTILIZAN EL GAS PROVENIENTE DE RESIDUOS ORGÁNICOS

Un juninense y funcionario provincial está recorriendo China, capacitándose en biogás

Se trata de Mariano Briolotti, director de Promoción de la Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia bonaerense. Esta semana participó de un seminario “para transformarnos en promotores oficiales de esa energía renovable en la Argentina”, dijo.

El juninense y director de Promoción de la Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia de la provincia de Buenos Aires, Mariano Briolotti se encuentra recorriendo China donde fue invitado por el Gobierno de ese país para participar de un Seminario de Formación “para transformarnos en promotores oficiales de biogás en la Argentina”, explicó a Democracia.
Los chinos “crearon el Instituto de Investigación de Biogás en el año 1979 con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población rural (cosa que por supuesto lograron)”, explicó el diseñador industrial recibido en la UNLP.

Hoy hay más de 40 millones de biodigestores funcionando en ese país asiático, donde están trasmitiendo el éxito de su experiencia a 29 técnicos y funcionarios de toda la Argentina, para que puedan imitarlos e incorporarlos. “Tengo la fortuna de ser uno de ellos, y me enorgullece poder compartir la experiencia en el marco de esta cultura maravillosa”, admitió el profesor de la Unnoba.
Esta semana. Briolotti recorrió el Centro de Biotransformación y Reciclaje de Residuos Orgánicos dependiente del Instituto de Biología de Chengdú, “donde conocimos el funcionamiento de un biodigestor y pudimos comprobar la utilización del biogás en la cocina, la iluminación y la particular olla arrocera que se utiliza en esta región”, expresó.
“Es un país extraordinario, la cultura es muy diferente y en esta ciudad la gente vive muy bien”, subrayó a este diario. Le queda una semana más por delante en territorio asiático, donde seguirá cultivándose sobre energías renovables.

COMENTARIOS