El puma en la pampa.
El puma en la pampa.
INVESTIGACIÓN DE LA UNNOBA

Explican las causas de la reaparición del puma en las pampas bonaereses

“El abandono del campo por parte de los criadores ganaderos dejó disponible lugares” que hoy ronda el puma, según lo infiere la doctora Gabriela Fernández, investigadora y docente de la Unnoba, en este tema, que ya había sido mencionado en diario Democracia, hace un año atrás.

En los últimos años, en la zona de la pampa bonaerense se ha observado la aparición de pumas, tanto sea por cazadores furtivos como por productores agropecuarios.
La doctora Gabriela Fernández dirige un proyecto de investigación en la Unnoba sobre este tema y cuenta que este animal tiene una distribución muy amplia: desde el sur de Argentina hasta América del Norte.
La profesional es doctora en Ciencias por el Programa de Posgrado en Genética y Biología Molecular de la Universidad Federal do Rio Grande do Sul (UFRGS), por lo cual su investigación excede nuestra región y apunta a caracterizar genéticamente a los diferentes linajes de pumas que hay en Argentina para poder compararlos con lo que se encuentren en la provincia de Buenos Aires. Esto permitirá conocer el origen de los animales que están “recolonizando” esta zona pampeana.
Al ser consultada por la publicación especializada El Universitario, de la Unnoba, la especialista señala que el puma es una especie “generalista” porque se alimenta de una variada gama de presas (silvestres y domésticas), y se adapta a una gran variedad de climas y condiciones, inclusive en ambientes antropizados, que son los que están muy modificados por el hombre.
“Se podría decir que hay un puma propio de esta zona, el que se creía que estaba prácticamente extinto en ciertas áreas de la provincia de Buenos Aires –explica la doctora Fernández– pero que en los últimos años empezó a observarse un aumento considerablemente del tamaño de sus poblaciones”.
La investigadora y docente de la Unnoba señala que el puma “es un animal poco estudiado, principalmente en su parte genética, por creerse a priori que no se encuentra amenazado”. Esto se debe en parte a su amplia distribución geográfica, ya que uno de los criterios clave para los organismos que evalúan el estado de conservación de las especies es su área de distribución: si ésta es grande, no está amenazado, pero sí puede estarlo si ésta es restringida.
“Como consecuencia del reemplazo de actividades ganaderas por agrícolas en la región, el puma comenzó a ser menos cazado”, asegura.
Desde la Universidad estudian sus características genéticas con la meta de apuntar a la preservación.

El puma
El Universitario y también diario Democracia, han referido la reaparición del puma por la zona, concretamente en Chacabuco, General Pinto y Ameghino.
“El regreso de un grande: después de más de 50 años, el puma volvió a la pampa húmeda”, rezaba el título de Democracia, el 8 de julio de 2018.
El diario mencionaba que hacía medio siglo que no se avistaban en la región, ya que fueron cazados furtivamente y tienen una baja reproducción.
Últimamente, las redes sociales se hicieron eco de la noticia que daba cuenta de que un funcionario de Chacabuco subió a las redes sociales imágenes de un ejemplar que había faenado luego de que fuera atropellado por un camión. También cuando la policía de Germania (partido de General Pinto) halló un puma muerto, ahorcado con su propia cuerda, puesto que había sido atado a una planta en una finca.
Luego de la causa iniciada por el primer hecho y del acta de infracción labrada por la Jefatura Comunal pintense en el segundo, los restos de ambos animales fueron trasladados a la Unnoba, una vez realizados los trámites legales correspondientes, para que puedan ser utilizados en un proyecto de investigación que lleva a cabo la Universidad y que tiene a estos mamíferos como objeto de estudio.
“Se podría decir que hay un puma propio de esta zona, el que se creía que estaba prácticamente extinto en ciertas áreas de la provincia”, reza la publicación de El Universitario.

COMENTARIOS