CAMPAÑA DORADA

El trigo promete altos rindes y aseguran que aumentó la superficie sembrada

Las proyecciones de la Bolsa de Cereales y especialistas muestran que el cultivo va rumbo a una temporada con registros únicos en la provincia. El presidente de la Sociedad Rural de Rojas, Alberto del Solar Dorrego dijo que "hay altas posibilidades de que sea un año récord".

Con un aumento de la superficie sembrada y encaminado hacia una cosecha récord, el trigo vive uno de sus mejores años. Además, porque desde el sector destacan que el cultivo volvió a ser “federal”, ya que en los últimos tres años en muchas provincias se volvió a sembrar este cereal insignia del campo argentino.
Las proyecciones de la Bolsa de Cereales y especialistas del sector muestran que el cultivo va rumbo a una temporada con registros únicos y la provincia de Buenos Aires, la mayor productora del país, incrementó un 18% su área sembrada, aunque en algunas zonas esa mejora llega al 160% de la cantidad de hectáreas cultivadas.
Democracia dialogó con Alberto del Solar Dorrego, presidente de la Sociedad Rural de Rojas, Nicolás Bonello, de la firma Agrodirecto y al productor Javier Siñeriz quienes dieron su opinión sobre la esperada cosecha dorada.

Mayor superficie sembrada
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) estimó que la campaña crecerá 8,4% respecto del ciclo anterior y alcanzará un récord de 20,6 millones de toneladas.
Con respecto al área sembrada de trigo en todo el territorio nacional, creció un 48%, al comparar el promedio de superficie cultivada de las últimas tres campañas, contra el promedio de las primeras siete de la década, según datos de la secretaría de Agroindustria de la Nación, que conduce Luis Miguel Etchevehere.
En la provincia de Buenos Aires, la superficie del cultivo creció 18%, por debajo del promedio nacional porque el sur bonaerense mantuvo estable el área implantada por las pocas alternativas al trigo. Sin embargo, hay regiones dentro del territorio bonaerense que duplicaron y más la superficie, como es el caso del norte (Pergamino, Rojas, Salto y Arrecifes), donde creció 159,8% en promedio, durante el período analizado.
Desde la Sociedad Rural de Rojas, Alberto Del Solar Dorrego aseguró que “se ven muchos lotes sembrados, ya prácticamente Rojas y zonas aledañas están en la fecha límite”.
Para los lotes ya sembrados, destacó que “la lluvia que cayó en la zona de entre 18 y 50 milímetros, con un promedio de 23 viene bien para una muy buena germinación. Se ha sembrado con buena tecnología, con bastante cantidad de fertilizante. Hay altas posibilidades de que sea un año récord en cosecha de trigo”.
En consonancia con las estimaciones oficiales, Del Solar Dorrego aseguró que “hay más lotes sembrados que el año pasado. También se ven cultivos de cobertura, donde hubo rastrojos de maíz se ha sembrado avena arriba, se llama cultivos de servicio que es justamente para mantener el suelo cubierto”.
Aún así, más allá de las buenas expectativas remarcó que “todo tiene que ver con cómo venga el año, el clima”.

Buenas expectativas
Nicolás Bonello, de Agrodirecto aseguró que es prematuro hablar de cosecha récord.
“En el sudeste de la provincia, donde está el grueso de la siembra de trigo, estaba complicado por el factor climático. Los ciclos largos no los pudieron sembrar y estaban esperando para sembrar ciclos cortos. Lo que ya está sembrado viene bien pero es muy pronto para hablar de cosecha récord. Se puede hablar de superficies sembradas récord pero de cosecha aún no”, estimó.
Respecto de la mayor superficie de siembra, Bonello destacó que “el precio internacional del trigo es tentador y se junta con que vino una campaña pasada de trigo soja que fue favorable y acompañaron los rindes”.
“Por eso podemos hablar de superficies pero es prematuro hablar de cosecha récord. Hay que ver cómo acompaña el clima”.
Por su parte, el productor Javier Siñeriz aseguró que “las estimaciones sobre superficie son mayores que las del año pasado que fueron realmente muy importantes”, y las razones, según Siñeriz, son claras: “El productor hace números y siembra lo que más conviene”.
Si bien asegura que “las expectativas son buenas, de siembra, los precios no son tan buenos como el año pasado pero todavía falta para la cosecha. Va a haber un área sembrada muy importante pero los rindes, hasta que no se coseche, no tenés manera de hacer estimación”, concluyó.

COMENTARIOS