Comenzó el juicio por la muerte de la mujer embarazada y su hija de dos años

Valeria Moravito y Clara Martínez fallecieron el 2 de septiembre de 2016 tras ser embestidas por un conductor alcoholizado. Declararon los testigos del siniestro y aseguraron que el imputado intentó darse a la fuga.

Esta mañana arrancó el Juicio Oral y Público en los Tribunales de Junín por la muerte de Valeria Moravito -embarazada de siete meses- y su hija Clara, de dos años. El hecho ocurrió hace casi tres años, cuando el conductor alcoholizado, Abel Lucero, embistió con su camioneta al auto en el que circulaban la mujer y su hija, quienes iban a su casa, ubicada en la localidad de Arribeños, partido de General Arenales.

En diálogo con TeleJunín, Hugo Martínez, esposo y padre de las víctimas, dijo: “Este siniestro vial ocurrió el 2 de septiembre de 2016 sobre la Ruta 65, alrededor de las 20, donde un conductor alcoholizado impactó contra el auto de mi señora embarazada de 32 semanas y con mi hija. La pericia de alcoholemia le dio 1,6 de alcohol en sangre”.

"Es una tragedia y un momento que no se lo deseo a nadie. Esto es un sufrimiento y una angustia terrible de estos casi tres años. Tanto Valeria como mis dos hijas no se merecían este final. No puede quedar impune porque es un acto de irresponsabilidad, ya que el conductor alcoholizado le ha faltado el respeto a su familia, a mi familia, a su trabajo -porque andaba en la camioneta de trabajo- y a mí, que estoy destrozado desde ese día", señaló.
“Yo me quedé solo y a los siete meses de ocurrido el accidente, mi mamá de 72 años falleció de un paro cardíaco. Creo que mi madre no soportó la tragedia ocurrida, lo que también fue otro golpe para mí. Quiero justicia y que no quede impune. Confío en el Tribunal y que va a tener condena que es lo que más deseo”, subrayó.

Esta mañana, testigos en el lugar declararon que, al momento del hecho, el conductor Abel Lucero intentó darse a la fuga argumentando que "se encontraba trabajando y no tenía nada que ver con lo sucedido".

COMENTARIOS