Villegas, el primer distrito de la Cuarta Sección en incorporar médicos venezolanos a sus pueblos.
Villegas, el primer distrito de la Cuarta Sección en incorporar médicos venezolanos a sus pueblos.
MIGRACIÓN Y NUEVAS OPORTUNIDADES

Cada vez más médicos venezolanos llegan a la Región para radicarse en los pueblos

Mientras que en su país de origen cobran entre tres y seis dólares por mes para ejercer la profesión, en las localidades pequeñas de Argentina reciben el mismo salario que los profesionales de la salud que trabajan en los hospitales públicos y promedia los 70 mil pesos.

Argentina cuenta, actualmente, con alrededor de 300 mil migrantes venezolanos, se trata de la migración más importante que atravesó nuestro país luego de la de fines de 1800 y principios de 1900, en concordancia con las guerras mundiales, pero esta tiene una particularidad y la hace distinta: todos llegan desde un solo país, Venezuela, en busca de nuevas oportunidades.
Si bien Argentina no tiene con Venezuela un convenio de reciprocidad, hay un decreto que firmó la OEA (Organización de Estados Americanos) en febrero de 2018, donde instaba a los Estados miembros a recibir esa migración forzada y tratar de darles las mismas garantías que se les dan a sus habitantes. Así, entraron los venezolanos que hoy cuentan con los mismos derechos y obligaciones que un ciudadano común, también, dentro de migraciones, se conformó una comisión especial que busca redireccionar esa mano de obra, ya que el 70% está altamente calificado. Por ese motivo, por ejemplo, muchos ingenieros en petróleo, llegaron al país y se fueron a Vaca Muerta.
Los médicos venezolanos, en su país de origen, ganan entre tres y seis dólares por mes para ejercer la profesión, lo que significa entre 200 y 300 pesos argentinos. En Argentina, al radicarse en localidades pequeñas y habitar las casas que, por lo general, se encuentran junto a las salas de primeros auxilios, pasan a ganar entre 70 y 80 mil pesos, lo mismo que un médico que ejerce en un hospital público.
En diálogo con Democracia, Vanesa Zuccari, diputada provincial, contó de qué manera se trabajó para facilitar la llegada de los médicos venezolanos a nuestra Región y señaló que “algunos municipios también les cubren los servicios básicos como la luz, gas e Internet, sin contar todo lo que la gente del pueblo les lleva: el médico que llegó a Las Toscas, partido de Lincoln, llegó con su mujer en un colectivo, con cuatro bolsos y nada más, en la casa se encontraron con que tenían mesa, sillas, cama, un televisor y hasta comida en la heladera”.
El primer pedido de médicos fue para Villegas que, hoy por hoy, tiene cinco en los pueblos. Luego se puso en contacto con Zuccari el Dr. Sala, intendente de Carlos Tejedor, ellos hoy tienen tres: una médica que está en el hospital de la ciudad cabecera, otro está en Timote y otro en Colonia Seré. Hace pocos días salió la segunda convalidación para Chivilcoy, hay dos médicos en Coronel Mom, partido de Alberti; cuatro en Trenque Lauquen, uno en Las Toscas, partido de Lincoln, y hay pedidos de los municipios de Bragado, General Viamonte, Lincoln y Florentino Ameghino.
“Esto no solamente incluye a la Cuarta Sección, también le hemos dado la posibilidad a San Cayetano, Pellegrini, Carhué y Villarino, por lo que, actualmente, son 34 médicos que se establecieron en los municipios de la provincia de Buenos Aires bajo este sistema que empezamos a llevar adelante con el Círculo de Legisladores de la Nación y de la Asociación de Médicos Venezolanos en Argentina”.

Cómo surgió la iniciativa
En noviembre de 2018, Vanesa Zuccari recibió un mensaje de Whatsapp por parte de la dirigente radical Cristina Guevara, quien fue diputada nacional por la UCR y, actualmente, se desempeña como secretaria de la comisión del Círculo de Legisladores de la Nación, una institución creada por ley que depende del Congreso de la Nación. Allí llegó una funcionaria de la OEA junto con el presidente de la Asociación de Médicos Venezolanos en Argentina para ofrecer sus servicios, ellos informaron que había médicos interesados en ejercer la profesión en Argentina. A partir de esto, Cristina Guevara compartió la información y ofreció el contacto para avanzar.
“Yo soy conocedora de la realidad, porque me he criado en una zona donde la problemática de los médicos siempre fue una constante”, dijo Vanesa Zuccari a Democracia y agregó que “entonces me puse en contacto con Cristina Guevara y le manifesté la intención de poder trabajar en el tema; esa misma semana viajé a Villegas, donde el intendente había tenido un pedido de interpelación por la falta de médicos en el hospital y le conté de esta posibilidad de tener médicos venezolanos en el distrito, y así arrancó todo”.
La diputada radical Zuccari asegura que “se conjugan dos necesidades: la de ellos, de trabajar en aquello para lo que estudiaron, y la necesidad nuestra de tener médicos en los pueblos; acá no hay ningún tipo de competencia desleal porque, en realidad, un médico venezolano cobra lo mismo que cualquier médico de nuestros hospitales o salas de primeros auxilios y no vienen a establecerse a las ciudades sino a lugares donde el derecho humano fundamental de la salud no está cubierto”.

Consultada respecto de las experiencias que comparten los médicos al radicarse en las localidades, Zuccari apuntó que “ellos manifiestan estar muy cómodos, contentos, la gente de los pueblos los atienden muy bien, les ofrecen todo lo que tienen, porque cuando un médico llega a un pueblo lo ubican en una condición de semi Dios; además, en su último año de la carrera de Medicina, para poder recibirse, tienen que establecerse en una zona rural y entonces están acostumbrados a estar en lugares alejados a los centros urbanos; además, manifiestan que en Argentina son libres, que tienen esa libertad que el gobierno de Maduro les ha quitado”.
En cuanto a los títulos de grado, se hace una entrevista en el Círculo de Médicos Venezolanos, allí va el secretario de Salud del Municipio, indica qué tipo de profesional está buscando, la Asociación hace un listado con lo que ellos cuentan y el municipio hace las entrevistas a los médicos, en base a esas entrevistas, hacen el pedido al Ministerio de Educación de la Nación y ahí se hace la convalidación de títulos, se fijan si es acorde y, si eso sucede, se les da la habilitación. Cuando el médico llega al distrito, ya se inscribe dentro del Círculo Médico.
Respecto de la falta de médicos argentinos que ocupen esos puestos, Vanesa Zuccari señaló que “de acuerdo a los informes que hacen las universidades, en Argentina siempre se recibe la misma cantidad de médicos, al menos en los últimos diez años, entonces no tiene que ver con que haya menos médicos, pero tal vez tiene que ver con muchos eligen una especialidad y, para ejercerla, hay que tener determinada cantidad de pacientes, y si se vive en una comunidad pequeña, eso se ve limitado; además, no todo el mundo está dispuesto a vivir en una comunidad pequeña”.

COMENTARIOS