CASI 3 MIL YA ESTÁN HABILITADOS EN LA CIUDAD

Juninenses que votan por primera vez: expectativas y un nuevo aprendizaje

Democracia entrevistó a cinco jóvenes que emitirán su voto el próximo 11 de agosto en las elecciones primarias, quienes destacaron las sensaciones que les genera ser parte del acto cívico y por qué deciden hacerlo.

En Junín, 2.887 jóvenes de entre 16 y 18 años votarán por primera vez, cifra que representa el 3,6% del padrón municipal de 79.639 personas.
Es el caso de Joaquín Ballerini, Soledad Belossi, Santiago Tuñón, Trinidad Fantino y Michel Empedocle, cinco adolescentes de 16, 17 y 18 años de nuestra ciudad que votarán por primera vez el próximo 11 de agosto, cuando se realicen las elecciones primarias y aunque para la mayoría de ellos no es obligatorio, deciden hacerlo haciendo uso de su derecho, a conciencia.

Voto de los jóvenes
Soledad Belossi tiene 17 años, es alumna del colegio Marianista y vota en Roca.
“El año pasado debería haber votado pero no lo decidí porque no me gusta para nada la política”, cuenta.
“Este año sí voy a votar. Tengo que buscar en cada partido, ver las propuestas ambientalistas porque me interesan y todavía no encontré ninguna. Voy a seguir buscando”, asegura y aclara: “Voy a votar a conciencia, no votar por votar”.
Joaquín tiene 16 y va a la escuela Técnica N°1 (Industrial). Si bien confiesa que no tiene demasiado interés en la política, asegura: “Sí sé que es importante el voto de los jóvenes. Es una ayuda para elegir lo correcto, que los jóvenes tengan bien claro a quién votar y tengan en claro lo que cada uno propone”.
“Es importante el voto y creo que todos deberían hacerlo. Yo voy a votar aunque no sea obligatorio”, asegura el joven, que si bien ha leído proyectos, considera que aún le falta interiorizarse más con las propuestas.
Otro de los jóvenes consultados es Michel Empedocle. Tiene 17 años, es alumno de la escuela Técnica N°2 y cumple los 18 poco antes de las elecciones del 11 de agosto.
“Muchas ganas de votar no tengo, pero se que hay multa si no lo hago”, confiesa, pero más allá de eso entiende que su derecho es importante.
“Sé que mi voto va a servir para algo y lo voy a hacer. También a conciencia”.

Un acto de responsabilidad
Con 18 años, Trinidad Fantino comenzó a cursar el CBC en Bragado este año. Si bien estuvo habilitada a votar en 2017 no se consideró preparada.
“Podría haber votado a los 16, pero creo que ahora tengo una idea más formada. Me pude informar más, porque creo que votar es una responsabilidad y por eso es importante, porque es responsabilidad de todos los ciudadanos”, asegura.
“Me parece muy valioso ejercer nuestro derecho, como lo es el de votar. Mi expectativa es que se cumplan las promesas de campaña que hoy dice cada partido”.
La situación de Santiago Tuñón es diferente a la de los demás jóvenes, ya que debió realizar el reclamo para figurar en el padrón.
“Espero votar, hice un reclamo porque no figuraba y quiero votar”, explica convencido el joven alumno de la escuela San Jorge.
“La primera razón es porque después de tanto tiempo de lucha para recuperar la democracia me parece necesario impulsarla. Al mismo tiempo, si uno quiere dar a conocer sus propias decisiones y necesidades, se deben hacer respetar a través del voto, que es la forma que tenemos para que nos representen”.
Asimismo agregó: “Me parece un momento lindo para poder aprender. El momento en que los que deciden por nosotros nos piden nuestro voto para decidir quién va a ser electo, el próximo dirigente”.
Santiago asegura: “Me gusta la política y siempre busqué información, aunque sí tengo algunas dudas sobre los candidatos”.

La escuela, clave
Todos los jóvenes consultados coinciden en la importancia de la escuela a la hora de preparar e informarlos sobre el proceso.
“Hay cosas que tal vez uno no tiene claro porque no se informa. Pero creo que sí, la escuela es importante”, asegura Joaquín.
Para Soledad fue de gran utilidad un debate que se realizó en su escuela.
“Hicimos un debate sobre votar a los 16 y hubo chicos a favor, otros no. Hay chicos a quienes les interesa la política y está bueno que sea opcional. A nosotros nos sirvió mucho”, asegura.
Sobre la edad para votar que consideran conveniente, Santiago y Trinidad coinciden en que “no hay una buena edad para votar”, porque en muchos casos “hay gente que no quiere votar a los 50 años”.
Trinidad y Michel piensan que la escuela debería involucrarse más.
“Especialmente la materia de Ciudadanía”, dice Michel.
Para Joaquín, “a veces hay cosas que te explican pero no te orientan en lo que es la política”.
Por su parte, Santiago piensa que “faltaría conocer las propuestas políticas, que se las explique porque algunas no se entienden o son difíciles de encontrar. No explicar tanto el proceso de cómo votar sino más sobre cómo elegir”.

Más de 500 mil adolescentes
En la provincia de Buenos Aires son un total de 538.551 los adolescentes de esa edad que emitirán su primer sufragio y representan el 4,3% del electorado bonaerense de 12.515.631 de ciudadanos nativos y nacionalizados.
Al padrón electoral bonaerense, además, hay que agregarle aproximadamente 700 mil electores extranjeros, habilitados para votar categorías provinciales y municipales desde los 18 años.
En 2017, cuando se realizaron elecciones parlamentarias, la participación de este segmento en la Provincia fue del 56%.
Este año, por ejemplo, podrán votar: 189.866 de estos jóvenes en la Primera Sección bonaerense, lo que representa un 4,3% del padrón, 22.985 en la Segunda (3,8%), 202.696 en la Tercera (4,6%), 19.476 en la Cuarta (3,8%), 46.461 en la Quinta (3,9%), 23.798 en la Sexta (3,8%), 10.623 en la Séptima (3,9%) y 22.646 en la Octava (4,1%).

Capacitación
La Subsecretaría de Asuntos Parlamentarios y Electorales trabajó junto con otros organismos a nivel provincial y nacional en la capacitación de los jóvenes electores y se realizaron jornadas en escuelas secundarias de la Provincia y fue distribuido material informativo para cubrir sus dudas.
“Es importante que los jóvenes a partir de 16 años hagan valer su derecho de elegir a sus representantes, consagrado en la legislación electoral. Desde el Estado Provincial impulsamos iniciativas de formación ciudadana para que el ejercicio de ese derecho se de en un marco amplio, plural y democrático para que los jóvenes decidan con autonomía”, dijo Manuel Terrádez, subsecretario de Asuntos Parlamentarios y Electorales.
La ley nacional 26.774 y la provincial 14.456, que rigen desde 2012, habilitan que los jóvenes a partir de los 16 años puedan votar (siempre que estén registrados en el padrón) en las elecciones de orden nacional y en las provinciales y municipales.
Estos adolescentes están incluidos en el mismo régimen que los mayores de 70 años, es decir, el voto es obligatorio pero en caso de abstención no son considerados infractores.
El gobierno bonaerense impulsó para estas elecciones un sistema de mailing con material de capacitación de voto joven destinado a autoridades de escuelas y docentes para que trabajen temáticas relacionadas en las aulas. Para esto, se consideró a los 874.024 alumnos de entre 12 y 17 años de las escuelas bonaerenses.

COMENTARIOS