Emma, la beba socia de Sarmiento desde la panza, y de Boca a la semana de nacer
ADN FUTBOLERO, CON APENAS UN MES DE VIDA

Emma, la beba socia de Sarmiento desde la panza, y de Boca a la semana de nacer

Su papá es hincha del Verde y la inscribió en el club a la semana 39 del embarazo. Su mamá, fanática de los xeneizes hizo lo propio apenas nació y planea llevarla a conocer la Bombonera.

Con apenas un mes y diez días de vida, Emma es una beba con una simpática historia futbolera detrás, o mejor dicho, de aquí en adelante cuando tenga que decidirse por uno de los clubes de los que –aunque no lo sepa-, ya es socia: Sarmiento de Junín o Boca Juniors.
Es que Emma es hija de Andrés Avendaño y Eliana Blanco, un juninense fanático del Verde y una joven de Parque Patricios, que profesa el mismo fanatismo pero por los xeneizes y desde que supieron de la llegada de su beba, emprendieron la carrera por ver quién la inscribía primero en el club de sus amores.


“Yo soy fanático de Sarmiento, mi familia también y mi esposa es fanática de Boca, al igual que toda su familia”, cuenta Andrés, el papá de Emma, en diálogo con Democracia.
“Desde que Emma estaba en la panza se empezó a tironear por Boca, por Sarmiento. Cada uno pensaba cómo hacerla de Boca o de Sarmiento y la primera batalla fue la de hacerla socia”, relata el joven con gracia.
Es que más allá de la “disputa” él y su esposa aseguran que viven el fútbol como lo que es: “Un juego, algo lindo”.
Eliana es hincha de Boca desde que nació, al igual que sus padres, su hermano y su abuelo de 88 años, que siguen al Club a todas partes.
“Somos de ir a la cancha, de no perdernos un partido y vemos juntos los partidos de visitante. Nos encanta”, asegura.
Desde la panza
Como socia, Eliana podría inscribir a Emma a la semana de nacida como socia también, por lo que Andrés tuvo que actuar antes.
“Tenía una semana para que pudiera ser socia de Sarmiento y la única opción que tuve fue inscribirla antes de que naciera porque después de nacer la iban a hacer socia de Boca enseguida”, cuenta el padre con sabor a triunfo. Y con el carnet del Verde, que muestra la imagen de la ecografía de Emma.
“Fue la primera batalla que gané, a la semana 39 de embarazo. Le pedí a un amigo en Junín que la hiciera socia. Y la foto de la ecografía muestra que primero fue socia de Sarmiento y eso tiene que quedar bien en claro”, dice entre risas.
“Me ganó de mano Andrés, haciéndola socia desde la panza”, acepta su esposa, pero aclara: “Ella nació el 8 y el 10 ya tenía su carnet de hincha de Boca”. De hecho, ella junto al abuelo se encargaron de que varias radios de Boca le dieran la bienvenida como “la nueva bostera” pero Andrés corrige: “Tarde, porque ya era socia de Sarmiento. Igual ahora la venganza es que la va a llevar a la cancha de Boca con los jugadores”, se lamenta.

Sin rencores
Para Eliana, no hay dudas de que Emma va a elegir a Boca. Para Andrés, Sarmiento es la mejor opción.
Pero lo cierto es que más allá de los fanatismos, ambos padres destacan que se trata de una competencia sana y de ver al fútbol como lo que es: un deporte, un juego.
“Yo he ido a la cancha de Sarmiento con Andrés y he visto el ascenso de la B Metro a la B Nacional con él, y lo disfrutamos realmente, juntos”, cuenta la joven.
Según Andrés: “Uno quiere que sea lo que sea. Aunque yo tire para que sea de Sarmiento, es un fanatismo sano y más que nada para disfrutar el fútbol. Nuestras familias son muy futboleras pero lo hacemos desde un sentido sano. Es un juego hermoso, nada más”.
Pero la última palabra en todo esto la tendrá sin dudas la pequeña Emma, cuando decida qué camiseta vestir y qué goles festejar. Si pesa el ADN familiar y le gusta el fútbol, claro está.

COMENTARIOS