Cultivarte, una de las tiendas que en nuestra ciudad ofrece productos para una alimentación consciente.
Cultivarte, una de las tiendas que en nuestra ciudad ofrece productos para una alimentación consciente.
ELECCIÓN DE VIDA

La alimentación vegana suma cada vez más adeptos en búsqueda de evitar la crueldad animal

Se basa exclusivamente en la ingesta de alimentos de origen vegetal sin excepciones de ningún tipo. Además, sustenta una defensa férrea del medioambiente. Los “reemplazos” ayudan a que quienes optan por el veganismo encuentren los nutrientes necesarios en alimentos.

En los últimos años, cada vez más personas se vuelcan al veganismo y con ello, se amplían las opciones para los que eligen consumir productos que no generan sufrimiento animal.
Incluso como elección de vida, el veganismo puede ir mucho más allá de la alimentación y abarcar una completa filosofía de vida que incluye vestimenta y cosméticos libres de cualquier tipo de crueldad animal, entre otras.
“Me di cuenta de que los animales son seres sintientes, son capaces de sentir, de amar. Y los humanos no necesitamos sus productos para subsistir”, dice Agostina Molleyri Illescas quien desde un año se volcó por completo al veganismo.
La dieta vegana se basa exclusivamente en la ingesta de alimentos de origen vegetal, sin excepciones de ningún tipo.
Y más allá de los cuestionamientos que puede recibir en muchos casos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca la importancia de los hábitos saludables en el vegetarianismo y veganismo, para casos de pandemias de enfermedades crónicas no transmisibles, como diabetes, hipertensión y algunos cánceres.
Además, un informe reciente de la ONU indicó que para que el planeta siga siendo sostenible se debe dejar de consumir animales.
“Vi documentales donde se mostraba la tortura innecesaria por la que pasan los animales básicamente para estar en nuestros platos. A partir de ahí decidí no comer más productos de origen animal como leche, huevos, carnes, pescados, y demás”, relata Agostina, de 22 años.
Lo cierto es que la tendencia crece y en su mayoría la decisión de ser vegano conforma un nuevo formato de vida donde no hay lugar para el sufrimiento animal.

Cuestión ética
Diego Canulli tiene 38 años y también es vegano, además tiene un comercio Veganópolis, en Pergamino, exclusivamente dedicado a la venta de productos para veganos.
“Actualmente se consumen mucho las leches vegetales a base de almendras, de castañas de cajú, soja. El reemplazo de queso crema, duro, semi duro, cheddar, muzzarella. También se consume mucho lo que es embutido, la imitación del jamón cocido, chorizos, morcillas, salchichas”, contó en diálogo con Democracia sobre lo que más consumen los veganos.
“Por lo general, el que va a un local vegano busca el reemplazo, porque el 90% de la gente que deja de consumir animales no es porque no le gusta el sabor que tiene sino por una cuestión ética. Entonces es difícil dejar de añorar el sabor de la carne, la salchicha, los quesos. Hoy hay reemplazos para todos los alimentos y los precios son iguales o menores a los productos de origen animal”.

Elección de vida
Para Agostina ser vegana es una decisión que implica dos cuestiones: “Aparte de estar en contra de la explotación animal para el consumo humano, me di cuenta de algo muy importante como es el medioambiente. Soy vegana también por el medio ambiente ya que la industria ganadera es una de las principales responsables del cambio climático”.
Generalmente consume hamburguesas, milanesas de soja, tofu, tartas, pizzas, tacos y muchas verduras, frutas y legumbres.
Consultada sobre las opciones en los restaurantes y lugares de comidas aseguró que “en algunos lugares hay opciones veganas, en otros no, pero siempre vas a encontrar papas fritas o ensaladas. No te excluye, socialmente, siempre algo hay”.
Diego entiende que de hecho el veganismo va en aumento “y es una tendencia que no va a tener retroceso porque para quienes lo hacen por una cuestión ética, no hay vuelta atrás. Además tiene que ver con una cuestión de perpetuidad de la especie: si queremos sobrevivir como especie humana en el planeta, tenemos que si o si dejar de comer animales”, y agregó que “un comunicado de la ONU dice que la única forma de que el planeta siga siendo sostenible es dejar de consumir animales”.
Agostina destacó que es importante aclarar: “La gente cree que llevando una dieta vegana no adquirís los nutrientes suficientes para vivir, pero no es así. Podés adquirir todos los nutrientes de las plantas. La única vitamina que no se puede adquirir es la B12 que hay que suplementarla pero después, llevando una dieta equilibrada, se puede vivir normalmente”.

COMENTARIOS